Abogado especializado en negligencias médicas en Ripollet

¿Has sido víctima de una negligencia médica?

Reclama la indemnización por negligencia médica

Los asuntos relacionados con la medicina se ubican dentro de los más delicados por su naturaleza. Si tú o un familiar habéis sido víctimas de una negligencia médica en Ripollet tenéis todo el derecho de tramitar una indemnización.

Quizá te estés preguntando cómo hacerlo y por dónde iniciar, originar. No le des más vueltas al asunto porque trataremos de esclarecer todas las hesitaciones que puedas tener. Quédate en esta web para estar al tanto de cómo recibir ayuda en caso de una negligencia médica.

Siempre conseguimos la máxima indemnización

EL ESTUDIO DEL CASO ES 100% GRATUITO

¿Qué es una negligencia médica?

Antes de proceder con todos los trámites legales necesarios es necesario explicar bien qué son las negligencias médicas.

Se entiende por negligencia médica todo accionar médico mal realizado, por cualquiera que sea la causa. El hecho entra en la responsabilidad del médico de turno, el cirujano o incluso del personal de enfermería en cuestión. 

Otro acto de negligencia médica sería por ejemplo un diagnóstico mal hecho. Comprendiendo que un doliente mal diagnosticado implicaría un mal tratamiento con medicamentos que no requiere y otras complicaciones.

A manera de resumen se puede definir que una negligencia médica es el conjunto de hechos y/o prácticas por parte del personal de salud realizadas sin tener en cuenta los estándares de calidad convencionales, lo que puede acabar en una lesión en la persona intervenida.

Ejemplos de negligencias médicas para quienes buscan abogados con experiencia en estos casos en Ripollet

Los abogados especialistas en negligencias médicas en Ripollet? o cualquier otra ciudad deben estar calificados para participar en cualquier acto de estas características. Sin embargo, su éxito dependerá también de qué tan difícil sea el caso en cuestión.

Para que te hagas una idea concreta de a qué clase de acontecimientos nos referimos, te dejamos una lista de ejemplos a continuación.

01.

Fallecimiento en sala de operaciones por cirugía sencilla

Implica fallecimiento del paciente en una intervención quirúrgica que no debería haber provocado riesgo. En este caso el abogado especialista deberá realizar las debidas averiguaciones para mostrar que efectivamente se trata de una negligencia médica.

02.

Cirugía equívoca

Al igual que en el punto de antes, el médico negligente tiene toda la responsabilidad. En este caso, la muerte es resultado de una intervención quirúrgica en un lugar equivocado o practicada de manera indebida.

03.

Uso indebido de material médico

Cualquier uso innecesario del material a la hora de tratar al paciente. En este se adjunta el uso de instrumentos en mal estado o defectuosos. El abogado en este caso debe emitir una orden de cateo para revisar el estado de dicho instrumental.

04.

Omisión de las debidas pautas de procedimiento médico

Se trata de cualquier omisión en el proceso de evaluar y tratar al paciente. Para probar esto el abogado debe acceder al historial clínico e informes del doliente para establecer la causa.

05.

Errores en el seguimiento del embarazo

Este se relaciona con cualquier fallo que pueda presentarse en el seguimiento en el embarazo. Se define como error la omisión de una pauta o un mal diagnóstico.

En este caso también se toma cualquier factor que pueda ser dañino para la salud del bebe y/o de la madre. Desde una punción lumbar mal realizada hasta un diagnóstico falso del feto.

Abogados especialistas en negligencias médicas en Ripollet

Una vez ocurrida la negligencia se requiere un abogado con experiencia para defender tu caso (o el de tu familiar).

Cabe tener presente que debe ser un abogado especializado en negligencias médicas y lesiones, pues este sabrá cómo abordar correctamente la situación.

¿Es tan importante un abogado con experiencia en negligencias médicas?

Si bien todos los letrados deben estar capacitados para tratar cualquier caso, lo mejor es acudir a uno con experiencia en el asunto.

Para poder llevar tu caso se procede a demandar al responsable del siniestro. En esta demanda se estipula que se produjo un daño a raíz de una mala praxis por su parte. Y un letrado experto en este terreno debe ser tu principal opción.

Este tiene que tener un profundo y riguroso conocimiento médico. No sólo para defender tu caso, sino también para aconsejarte cuándo puedes y de qué manera reclamar. Entre estos conocimientos entra el saber del tipo de perjuicios y manejo del lenguaje clínico.

Ventajas de elegir abogados expertos en negligencias médicas en Ripollet

Escoger un abogado experto en negligencias médicas en Ripollet no sólo te garantiza un caso seguro, sino una asesoría impecable. Éstos, al ser su área de mayor conocimiento, poseen todas los recursos para defender tu caso. De este modo sólo debes preocuparte por tu rápida recuperación.

Este no sólo hará valer tus derechos en función de las lesiones ocasionadas, sino tramitará de forma correcta tu merecida indemnización. Está en toda la obligación de velar por tu entereza física, emocional y financiera.

Abogados para reclamaciones médicas en Ripollet

La Constitución Española es bastante precisa con respecto al derecho a la salud y a la vida. 

En caso de promover querellas médicas tienes todas las de ganar, sin embargo se requiere un abogado experimentado.

Para hacer dicha reclamación el abogado debe indagar en tu historia clínica. Dicha historia debe empezar desde que ingresaste al centro de salud hasta que fuiste dado de alta.

En el historial deben estar adjuntos los informes del médico de turno y establecer la conexión entre la lesión y su negligencia.

Abogados para demandar hospitales

Si bien es evidente que la negligencia sucede tanto por responsabilidad del personal sanitario como de los instrumentos usados, ambos se encuentran dentro del hospital, pero no siempre el organismo se hace responsable de la negligencia.

Tu letrado debe conocer de principio a fin el caso para valorar si toca la posibilidad de demandar al hospital.

En cambio, si el doctor no está en nómina del hospital y obra dentro de éste, el hospital queda libre de responsabilidad. Como condición también destaca si un profesional actúa bajo supervisión de otro doctor. En este caso la culpa recae en el médico supervisor y no en el hospital.

¿TIENES ALGUNA DUDA?

Contacta con el equipo

Somos expertos en indemnizaciones por accidente

Grupo Reclama – Abogados accidentes de tráfico
Teléfono: 93 545 13 58
admin@gruporeclama.com

¿Dónde estamos?
Via Augusta 125
08006 Barcelona (España)

SI LO PREFIERES

Te llamamos nosotros

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Cuando se prueba omisión y/o sustitución de los síntomas presentados en el paciente. 

Además, se establece como equivocación de diagnóstico la receta de tratamientos farmacológicos contraindicados o que le afecten de forma negativa.

En el otro caso, el médico debe ser consciente las alergias que tiene y los medicamentos que el paciente no soporta. Si incluso conociendo esto le es proporcionado al paciente dicho fármaco, la culpa es del médico.

La importancia del perito calificado entra en el momento que se requiere una justificación de las lesiones.

Este se encomendará de la evaluación a fondo para dictaminar si lo que ocasionó dichas lesiones fue en definitiva la <b>negligencia médica</b>. Esta valoración tiene dos propósitos:

Uno es evitar el lucro por parte del demandante de no ser certero lo que se demanda. Por otra parte, se hace para amparar la integridad del médico si se impugna la negligencia.

El perito, al igual que el abogado, se servirá de los informes médicos para realizar la evaluación. Este debe estudiar dichos informes en a fondo para hacer una conexión entre la lesión y la praxis.

El primer caso sería por deceso y el segundo en caso de que la víctima sobreviva pero presente lesiones y/o secuelas.

En el primer ejemplo, como se explicó detalladamente arriba, los parientes directos del fallecido tienen derecho al cobro de la indemnización. Aquí el baremo marca un grupo familiar específico para evitar el lucro de algún pariente.

En el segundo caso seguramente seas tú la víctima. De ser así tienes derecho al cobro si se demuestra que el daño o lesión es fruto de la negligencia.

Para esto aclaramos las distintas formas:

Entrega en efectivo: Este caso suele hacerse particularmente cuando ocurre la muerte de la víctima. Se debe hacer un pago único con el monto total de los gastos fúnebres. Al mismo tiempo debe entrar aquí la cantidad que toca a cada familiar.

Por prestación de servicio: Obedece a los días y gastos que tengas en la lesión por negligencia médica. En esta se estipula todo gasto que deba pagarse en tu evaluación y recuperación óptima. Así como el posible seguimiento en caso de sufrir secuelas por la negligencia.

Es aquí donde entra en juego la importancia de un abogado experto en negligencias médicas en Ripollet.

La ley asigna que todos los médicos deben estar suscritos a una entidad aseguradora. Ya sea por sus propios medios o por su colegio de médicos.

Este decreto tiene el objetivo de obligar al médico a responder dinerariamente por cualquier error por su praxis que genere lesiones. De esta manera, el personal médico se ve en la obligación de asumir todos los costes del paciente lesionado.

Sin embargo, el doctor no es el único que puede verse afectado a la hora de una denuncia. El centro sanitario, privado o público, también tiene la obligación de responder al afectado en caso de lesiones ocasionadas.

En este segundo caso se establece como condición que se pruebe que dicho daño es por negligencia de la institución. Entre estas negligencias sobresalen infecciones en el establecimiento, equipos e material dañados y la omisión de pruebas para ahorrar costos.

En estos casos, se ven responsabilizados a pagar la indemnización por deber axiológico y filosófico. Además, el disfrute de la salud es un derecho constitucional, de modo que atentar contra él es motivo de sanción.

El pago de las indemnizaciones por negligencia médica no es un lucro, como se suele ver con frecuencia.

Esta debe realizarse no sólo por las molestias causadas o por pagar las curas correspondientes, sino por ser una condición humanista. Al hacer daño, deliberado o no, a otro individuo debe demostrarse dicha acción. Sólo que en este caso se hace de forma monetaria.

Si eres víctima de negligencia médica o conoces a alguien que lo sea, debes saber que no estás en busca de limosna. La indemnización es tanto un derecho como un deber, y tú y tu abogado debéis hacerlo valer.

La correcta asesoría, el perito imparcial y experto y el conocimiento de tus derechos marca una diferencia para este procedimiento. Este conjunto es primordial para no dejar que tus derechos sean omitidos.