Un latigazo en el cuello se trata de un dolor cervical consecuencia de un movimiento brusco desencadenado normalmente por un accidente de tráfico, una lesión deportiva o una caída de altura.

En estos casos, el cuello sobrepasa la intensidad de movimiento para la que está preparado, derivando en una lesión.

Latigazo cervical y colisiones a baja velocidad suelen ir de la mano, y que la mayoría de estas lesiones suelen producirse en accidentes de coche que han sido provocados por un choque inesperado en la parte trasera del vehículo.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


👇 Contacta con nosotros sin compromiso 👇