En Grupo Reclama sabemos que las vacaciones de verano se encuentran ya a la vuelta de la esquina. Según la DGT, el periodo estival es el que concentra la mayor tasa de siniestralidad en accidentes de tráfico, muchos de ellos provocados por fallos mecánicos o eléctricos en el vehículo a causa de las altas temperaturas, por ello es importante que como conductor extremes la precaución al volante y que tomes consciencia de adoptar algunas medidas adicionales de seguridad, que puedan ayudarte a prevenir los accidentes de coche en verano.

 

 

Revisando tu vehículo

 

La Dirección General de Tráfico estimo para el pasado año 2018 que en la franja de meses que va desde principio de julio a finales de Agosto se realizaron en España casi 90 millones de desplazamientos de vehículos por carretera, con el consecuente aumento de riesgo de sufrir un accidente de coche. Los accidentes de coche en verano son frecuentes, por ello desde Grupo Reclama queremos aportar nuestro pequeño granito de arena para tratar de evitarlos, y te ofrecemos a continuación una serie de consejos destinados a prevenirlos:

 

-Revisa Aceite y Filtros: Es importante que antes de emprender un trayecto, sobre todo uno largo repasemos este aspecto mecánico básico de nuestro vehículo, para constatar que nuestro motor se encuentra en óptimas condiciones. Debes asegurarte de que los filtros y el aceite están limpios, bien sea realizando tú mismo las comprobaciones o recurriendo a un servicio de revisión, siempre que se trate de un servicio con garantía.

 

-Revisa los Neumáticos: Debes asegurarte antes de emprender la marcha de que tu neumáticos se encuentran en buenas condiciones y comprobar la presión en todos ellos, adecuándola si fuera necesario a las especificaciones del fabricante. Asegúrate también de poseer en buen estado la rueda de repuesto, nunca se sabe cuándo será necesaria y sobre todo no te olvides de todas aquellas herramientas y útiles que te servirán para sustituir una de las ruedas si fuera necesario.

 

-Revisa los Frenos: Un sistema de frenos revisado es una garantía extra de seguridad en la conducción y te ayudara a evitar posibles accidentes de coche en verano, no lo olvides. El desgaste que sufren algunos de sus elementos, como las pastillas y los discos, permiten de un vistazo poder tener una idea aproximada de su vida útil. También será importante que revises el líquido de frenos.

 

-Comprueba otros Niveles: En general debe revisar el nivel de todos los líquidos del vehículo, desde el aceite, al limpiaparabrisas, pasando por el líquido refrigerante, de frenos o el líquido de la dirección asistida. Comprueba también que no existen fugas.

 

-El Aire Acondicionado: Si tu vehículo cuenta con aire acondicionado o con climatizador no olvides revisar la carga del mismo, el calor veraniego puede ser un gran enemigo de la conducción segura en tu vehículo.

 

-Luces y Claxon: Deberás comprobar el buen funcionamiento y estado de todas las luces del vehículo, así como asegurarte que que el claxon funciona correctamente. Si alguna luz falla deberás proceder a sustituirla o repararla antes de emprender tu viaje.

 

-Chaleco Reflectante y Triángulos: Si llega el caso de que sufras una avería o un siniestro, deberás contar con un chaleco reflectante y los triángulos de señalización para señalar tu posición y evitar atropellos imprevistos y nuevos accidentes por parte de otros conductores.

 

-Botiquín y otros elementos: Aunque no son imprescindibles, si son aconsejables. Puedes preparar una sencilla mochila con un pequeño botiquín bien surtido para cubrir cualquier pequeña herida o corte que puedas producirte tú o cualquiera de los ocupantes. No estaría de más incluir una manta, algo de agua, una muda de ropa o cualquier otra cosa que consideres que podrías llegar a necesitar ante un imprevisto, sólo como precaución.

 

Consejos adicionales: Una guía de buenas prácticas

 

La revisión y el buen estado del vehículo son importantes, pero no lo son todo. El conductor y los pasajeros del vehículo también tienen una responsabilidad a la hora de evitar los accidentes de coche en verano, por ello a continuación te presentamos una pequeña guía de buenas prácticas:

 

  • Extrema la precaución en todo tipo de vías, más si cabe a tu paso por poblaciones, y trata de conducir siempre de manera responsable.
  • No conduzcas si has consumido alcohol, drogas u otras sustancias que puedan llegar a producir una merma física o psíquica en tus capacidades y reflejos, incluidos el uso de ciertos medicamentos.
  • Durante trayectos largos realiza frecuentes paradas, esto te ayudará tanto a combatir la rutina como la fatiga.
  • Evita conducir durante las horas de más calor, entre las 12 y las 3, pero si debes hacerlo utiliza el aire acondicionado si es necesario para combatirlo. En verano un coche puede convertirse rápidamente en un horno, algo que debemos evitar en la medida de lo posible.
  • Hidrátate bien y evita comidas copiosas antes de iniciar el viaje.
  • Procura que los niños y las mascotas siempre estén bien sujetos, por naturaleza su comportamiento puede ser algo impredecible y podrían llegar a hacerse daño ellos mismos o  incluso provocar un accidente, ya sea provocándote un despiste o accionando accidentalmente algún elemento del vehículo.
  • Las manos siempre en el volante, no saques los brazos por la ventanilla. Usa gafas de sol si la luminosidad solar es intensa y utiliza calzado cómodo, pero que sea adecuado para la conducción.

 

Como puedes ver, no son pocas las consideraciones a tener en cuenta antes de salir de viaje para evitar en la medida de lo posible los accidentes de coche en verano. Pese a todo, si lo peor llegara a suceder, recuerda que en Grupo Reclama estamos para ayudarte. Si has sufrido un accidente de coche y  crees que puede corresponderte una indemnización, no lo dudes y contacta con nosotros.

En Grupo Recama somos profesionales con una amplia trayectoria así que gana en tranquilidad dejando todas las consideraciones legales de tu accidente en nuestras manos.

 

Contactar Blog