Motos y niños: Consejos de seguridad

En Grupo Reclama sabemos que la pasión por las dos ruedas de algunos padres puede pasar precozmente a sus hijos, por eso en la entrada de hoy hablaremos sobre las motos y niños, y te ofreceremos algunos consejos de seguridad para tratar de evitar cualquier accidente de moto.

‘Motos y niños, cuando los niños son pasajeros’

Antes de poder realizar ese primer viaje juntos que ambos seguramente anhelan, es importante saber lo que la legislación vigente tiene que decir al respecto en el Reglamento General de Circulación sobre la seguridad de los niños y los viajes en moto, tanto en el caso de que el niño vaya a conducir uno de estos vehículos, como si es el pasajero de una motocicleta conducida por un adulto.

La ley en España es bastante clara al indicar perfectamente cuáles son los límites de edad para que los niños circulen en moto. En este caso la edad mínima para que un niño pueda subir a una moto como pasajero será de 7 años, en el caso de que el conductor de la misma sea su padre, madre, tutor legal u otra persona, siempre mayores de edad y que tenga formado un permiso para hacerlo firmado por cualquiera de los anteriores.

Si no se da la condición anterior, es decir, que el niño viaja en moto con otra persona distinta a las citadas anteriormente y sin autorización alguna, la edad mínima para que el niño viaje como pasajero de la moto aumentara hasta los 12 años de edad.

Pese a todo, nunca está de más ser precavido, por lo que si te dispones a conducir con un niño como pasajero, ten muy presentes las siguientes consideraciones destinadas a evitar un posible accidente de moto:

-No son adultos: Un niño tiene bastante menos fuerza para asirse y equilibrio, el uso de un asiento para niños o de un respaldo puede convertirse en un aliado imprescindible ante la posibilidad de sufrir un accidente de moto.

-Cuidado con la inercia: Una moto puede llegar a tener mucha potencia en el arranque, algo que puede llegar a desequilibrar al niño o producirle algún golpe. Actúa con tacto al usar el embrague, el gas y el freno.

-Asegura sus apoyos: La normativa establece que los niños deben ir bien apoyados, a horcajadas y con sus pies dispuestos en los estribos a cada lado de la moto para evitar que se caiga por el lado.

‘Motos y niños, los cascos y la equipación necesaria’

El casco es siempre un elemento de protección fundamental para evitar posibles daños en los adultos cuando se produce un accidente de moto, por lo tanto en los niños más aún si cabe. La industria ha hecho un esfuerzo especial en este aspecto y es posible encontrar cascos y otra equipación adaptada a los más pequeños para velar por su seguridad.

Sin embargo, no es raro ver a padres circulando en moto con sus hijos portando cascos Jet (no integrales), pero lo cierto es que los cascos integrales ofrecen a los más pequeños un grado de seguridad mucho mayor, pese a que al principio pueda resultarles más pesado y menos cómodo, lo ideal sería que como padres hiciéramos que se acostumbraran a ellos lo más pronto posible y los utilizaran siempre que realicemos algún desplazamiento con el niño.

En cuanto al resto de equipación, como petos, chaquetas y pantalones,  lo cierto es que escasean. A diferencia de como tratan los fabricantes el tema de cascos infantiles, no existen muchas prendas específicas fuera de lo que es la equipación técnica. Las opciones son escasas y pasan por usar una ropa casual más recia y guantes adaptados al tamaño de la mano del niño.

‘Motos y niños, la primera moto del conductor adolescente’

Llegados a la adolescencia, muchos jóvenes empiezan a adquirir nuevas responsabilidades, más libertad e independencia. No es extraño por ello que en este punto de sus vidas, sobre todo cuando empiezan a ir al instituto, les pidan a sus padres una moto para realizar el trayecto hasta el centro educativo o incluso para salir los fines de semana.

Conducir una moto no debe tomarse como un juego. Como padres deberemos hacer hincapié en este aspecto, así como en la necesidad de respetar todas las normas de circulación y de seguridad para prevenir cualquier accidente de moto.

A continuación encontraras algunos puntos importantes que debes tener en cuenta, si tienes pensado que tu hijo comience a desplazarse en moto:

-El permiso: Para poder circular necesitarán poseer un permiso de circulación para moto.

-La edad: Deberán esperar a cumplir los 15 años de edad.

-El vehículo: Solo podrán llevar ciclomotores con 15 años y, además, motocicletas de hasta 125 c.c. con 16 años.

-Los pasajeros: Si llevan a otra persona como pasajero o acompañante deberán respetar la edad mínima para pasajeros de moto.

‘Motos y niños, las licencias y permisos’

Los adolescentes a partir de los 15 años podrán conducir ciclomotores de dos o tres ruedas y cuatriciclos ligeros de hasta 49 c.c., sin embargo antes de poder hacerlo tendrán que haber obtenido el permiso AM. Adicionalmente es bueno tener presente que si el adolescente espera hasta cumplir los 16 años, esto le permitirá tener la oportunidad de obtener el permiso de conducir A1 que, además de ciclomotores y cuatriciclos, le permitirá conducir motocicletas de hasta 125 c.c. y hasta 11 kW.

Desde ese momento, habrá que esperar hasta la mayoría de edad para poder conducir motos de cualquier cilindrada con el carnet A2 o hasta los 21 para sacarse el carnet A y poder llevar motos de cualquier tipo de potencia.

Desde Grupo Reclama te instamos siempre a extremar la precaución con estos consejos sobre motos y niños, cuando circules con un menor como pasajero o si eres un conductor adolescente con poca experiencia en la conducción de motos se precavido.