sistemas de seguridad (ADAS)

Las instituciones europeas se han marcado para 2050 reducir a cero las muertes en carretera. El objetivo en materia de seguridad vial es evitar 25.000 muertes y 140.000 heridos graves en los siguientes 15 años; una meta que ya han logrado ciudades como Oslo y Helsinki, demostrando que lejos de parecer una utopía, es totalmente posible.

Bajo el pretexto de evadir la incidencia del factor humano, la cual es la principal causa de los accidentes de tráfico, a partir del 6 de julio de 2022 todos los coches homologados en Europa tendrán que llevar de série 8 sistemas de seguridad (ADAS).

Estas medidas se aplicarán a los vehículos nuevos a la venta y no afectará a los coches en circulación. Por su parte, los vehículos en venta en los concesionarios dispondrán de un año para adaptarse a la normativa, aunque muchos de ellos ya cuentan con algunos sistemas de seguridad equipados.

¿Qué son los sistemas ADAS? 

Los sistemas ADAS, de las siglas en inglés de Advanced Driver Assistance Systems, son unos sistemas avanzados de ayuda a la conducción que permiten mejorar la seguridad tanto de los ocupantes del vehículo como de los usuarios de la vía. 

Esta tecnología es realmente eficaz para prevenir accidentes, ya que facilita la conducción, y en el peor de los casos, permite mitigar sus efectos gracias a la capacidad de tomar el control del vehículo bajo ciertas circunstancias. 

¿Cuáles son los sistemas de seguridad (ADAS) obligatorios en los coches nuevos?

Una vez explicado qué son los sistemas ADAS, es momento de conocer en profundidad la nueva normativa: estos son los sistemas de seguridad (ADAS) que llevarán los coches nuevos desde hoy:

  1. Asistente de Velocidad Inteligente (ISA)

Un sistema inteligente para asegurar que se respetan los límites de velocidad en carretera. Este sistema va más allá del control de crucero que ya incorporan algunos vehículos: el sistema lee los límites de velocidad de las señales y adapta la velocidad del coche a la permitida en la vía.

  1. Cámara trasera con Detección de Tráfico Cruzado

Se activa cuando el conductor da marcha atrás, como por ejemplo, cuando sale de un aparcamiento. Algunos coches ya incorporan este sistema en la actualidad para facilitar la maniobra; la diferencia es que detecta el movimiento, es decir, si se aproxima una persona o un vehículo emite una señal acústica para avisar al conductor.

  1. Alerta de Cambio Involuntario de Carril (LDW)

Una de las causas más habituales de los accidentes de tráfico es la invasión del carril contrario: este sistema incorpora una alerta en forma de sonido o vibración que notificará al conductor de que está perdiendo la trayectoria.

  1. Detector de Fatiga y Somnolencia

El sistema avisa al conductor cuando lleva más de dos horas conduciendo sin descanso o cuando detecta fatiga, es decir, si percibe movimientos bruscos o poco habituales. En este caso, emite una señal luminosa para indicar que toca parar y descansar.

  1. Sistema de Frenada de Emergencia BAS y EBA

Este sistema, también conocido como BAS, del inglés Brake Assist System, o EBA, Electronic Brake Assist, permite reducir el riesgo de choque trasero cuando se produce una frenada repentina del vehículo y no hay tiempo de reacción.

Gracias a sus sensores, detecta si se está apretando el pedal de freno con suficiente intensidad para activar la frenada automática hasta que se levante el pie del pedal.

sistemas de seguridad coches
  1. Bloqueo del vehículo con alcoholímetro

Este sistema incorpora un alcoholímetro, de forma que si el conductor sobrepasa la tasa de alcohol, bloquea el vehículo e impide que se ponga en marcha

Por ahora, la Unión Europea no obligará a ponerlo en marcha, ya que cada país tiene su propia regulación; aún así, obliga a preinstalar el sistema.

  1. Caja negra (EDR)

De la misma forma que los aviones, la caja negra recogerá los datos de los 30 segundos anteriores y de los 5 segundos posteriores al accidente de tráfico para determinar las causas del siniestro. Este sistema incorpora un microchip ubicado bajo el asiento del conductor.

La caja negra registrará parámetros como la velocidad, la posición del volante, el frenado, los airbags o los sistemas de seguridad, entre otros, para determinar las causas del accidente; y a la vez facilitará al fabricante de forma anónima los datos para saber si ha fallado algún mecanismo o sistema de seguridad.

  1. Alerta de cinturón en los asientos traseros

Esta tecnología es obligatoria desde el 2014 en los asientos delanteros; ahora, también lo es en los asientos traseros

El sistema emite una alerta acústica en caso de que los pasajeros no lleven abrochado el cinturón de seguridad.

Una apuesta por la seguridad vial

Con la incorporación de los sistemas de seguridad (ADAS), creemos que se evitarán los fallecimientos y heridos en las carreteras gracias a la eficiencia de esta tecnología: según datos de la DGT, los sistemas ADAS permiten reducir el riesgo de accidente en un 57%.

Desde Grupo Reclama, abogamos por una conducción responsable y celebramos la implementación de estas medidas de prevención y seguridad al volante para evitar accidentes mortales y lograr el objetivo de 0 muertes en carretera para 2050.