El estado de las vías es un importante factor de riesgo a tener en cuenta por los conductores. El mal estado del pavimento o las irregularidades, defectos, socavones incluso una señalización deficiente o elementos temporales que hayan sido olvidados en la vía, pueden ser fácilmente causa de un accidente.

Desde Grupo Reclama sabemos de su importancia y por ello hoy queremos profundizar un poco más en este tema y guiarte a través del proceso a seguir para interponer una reclamación, en el caso de que hayas sufrido un percance a causa de circunstancias similares.

La indemnización por accidente

La constitución española recoge en su artículo 106 la base legal para las reclamaciones a propósito de los accidentes en vías en mal estado:

“Los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos.”

Po lo tanto, atendiendo a este artículo se desprende que si la deficiencia en un servicio público, como es una carretera, ha llegado a ocasionarte lesiones personales o daños a tus bienes, como a tu vehículo, siempre que estos sean de carácter objetivamente evaluable tendrás derecho a ser indemnizado. Sin embargo, recuerda que no sería así en el caso de que se estime que el problema no estuvo en las condiciones de la vía de por sí, sino causadas por las condiciones meteorológicas del momento, como una lluvia torrencial o cualquier otro fenómeno que pueda ser considerado de “fuerza mayor”.

Documentación necesaria para percibir una indemnización

Para que percibas la indemnización correspondiente a un accidente de este tipo será de vital importancia que obtengas todas las pruebas posibles, como fotos de los daños personales que hayas sufrido, de los daños del vehículo y de la situación de la vía en el momento del mismo.

Si en el accidente resultan implicados varios vehículos, con seguridad acudirá la Guardia Civil de Tráfico para realizar un atestado. Si sufrieras el accidente en solitario, siempre puedes llamar tú mismo a la autoridad competente para que proceda a redactar el atestado y quede así constancia escrita de lo sucedido. Los partes médicos que describan las lesiones que hubieras sufrido y las facturas correspondientes a las reparaciones efectuadas en el vehículo, lógicamente, también serán una documentación fundamental.

¿Cómo reclamar por los accidentes en vías en mal estado?

La reclamación por aquellos accidentes que se hubieran producido en vías en mal estado deben interponerse por la vía administrativa, directamente ante el titular de la vía, que según el caso variará de la Administración local, a la provincial, la autonómica o la estatal. Cada una de las diferentes administraciones dispone de un servicio de responsabilidad patrimonial, al cual deberás dirigirte.

En el caso de que la vía donde se produjera el accidente fuera directamente dependiente del estado, el mismo Ministerio de Fomento dispone de una página web donde podrás registrar y cursar tu reclamación.

Una vez hayas cursado tu reclamación, existe un plazo de seis meses para que obtengas una respuesta. En el caso de que se te notificara una resolución que desestimara tu solicitud, aún te quedará la posibilidad de poder acudir a la vía judicial a través de los Juzgados de lo contencioso/administrativo para tratar de que prospere.

En Grupo Reclama sabemos que, desgraciadamente, los accidentes en vías en mal estado son una realidad demasiado común en España. Si has sufrido un accidente de este tipo, no lo dudes y contacta con nosotros, somos expertos en esta clase de litigios y te ayudaremos a lograr la indemnización que por derecho te corresponda.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.