La indemnización por atropello en paso de peatones

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

La indemnización por atropello en paso de peatones, ¿sabes si tienes derecho a indemnización?

Cuando cruzamos un paso de peatones sin semáforo dudamos entre si el coche que viene a lo lejos se detendrá o no, sin embargo cuando vamos a la autoescuela para sacarnos el carné de conducir una de las cosas que nos enseñan es que el peatón tiene prioridad en los pasos ya esté señalado con semáforo o no sea así, pero lo cierto es que debemos ir con precaución porque pese a todo podemos ser víctimas de un atropello pues un vehículo puede llegar y arrollarnos en cualquier momento.

Los daños en los peatones frente a los vehículos suelen ser inevitables y por pequeño que sea el impacto te llevas un traumatismo como mínimo al impactar la carrocería del coche contra tu cuerpo. Cuando ocurre esto, no siempre tendrás garantizada una indemnización por atropello en un paso de peatones, a pesar de que la protección legal es buena, el asesoramiento profesional es muy importante y en Grupo Reclama siempre estamos a tu disposición.

Entonces, ¿Cuándo puedes reclamar una indemnización por atropello en un paso de peatones?

Para poder iniciar la reclamación de una indemnización por atropello, el accidente se ha tenido que producir en un paso de peatones con una correcta señalización, y nos podemos encontrar con estos tres casos:

El paso de cebra sin semáforo

Los peatones tienen la prioridad en los pasos aunque no estén regulados por semáforos. En la autoescuela nos enseñaron a reducir la velocidad al acercarte a los pasos de peatones y detenerte si alguien espera para cruzar.

El semáforo en verde para peatones

Si el cruce está regulado por semáforo y siendo peatón cruzas en verde, si sufres un atropello además del golpe, recibirás una indemnización.

El semáforo en rojo para peatones

En caso de que el semáforo indique en rojo la prohibición de cruzar, lo correcto es respetarlo, pues te arriesgas a que un vehículo te atropelle y la indemnización será más difícil.

A pesar de ello, existen posibilidades de pedir una compensación en caso de que el conductor se estuviera saltando alguna otra norma del reglamento de circulación como ir por encima de la velocidad permitida en la vía.

En los atropellos en pasos de peatones siempre habrá excepciones que no te cubrirá el seguro, ya que hay personas que fingen un atropello para que se les pague una indemnización, y debido al aumento en estos casos de fraude, las compañías aseguradoras cada vez son más exigentes.

Pero, ¿Puedo recibir una compensación sin sufrir lesiones físicas?

Si tienes la suerte de no sufrir ningún tipo de traumatismo ni daño físico, siguen existiendo un par de causas por las que puedes reclamar.

Daños materiales

Si el ordenador, móvil, reloj u otra pertenencia que portes, sufren un desperfecto, recibirás una compensación, aunque la indemnización siempre será inferior a la cantidad que marque el mercado, ya que se tienen en cuenta una serie de impuestos y la amortización de estos artículos.

Daños psicológicos

Los daños psicológicos son más complicados de demostrar, pues hay que pasar por una serie de diagnósticos y tratamientos profesionales que se convertirán en las base para poder pedir una indemnización.

En caso de atropello ¿Qué necesito para pedir una indemnización?

Son necesarias pruebas evidentes en cualquier caso como pueden ser testigos presenciales, atestados policiales, vídeos de seguridad, o la confesión del infractor.

Los partes médicos tendrán un papel fundamental, pues tienes que demostrar que has sido arrollado realmente por un vehículo y que las lesiones derivadas de ello son verdaderamente provocadas por el accidente. Igual de importantes serán los testigos que puedan relatar lo sucedido.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

En caso de que el peatón sufriera un daño grave y no recordara nada, tanto los testigos como las pruebas documentales serían indispensables.

El seguro posteriormente cubriría los gastos médicos, medicamentos, días de baja, indemnización en caso de fallecimiento, etc.

En caso de sufrir un atropello y no saber cómo reaccionar o realizar las gestiones, contáctanos y te daremos asesoramiento profesional desde el primer momento.