La importancia del atestado policial en casos de accidentes de tráfico

En situaciones de accidentes de tráfico, el parte amistoso es la vía común, pero cuando las partes no se ponen de acuerdo, es imprescindible contar con el apoyo de los cuerpos de seguridad y poder obtener un atestado policial. Este documento, elaborado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, despliega información crucial para las aseguradoras y facilita la resolución de casos. 

En Grupo Reclama somos expertos en indemnizaciones por accidentes de tráfico. Por eso, entendemos que es crucial para ti y para los tuyos conocer todos los detalles de cuál es el funcionamiento de un atestado policial. Así, tus derechos y seguridad estarán protegidos. 

¿Qué es un atestado policial?

La Dirección General de Tráfico (DGT) lo define como un documento oficial que registra las diligencias realizadas por la policía para averiguar un hecho delictivo o un accidente en la vía pública.

Los accidentes sin daños ni lesiones graves pueden resolverse con un parte amistoso si las partes están de acuerdo. Pese a ello, en ciertas ocasiones, a pesar de que algunas lesiones pueden considerarse menores, la emisión de un atestado puede ser crucial. Las complicaciones que pueden surgir días o semanas después del accidente hacen que este documento sea esencial ya que ofrecerá una base sólida en caso de problemas médicos futuros, asegurando que todas las eventualidades estén debidamente registradas.

Pese a ello, en accidentes de tráfico con lesiones graves o fallecidos, las fuerzas de seguridad están obligadas a elaborar un atestado, proporcionando una narrativa documentada de los hechos. 

Funciones del atestado policial

La elaboración de un atestado policial desempeña un papel crucial en la gestión de accidentes de tráfico, brindando una documentación detallada de los acontecimientos. Este documento cumple diversas funciones esenciales:  

1. Registro de hechos. 

El atestado detalla minuciosamente la fecha, hora, lugar y circunstancias del accidente, proporcionando información detallada sobre los vehículos involucrados, conductores y posibles testigos. Este registro es esencial para establecer una narrativa precisa de los eventos. 

Además de la información básica como fecha, hora y ubicación, el atestado va más allá, incorporando elementos cruciales que enriquecen la narrativa y ofrecen un contexto más completo. Para ello, la colaboración entre partes involucradas, testigos y autoridades es clave para asegurar la precisión del atestado. La transparencia y cooperación son elementos fundamentales para una documentación fidedigna:

Algunos puntos clave

  • Detalles como la lluvia, nieve, niebla o cualquier otro fenómeno meteorológico, son esenciales para comprender cómo las condiciones climáticas podrían haber afectado la visibilidad, la adherencia al pavimento y otros factores que contribuyen a los accidentes de tráfico.
  • Factores como la presencia de baches, obras viales, señales de tráfico dañadas o falta de señalización adecuada se incluyen en el informe. 
  • La presencia y visibilidad de señales de tráfico, semáforos, pasos de peatones y otros elementos viales son minuciosamente registrados para entender el entorno vial en el que se desarrolló el accidente y si el cumplimiento de las normas de tráfico fue adecuado.
  • El atestado policial busca identificar factores contribuyentes al accidente como fallas en los frenos o neumáticos desgastados. La presencia de distracciones, como el uso de dispositivos móviles, también se registra.
  • Los testimonios y declaraciones de los conductores, pasajeros y posibles testigos son parte integral del atestado. Los relatos de las personas involucradas brindan perspectivas únicas sobre lo sucedido y ayudan a establecer una secuencia de eventos. 
  • El atestado incluye información detallada sobre los vehículos involucrados en el accidente. Números de matrícula, marcas, modelos y cualquier modificación o daño preexistente son registrados. Fotografías de los vehículos también pueden formar parte del informe para respaldar visualmente la descripción.

La privacidad y los derechos de las personas involucradas son esenciales en la elaboración de un atestado. Las autoridades deben garantizar el respeto de estos derechos mientras recopilan información necesaria para el informe, equilibrando la necesidad de documentación con la protección de la integridad y privacidad de los individuos implicados.

2. Identificación de responsabilidades. 

Una función crucial del atestado es determinar quién es responsable del accidente. Se recopilan pruebas como inspección ocular del lugar del accidente, fotografías, testimonios, informes técnicos, etc., para respaldar la investigación y establecer responsabilidades legales.

3. Apoyo en decisiones judiciales. 

El atestado policial actúa como evidencia en procesos judiciales. Si se abre un caso legal, este documento se presenta como base para las decisiones judiciales, influyendo en la responsabilidad asignada a las partes involucradas.

4. Facilitación de reclamaciones. 

Las aseguradoras solicitan el atestado para tramitar reclamaciones de daños y perjuicios. Este documento proporciona a las compañías de seguros la información necesaria para evaluar la magnitud de los daños y determinar responsabilidades, facilitando el proceso de reclamación.

5. Prevención de futuros accidentes. 

El atestado no solo se centra en el incidente actual, sino que también cumple una función preventiva. Identifica patrones y tendencias en accidentes de tráfico, permitiendo a las autoridades tomar medidas preventivas, como instalar señales de advertencia o semáforos en lugares propensos a colisiones.

¿Cómo pedir un atestado policial?

Solicitar un atestado policial puede ser un proceso crucial. A continuación, se detallan tres vías para obtener este documento esencial. Con estas opciones, se busca facilitar el acceso al atestado policial, pieza fundamental en la resolución de conflictos y reclamaciones derivadas de accidentes de tráfico.

1. Solicitar el atestado a los cuerpos de seguridad

Identificando el número del atestado o bien los datos de los intervinientes y la fecha del accidente, es posible personarse en la comisaría del cuerpo de seguridad que ha intervenido en el accidente y solicitar el atestado. Para la obtención del mismo se deberán abonar tasas de gestión que pueden ascender hasta los 120€

2. Solicitar el atestado en el Juzgado

Dependiendo del cuerpo de seguridad que emita el atestado y de la población, el atestado será remitido en el Juzgado. En ese caso, es posible personarse en el procedimiento penal y solicitar copia de las actuaciones, entre esas actuaciones deberá constar el atestado.

3. A través de una aseguradora.

Aunque algunas aseguradoras puedan resistirse, están legalmente obligadas a proporcionar el atestado. Es importante conocer este derecho y solicitar el documento a través de la compañía de seguros correspondiente.

Como hemos visto, un atestado policial es un instrumento fundamental que afecta a diversas facetas de la gestión post accidente. Comprender su importancia, conocer el proceso para obtenerlo y estar al tanto de sus implicaciones legales y éticas son aspectos esenciales para todos los conductores y peatones.

Mantenerse informado y preparado puede marcar la diferencia en la resolución efectiva y justa de casos relacionados con accidentes de tráfico. Siempre se recomienda buscar asesoramiento legal en casos complejos. Por eso, desde Grupo Reclama te tendemos la mano para ayudarte en estos momentos difíciles para ti o para los tuyos. 

Nuestros abogados expertos en accidentes de tráfico, te ayudarán y se asegurarán de conseguir toda la indemnización que te mereces. Ponte en contacto hoy mismo con nosotros y te resolveremos todas las dudas respecto al atestado policial.

Scroll al inicio