Protocolo PAS: Así debes de actuar en caso de accidente

Mantener la calma y actuar rápidamente pueden ser determinantes a la hora de salvar la vida de una persona accidentada en carretera, pero ¿Sabías que existe un protocolo de actuación específico para ello? Es el PAS.

En Grupo Reclama hoy queremos hablarte sobre los métodos de actuación en caso de accidente, algo que todo conductor debería tener siempre muy presente.

Si eres testigo del accidente de otro conductor, no lo dudes: párate y auxíliale, su vida puede depender de ello. Este no es solo un acto solidario encaminado a salvar la vida de otra persona mientras aguardas que hagan acto de presencia los servicios de emergencia, sino que también debes tener presente que de no llevarlo a cabo, puedes estar cometiendo un delito de omisión del deber de socorro.

El protocolo PAS

Es importante que cuando se presenten este tipo de situaciones se mantenga la calma y se actué con extrema precaución, pero además existe un protocolo específico que nos servirá de guía para intervenir en el accidente, el protocolo PAS.

El protocolo PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) establece unas sencillas pautas a seguir:

  • Proteger:

-Lo primero que deberás hacer es estacionar tu vehículo adecuadamente en una zona que no obstaculice el paso del resto de vehículos o de los vehículos de emergencia y siempre a una distancia prudencial del accidentado.

-Procede a activar las luces de emergencia del vehículo y, si fuera de noche o te encontraras en una zona de poca visibilidad, intenta mantener lo más iluminado posible al accidentado enfocando las luces de tu vehículo hacia él o hacia la zona en la que se encuentra.

-Colócate  el chaleco reflectante y no olvides colocar correctamente los triángulos de emergencia.

-Desconecta el motor del vehículo accidentado, si este sigue encendido y evita que se fume en la zona para evitar posibles prendimientos por la pérdida de aceite o combustible del mismo.

  • Avisar

-Deberás llamar al 112, identificarte e informar de todo lo sucedido, facilitando todos aquellos detalles que sean importantes: desde el número de los vehículos implicados al de personas lesionadas, y en definitiva comentando al servicio de emergencias cualquier aspecto relacionado que consideres oportuno.

-Deberás detallar tu posición lo más exactamente posible el lugar donde te encuentras, nombre de la carretera y punto kilométrico donde se ha producido el accidente.

  • Socorrer

-Debes mantener la tranquilidad y transmitirle en la medida de lo posible esa calma al accidentado.

-Evita describir sus heridas o anticipar acontecimiento que pudieran alterar al accidentado. Entabla conversación con él, pregúntale como se llama y trata de mantenerlo consciente. En ningún caso intentes suministrarle agua, alimentos ni medicamentos, aunque el accidentado insista en ello.

-No trates de moverlo, podrías agravar sus heridas. En caso de que se tratara de un motorista, nunca debes quitarle el casco, es posible que su cuello pueda estar dañado o su propia cabeza y puedas causarle involuntariamente un daño irreversible. Por el contrario, si es recomendable levantar la pantalla del casco o visera para facilitarle la respiración.

-Si el herido sangra, limpia la herida con paños limpios. Si careces de un botiquín de primeros auxilios y el accidentado presenta quemaduras, aplica agua a temperatura ambiente sobre ellas para aliviarlas.

La obligación moral de auxiliar a un accidentado

En el artículo 195 del código penal, se contempla como delito la omisión del deber de socorro. Auxiliar a un accidentado por tanto, se convierte no solo en una obligación moral sino también en un deber legal:

“Quien no socorra a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiera hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses”

“En las mismas penas incurrirá el que, impedido de prestar socorro, no demande con urgencia auxilio ajeno”

“Si la víctima lo fuera por accidente ocasionado fortuitamente por el que omitió el auxilio, la pena será de prisión de seis a 18 meses, y si el accidente se debiese a imprudencia, la de prisión de seis meses a cuatro años”

Desde Grupo Reclama queremos volver a incidir en la importancia de asistir a los accidentados en carretera, nuestro grupo está compuesto por competentes profesionales que dominan estos aspectos legales, no dude en contactar con nosotros para asesorarle sobre accidentes en carrera.