accidente in itinere

Desplazarse al trabajo es una actividad que muchas personas realizan a diario; ya sea en transporte público (tren, autobús, tranvía, etc.) o bien mediante vehículo privado. A pesar del impacto de la pandemia, en 2021 el uso del transporte urbano se recuperó tímidamente en comparación con otros medios de transporte situándose en un 23,8%. Aun así, sigue siendo la principal opción para llegar al puesto de trabajo para miles de usuarios, especialmente en las zonas urbanas.

No obstante, ir o volver del trabajo no está exento de siniestros: según la Estadística de Accidentes de Trabajo, en 2021 se produjeron un 31,3% más de accidentes in itinere respecto al año anterior, suponiendo un total de 74.713 casos y con mayor incidencia entre varones. Si miramos las principales causas de este tipo de accidentes laborales, la mayoría se han producido como consecuencia de accidentes de tráfico, seguidos por infartos y derrames, entre otras causas.

Ante este tipo de accidentes, es preciso conocer qué es un accidente in itinere y qué indemnización corresponde. Te lo contamos a continuación.

¿Qué es un accidente in itinere?

Un accidente in itinere es el que sufre el trabajador cuando se desplaza entre su puesto de trabajo o donde desempeña sus funciones y su lugar de residencia de ida o de vuelta dentro del horario previo o posterior a su actividad. De hecho, el concepto “in itinere” significa “en el itinerario”

Aunque se trata de un accidente laboral, lo cierto es que no todos los siniestros producidos en el trayecto de ida o vuelta entre el puesto de trabajo y el lugar de residencia del trabajador se consideran in itinere; se deben cumplir ciertos requisitos.

Marco legal del accidente de trabajo in itinere

El accidente in itinere se recoge en la Ley General de la Seguridad Social en el artículo 115: “son los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo y que considera la existencia de un riesgo específico que se imputa con criterios objetivos a la esfera de responsabilidad del empresario en la medida en que es este, a través de su explotación, quien genera ese riesgo y puede ejercer determinado control sobre el mismo y sus manifestaciones”.

Además, el mismo artículo especifica que debe existir un daño corporal derivado directa o indirectamente de la actividad profesional para que un accidente laboral se considere in itinere, siendo necesario demostrar la causa-efecto entre la lesión y el trabajo.

Por su parte, los trabajadores autónomos también están protegidos por la Ley 6/2017 de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo y el Real Decreto-ley 28/2018.

Diferencias entre accidente laboral en el trabajo y accidente in itinere

El accidente in itinere y el accidente laboral son iguales ante la ley y los trabajadores tienen los mismos derechos. 

La principal diferencia es que en el accidente in itinere el trabajador se encuentra fuera del entorno de la empresa, mientras que el accidente laboral se produce dentro de las instalaciones donde se desempeña la actividad profesional.

accidentes in itinere

Accidente in itinere: requisitos

Para que un accidente se considere accidente in itinere, el trabajador debe probar la relación de causalidad entre el accidente y el trabajo, además de cumplir con los siguientes requisitos:

  • Espacial o geográfico: se ha producido en el recorrido habitual que el trabajador efectúa entre su lugar de residencia y el puesto de trabajo. Aquí, por ejemplo, si el accidente ocurre en un desvío del recorrido, no se considerará accidente in itinere.
  • Teleológico: el desplazamiento está motivado por el trabajo.
  • Cronográfico: ocurre dentro de las horas próximas a la entrada o salida del trabajo.
  • Mecánico o transporte: se ha utilizado el tipo de transporte habitual y su uso no supone ningún riesgo para la persona.

Indemnización por accidente in itinere, ¿cuánto te corresponde?

La indemnización por accidente in itinere es una extensión del accidente de trabajo y por ello el protocolo a seguir es el mismo que en caso de accidente laboral.

Para calcular la indemnización, se toma como referencia cada día que el trabajador esté de baja, cobrando una cuantía de 32,91 € por día y añadiendo alguno de estos supuestos:

  • Pérdida de calidad de vida moderada: cuando se pierde cierta autonomía. 57,94 €/día.
  • Pérdida de calidad de vida grave: cuando se pierde gran parte de la autonomía. 82,28 €/día.
  • Pérdida de calidad de vida muy grave: cuando el afectado no se pueda valer por sí mismo. 109,70 €/día.

Dichas cuantías deben ser actualizadas cada año, correspondiendo las esteblecidas, a la actualización del Baremo 30/2015 de 2022.

Hay que tener en cuenta que el baremo para calcular la indemnización por accidente in itinere empieza el mismo día del accidente; aún así, no contempla la fecha en la que el trabajador terminará de cobrar porque no especifica el momento en qué terminan las lesiones temporales.

Abogados especialistas en accidentes in itinere

Si has sufrido un accidente de camino al trabajo o de vuelta a casa que cumple con los requisitos para ser un accidente in itinere, desde Grupo Reclama estamos a tu disposición para ayudarte a solicitar la indemnización por accidente in itinere que te corresponda. Nuestros abogados están preparados para defender tus derechos y que se haga justicia.

Contáctanos sin compromiso y estudiaremos tu caso de forma gratuita.