Indemnización por Accidente: Transporte Público

Hoy en Grupo Reclama, dedicaremos esta nueva entrada a tratar sobre los accidentes que se producen en el transporte público, hablaremos sobre el seguro obligatorio de viajeros, su cobertura, cómo solicitar tu indemnización si has sufrido algún tipo de lesión y finalmente te aclararemos algunos conceptos clave.

Es posible, que como usuario de los transportes públicos, en alguna ocasión hayamos sido testigos de un accidente o en el peor de los casos lo hayamos sufrido nosotros mismos. Cuando esto sucede es importante que conozcas tanto tus derechos como los pasos a seguir para efectuar una reclamación correctamente, y poder percibir así la indemnización correspondiente.

El seguro obligatorio de viajeros

Si has sufrido un accidente en el transporte público, ya sea producido por un frenazo, la colisión con otro vehículo, un resbalón en las escaleras del metro o de cualquier otra forma y sufres alguna lesión, tienes derecho a percibir una indemnización.

Al adquirir el billete de trayecto en cualquier transporte público, estarás automáticamente cubierto ante posibles accidentes por el seguro obligatorio de viajeros que el transportista tuviera contratado.

Dichos seguros cuentan con las siguientes coberturas:

  • Indemnización por accidente para aquellas personas que sufran lesiones corporales.
  • Asistencia sanitaria adecuada por los daños sufridos.
  • Vigencia no solo durante todo el trayecto, sino también a la entrada y salida del transporte público, incluida la entrega de equipaje.
  • El seguro tendrá cobertura incluso aunque la culpa del accidente no fuera del conductor del transporte público.


Reclamando la indemnización

En la mayoría de los casos en los que se produce un accidente en el transporte público, la gente solo reclama la indemnización en el caso de que el accidente sea grave, como cuando se produce alguna muerte o lesiones de gravedad. Sin embargo debes saber, que siempre puedes reclamar la indemnización por cualquier lesión que hayas sufrido.

En definitiva, cualquier viajero que sufra alguna de las siguientes circunstancias, tiene derecho a reclamar su indemnización por accidente:

  • Cuando se produce la muerte.
  • Cuando se produce una Incapacidad permanente.
  • Cuando se produce una Incapacidad temporal.
  • Cuando ha sido preciso recibir asistencia sanitaria.

Las cuantías establecidas a percibir por este tipo de indemnizaciones, algo menores que las de un accidente de tráfico convencional, se encuentran reguladas por el Reglamento del seguro del viajero (RD 157571989).

Dicho reglamento cuenta con un baremo que puedes consultar, donde las indemnizaciones se encuentran clasificadas en varias categorías, atendiendo a la gravedad de los daños producidas por el accidente.

Para que puedas reclamar dicha indemnización por accidente, es de vital importancia que exista alguna constancia de que el accidente se ha producido en el transporte público. Si las lesiones son de gravedad, la manera más fácil de acreditarlo es solicitando que acuda una ambulancia para atenderte o llamando a la policía. Ambos realizaran un atestado del accidente que luego te servirá para hacer efectiva la reclamación de tu indemnización. Recuerda además que también es muy importante conservar tu billete del viaje.

Tanto si has sufrido un accidente de este tipo, como si lo ha sufrido algún familiar o conocido puedes saber más sobre la indemnización por accidente en transporte público, contactando con nosotros. En Grupo Reclama estaremos encantados de atenderte y ayudarte, somos profesionales cualificados y te guiaremos para que puedas percibir la máxima indemnización posible.