Tag: vehículo

Evitar los accidentes de bicicleta en carretera
Reclamar Accidente de Tráfico

Cómo evitar los accidentes de bicicleta en carretera

Desde Grupo Reclama sabemos que la bicicleta se ha convertido no solo en un método de transporte alternativo en la ciudad, sino en una práctica deportiva habitual para muchos amantes de las dos ruedas que comparten la vía con otros, por ello queremos dedicar la entrada de hoy a instruirte para que puedas evitar los accidentes de bicicleta en carretera.

Evitar los accidentes de bicicleta en carretera
Evitar los accidentes de bicicleta en carretera

La normativa para ciclistas

Ya seas conductor de una bicicleta u otro vehículo, es imprescindible que conozcas bien las normas de circulación de este tipo de vehículos de dos ruedas y que las respetes en todo momento, ya que tu seguridad puede depender directamente de ello.

A este respecto, la DGT cuenta en su página web con una sencilla y a la par completa guía para ciclistas que puedes consultar y descargar cómodamente.

En esta guía se recogen no solo una serie de importantes consejos y prácticas para desarrollar esta actividad de forma segura, sino también todos los aspectos esenciales de la normativa reguladora de tráfico para la circulación de los mismos.

La gran mayoría de los ciclistas que circulan por carretera conoce estas normas de circulación y utiliza la equipación adecuada para hacerlo, pero aún resta un importante porcentaje:

Se calcula que alrededor del 6%, que desconoce la normativa o no utiliza ningún tipo de equipación e incluso desconocen todo lo que respecta a la adecuación de los elementos de seguridad de una bicicleta.

Como por ejemplo que es imprescindible contar con un sistema de frenado en ambas ruedas o que está prohibido no contar con un timbre.

La equipación para los ciclistas

Es fundamental contar con la equipación adecuada para evitar los accidentes de bicicleta en carretera, por ello hemos pensado repasarla a continuación:

  • El Casco: Los Ciclistas están obligados por la normativa a la utilización de un casco de protección en las vías interurbanas y travesías, siendo obligatorio además en las vías urbanas para los menores de 16 años.
  • El Chaleco Reflectante: Es imprescindible su uso siempre, pero en especial en aquellas horas donde la luz es escasa. Los ciclistas deben contar con alguna prenda reflectante que permita distinguirlos a los demás usuarios, a una distancia de al menos 150 metros, cuando se encuentren en vías interurbanas.

¿Cómo debe circular un ciclista en carretera?

Para la adecuada circulación de los ciclistas por la carretera es importante tener presentes las siguientes consideraciones:

  • Las vías: Los ciclistas tienen permitido circular por las autovías, siempre que estos hayan cumplido los 14 años de edad, pero no podrán circular por las autopistas.
  • El arcén: Los ciclistas están obligados a circular por el arcén, en aquellos casos en los que no exista vía. Si por cualquier razón el arcén no fuera transitable, podrán utilizar la parte imprescindible de la calzada para su desplazamiento. Sin embargo es importante resaltar, que en autovías solo podrán circular por el arcén siempre y cuando no este específicamente prohibido por la señal correspondiente.
  • Modo de circulación: Los ciclistas también tienen permitido circular en paralelo, en columnas de a dos. En este caso la normativa de la DGT establece claramente en el artículo 38 del Reglamento General de Circulación:

“Discurrirán siempre lo más a la derecha posible de la vía y colocándose de a uno en aquellos tramos sin visibilidad”


Reglamento General de Circulación

¿Qué normas deben cumplir los conductores de otros vehículos?

Para evitar los accidentes de bicicleta en carretera, sobre todo en maniobras especialmente delicadas como puede ser el adelantamiento de un pelotón de ciclistas, los conductores de los vehículos de motor deben tener una máxima muy presente: La norma del metro y medio, es decir, dejar la suficiente separación lateral para que ambos, ciclistas y conductores, puedan realizar su trayecto de manera segura.

Adicionalmente, el conductor de un vehículo de motor debe tener siempre presente el estado, anchura y trazado de la vía, incluida la visibilidad cuando circule cerca de ciclistas y no realizar nunca ninguna maniobra que pueda exponerlos al peligro o entorpecer su marcha. Asimismo, es importante que siempre mantenga una separación frontal (distancia de seguridad) y lateral adecuada (1,5 metros) lo suficientemente holgada para no molestar a los ciclistas.

De igual manera, y siempre con la intención de evitar los accidentes de bicicleta en carretera, los conductores de los vehículos de motor deberán adecuar su velocidad a la de los ciclistas, no utilizar señales acústicas que puedan sobresaltarles o efectuarles señales con las luces.

Desde Grupo Reclama te instamos a una conducción responsable, a respetar todas las normas de circulación y la presencia de los ciclistas en la carretera, sin embargo es posible que incluso respetando todas estas consideraciones se llegue a producir un accidente por otras circunstancias. Si has sufrido un accidente no lo dudes y contacta con nosotros y nos encargaremos de todas las consideraciones legales derivadas del accidente por ti.

Cuando el coche se considera siniestro total
Reclamar Accidente de Tráfico

Siniestro Total, todo lo que debes saber

Hoy desde Grupo Reclama queremos hablarte sobre el siniestro total de los vehículos, ya que si llegas a sufrir un accidente y tu vehículo es declarado siniestro total, lo normal es que entiendas que este término significa que tu vehículo ha quedado completamente inservible, sin embargo, esto no siempre tiene que ser así, y a continuación te explicaremos el porqué.

¿Qué es el siniestro total?

Las condiciones necesarias para que un coche pueda ser declarado como siniestro total, deben encontrarse recogidas en las condiciones de la póliza del seguro del vehículo. Recuerda por tanto consultar estas condiciones siempre que vayas a contratar una nueva póliza o vayas a renovar la que ya tuvieras con tu aseguradora.

Por norma general, las aseguradoras consideran que un vehículo debe ser declarado como siniestro total en tres situaciones:

-Accidente de tráfico: Cuando tras sufrir un accidente, la reparación de los daños del vehículo supera un porcentaje variable comprendido entre el 75% y el 100% del valor garantizado/indemnizable, con el que el vehículo estuviera asegurado en el momento de producirse el siniestro.

-Robo: Cuando el vehículo es robado y no es posible su recuperación. Este es otro de los casos donde la aseguradora procede a declarar el vehículo como siniestro total.

-Incendio: Cuando el vehículo ha sufrido daños irreparables o de tal magnitud provocados por el fuego, causando que el bien asegurado sea irreparable o se haya destruido por completo.

¿Qué valor tiene tu vehículo para la aseguradora?

Cada uno de los tres eventos anteriores, por los que un vehículo puede acabar siendo declarado como siniestro total (incendio, robo o accidente de tráfico) tendrán asignada en el contrato del seguro una cantidad máxima asegurada o indemnización, que no tiene porque ser la misma cuantía económica en todos los casos. También debe quedar recogido en el contrato, dependiendo de cada situación, si el tomador del seguro puede o no puede elegir entre recibir la indemnización correspondiente o la reposición del bien siniestrado.

La indemnización por siniestro total de un vehículo se calcula con respecto a un tipo de valor del coche, que se encuentra asignado en la póliza contratada: venal, venal mejorado, valor de mercado o nuevo.

-Valor Venal: Se corresponde con el precio de venta del vehículo justo antes de sufrir el siniestro.

-Valor Venal mejorado: Se trata de una cantidad adicional destinada a compensar la depreciación del vehículo. Esta cantidad suele ser un porcentaje de la diferencia entre el valor del vehículo nuevo y el valor venal.

-Valor de Mercado: Se corresponde con el precio que se paga por un vehículo como el del asegurado en el momento de producirse el siniestro.

-Valor de nuevo: Se corresponde con el precio total del vehículo nuevo, según las tarifas del momento.

Utilizando esta base, la compañía aseguradora puede sumar los accesorios declarados en el seguro y restar el valor de los restos del vehículo (si se los queda el asegurado)  para obtener la cuantía económica que resulta en calidad de la indemnización que deberá hacer efectiva.

Desde Grupo Reclama sabemos que percibir una indemnización por el siniestro total de tu vehículo nunca es una tarea sencilla, las aseguradoras, por norma general, ofrecen unas indemnizaciones bastante menores a lo que en justicia corresponden a los contratantes de las pólizas. Si este es tu caso no lo dudes y contacta con nosotros y gana en tranquilidad dejando el asunto en manos expertas.