Cómo elegir la silla más segura para coche

Vamos a arrojar luz al cómo elegir la silla más segura para coche.

La seguridad, junto con la educación y la salud, son los aspectos más importantes en la vida de un niño.

Los padres suelen centrar todos sus esfuerzos en estos tres aspectos de la vida de sus hijos. Así que no es de extrañar que no escatimen en métodos de seguridad para los más pequeños de la casa.

Como decíamos, este es precisamente el tema que trataremos hoy, centrándonos en las sillitas infantiles para coches.

Lo primero que tienes que saber es que este tipo de sillas de seguridad son obligatorias para los niños de hasta 135 cm de altura. El objetivo de las mismas es evitar lo máximo posible las lesiones que los pequeños podrían tener en un accidente en caso de no llevarlas.

Además de eso, existen diferentes tipos de sillitas según el peso de los niños. Por ello, es necesario ir adaptando estos sistemas de seguridad al crecimiento de los niños para que puedan cumplir con el objetivo marcado. Pero no os preocupéis ya que hoy hablaremos largo y tendido sobre este tema.

De esta forma, veremos qué tipo de sillas existen según el peso y estatura de los niños. También veremos algunos consejos de seguridad así como los consejos de instalación para este tipo de asientos de seguridad infantil.

Tipos de sillitas infantiles para coches que se deben utilizar

Según el peso y la estatura de los niños, podemos encontrar diferentes tipos de sillitas infantiles para coches. Se trata del grupo 0 y 0+, grupo I, grupo II, grupo III.

A continuación vemos cada uno de ellos de forma más detenida y detallada.

  1. Sillitas infantiles para coches grupo 0 y 0+:
    1. El grupo 0; tipo de silla de seguridad esta indicada para niños desde los ceros hasta los 13 kilos de peso o desde los 40 hasta los 85 cm de altura
    2. El grupo 0+ sillita de bebé indicada para niños de entre 45 a 105 cm de altura.

Tenemos que tener en cuenta que los fabricantes de sillitas infantiles suelen indicar la edad aproximada para el uso de este tipo de sillas, en los casos de las sillas infantiles del grupo 0 y 0+ es hasta los 15 meses aunque se trata de un tiempo aproximado ya que esto debe estar determinado por el peso y la altura.

Este tipo de asientos de seguridad para bebés se debe instalar en el asiento trasero. La particularidad de este primer tipo es que se coloca mirando hacia atrás y siempre que sea posible en el asiento central ya que es el qué tiene mayor seguridad.

La normativa prohíbe la instalación de este tipo de asientos en el lado del copiloto debido a la falta de seguridad en esta parte del coche. Sin embargo, hay ocasiones en las que sí se permite como cuando los asientos traseros ya están ocupados por otros menores con sillitas o no se puede hacer la instalación de seguridad en los mismos.

Eso sí, en caso de colocar el asiento en el lugar del copiloto será necesario desactivar el airbag.

  1. Grupo I: Este tipo de sillitas infantiles para coches son las adecuadas para niños de 9 a 18 kg o hasta los 105 cm de altura. En edad, sería el equivalente para niños entre los 8 meses y los 4 años aunque esto no es algo determinante.

Al igual que pasaba con el grupo 0 y el grupo 0 + el grupo 1 debe estar situada obligatoriamente en el asiento trasero en concreto en la plaza central. Solo puede colocarse en el asiento del copiloto en casos muy específicos y siempre desactivando el airbag delantero del acompañante.

Otra de las particularidades de este modelo de silla es que su respaldo tiene que estar a 45 grados para que la cabeza del pequeño este totalmente sujeta y segura.

  1. Grupo II: Este tipo de sillas de seguridad infantiles son las indicadas para niños entre los 15 y los 25 kg de peso. Suelen ser niños de entre 3 y 7 años de edad. Se trata de un tipo de elevador con respaldo que permite adaptar el cinturón de seguridad al sistema de retención.

Una de las particularidades de este modelo de silla es que debe contar de forma obligatoria con un respaldo homologado. Además de ello, se debe tener en cuenta que el cinturón debe pasar encima de la clavícula sin tocar el cuello por lo que se debe adaptar a la altura exacta del niño.

  1. Grupo III: Por último tenemos las sillas de seguridad para niños pertenecientes al grupo 3. Estos son el tipo de silla indicados para niños de entre 22 y 36 kg de peso. Son adecuadas para niños entre 6 y 12 años y suelen contar con un respaldo que permite adaptar el cinturón de seguridad a la altura y el peso del pequeño.

Este tipo de sillas son el paso previo a la sujeción mediante el cinturón de seguridad. Se utilizan para cuándo los niños son demasiado grandes para otro tipo de sillitas infantiles pero no han alcanzado la altura suficiente para optar solo por el cinturón de seguridad.

Se debe instalar en el asiento trasero central y siempre en el sentido de la marcha. Es muy importante tener en cuenta la colocación del cinturón de seguridad para qué la banda horizontal pase sobre la pelvis y la diagonal por la clavícula sin llegar a tocar el cuello.

Aspectos que debemos tener en cuenta durante la instalación de sillitas infantiles para coches

Cuando queremos instalar sillitas infantiles para coches es necesario seguir una serie de pasos y consejos útiles.

  1. El primero de estos consejos y quizás el más importante es utilizar siempre sillas homologadas. Y es que otro tipo de sillas que no estén homologadas no garantiza la seguridad de los más pequeños por lo que podría ser contraproducente el uso de este tipo de sillas.
  1. A la hora de proceder a su colocación e instalación es necesario seguir las instrucciones de cada fabricante. Es necesario sujetar la sillita de forma firme y segura a la senda del vehículo. Algunas de las sillas disponen de sistemas de seguridad adicionales cuya instalación puede resultar bastante fácil. Uno de ellos es el sistema Isofix un sistema del que disponen algunos vehículos que permite una fijación mucho más fuerte y seguro de este tipo de sillas para niños.
  1. La plaza del vehículo para la instalación de este tipo de sillitas infantiles para coches es otro de los puntos a tener en cuenta. Como ya hemos dicho anteriormente, la plaza más seguro suele ser la plaza trasera central. Esto se debe a que es la plaza más alejada de las puertas y por lo tanto habrá un menor peligro de impacto ante cualquier tipo de accidente.
  1. Asimismo, también se debe tener en cuenta que los cinturones de seguridad incluidos en cada sillita no deben quedar sobre el cuello o abdomen de los pequeños. En este sentido, también será necesario ajustar cada uno de los cinturones al principio de cada viaje o trayecto para asegurarnos de que todo se encuentra en perfecta condiciones de seguridad.

Consejos prácticos para el uso de sillitas infantiles para coches

Además de todo lo que hemos dicho acerca de las sillitas infantiles para coches, también os daremos otros consejos prácticos que debéis tener en cuenta.

Para empezar, es necesario que la sillita de seguridad se encuentre en buen estado. Esto puede resultar algo obvio. Sin embargo, son muchas las personas que utilizan sillas infantiles de segunda mano que no siempre están en las mejores condiciones.

Por ello, no es recomendable utilizar sillitas con más de 6 años de antigüedad o que hayan estado demasiado expuestas a la luz solar. Esto se debe a que la exposición solar puede hacer que algunos materiales de las sillitas pierdan su calidad y se vuelvan inseguras.

En este mismo sentido, no se deben utilizar sillitas infantiles para coches que se hayan visto envueltas en algún tipo de accidente. Sólo se podrán utilizar en caso de que el accidente haya sido menor, pero siempre bajo una estricta vigilancia y comprobando que los sistema de seguridad se encuentren en un estado perfecto para ser utilizado.

Por último, debéis recordar la importancia que tiene el hecho de que las sillitas estén bien sujetas incluso cuando estén vacías. Y es que si viajamos con una sillita infantil vacía que no se encuentre correctamente sujeta, puede resultar muy peligroso en caso de accidente o colisión.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.