Tag: ola de frío

¿Qué neumáticos usar en invierno?
Reclamar Accidente de Tráfico

El uso de los neumáticos para el invierno

Si vive en zonas de clima frío, de nevadas habituales o si transitas con frecuencia por ellas, es importante que recuerdes que para aumentar la seguridad puedes instalar en tu vehículo neumáticos para el invierno. En Grupo Reclama dedicaremos esta nueva entrada a tratar el uso de este tipo de neumáticos y sus principales características para que conduzcas con mayor seguridad.

La importancia de usar el neumático adecuado

Los neumáticos en general juegan un papel fundamental como elementos de la seguridad activa de nuestros vehículos, ya que son ellos los responsables del agarre del mismo al pavimento. Cuando los neumáticos pierden adherencia o no son los adecuados para circular por la vía, el vehículo puede derrapar, patinar, llegar a perder la trayectoria  y volverse incontrolable, aumentando sensiblemente la posibilidad de que sufras un accidente.

Durante épocas de frío, será necesario que los neumáticos que utilices no sean los mismos que suelen emplearse durante el resto del año o en verano, ya que obviamente las condiciones de las carreteras cambian drásticamente. Lo ideal en estos casos, siempre será que utilices los neumáticos adecuados, es decir: neumáticos para el invierno.

Si realizamos la comparación entre los neumáticos para el invierno y los neumáticos mixtos o de verano, los resultados no dejaran lugar a dudas, demostrando que un vehículo con neumáticos de invierno circulando a una media de 50 km/h sobre la nieve, necesita de 31 metros menos para poder llegar a detenerse, algo realmente ilustrativo sobre la importancia de utilizar los neumáticos adecuados en cada situación.

Las virtudes de los neumáticos de invierno

En este momento, puede que te preguntes: ¿Cuáles son las diferencias de los neumáticos de invierno frente a los normales o mixtos? Desde Grupo Reclama y para tu tranquilidad, vamos a responderte a esa importante pregunta:

 

-La Composición: El compuesto de este tipo de neumáticos ha sido específicamente desarrollado para que pueda preservar sus capacidades y propiedades sometido a bajas temperaturas. Las gomas de estos neumáticos no se endurecerán, manteniendo toda su adherencia y agarre incluso en temperaturas muy bajas.

-Los Flancos: La estructura de un neumático de invierno es sensiblemente diferente a aquellas que presentan otro tipos de neumáticos, siendo más elástica y brindando una mayor superficie de contacto contra el pavimento, potenciando enormemente su capacidad de agarre.

-El Dibujo: El patrón de dibujo que presenta un neumático de este tipo contiene un mayor número de canales, con más profundidad y anchura, lo que facilita una mayor evacuación de nieve u agua y previenen el aquaplanning.

 

¿Cuándo usar los neumáticos de invierno?

La normativa española que regula el uso de los neumáticos de invierno se encuentra recogida en el Anexo VII del Reglamento General de Vehículos, sin embargo en la actualidad, las normas específicas que regulan el uso de los neumáticos de invierno se encuentra en periodo de revisión y actualización, por lo que es muy probables que vía Real Decreto se introduzcan importantes modificaciones sobre el tema a lo largo del 2019. Mientras tanto, bastará con que recuerdes que los neumáticos de invierno son muy recomendables, sobre todo en aquellas zonas de sierra y montaña donde es frecuente la presencia de hielo y nieve durante buena parte del año.

Recuerda además, que aunque es aconsejable sustituir los cuatro neumáticos, legalmente  y al menos de momento, solo será imprescindible montar los dos del eje motriz del vehículo, al igual que ocurre con las cadenas. Sin embargo, utilizarlos en las cuatro ruedas servirá para evitar una diferencia importante en cuanto a la adherencia entre los dos ejes, algo que puede comprometer la eficacia del neumático y la seguridad al volante.

En España y de manera generalizada, el periodo más aconsejable para la utilización de este tipo de neumáticos es el comprendido entre los meses que van desde Noviembre a Marzo. Sin embargo, en nuestro país aún siguen siendo unos grandes desconocidos, no habiendo superado el 5% de los neumáticos vendidos a lo largo del año 2018. En Europa aunque esta cifra varía de manera considerable, su presencia es también limitada y no llega a superar el 30% del total de las ventas de neumáticos.

Cuando las temperaturas bajan, apareciendo la nieve y el hielo, las posibilidades de sufrir un accidente se multiplican, en Grupo Reclama somos conscientes de ello y por ende te recomendamos el uso de neumáticos de invierno en sustitución de las tradicionales cadenas.

¿Has sufrido un accidente en carretera como consecuencia del mal tiempo o del mal estado de la vía? No lo dudes y contacta con nosotros para exponernos tu caso. En Grupo Reclama estamos a tu entera disposición para resolver todas aquellas consideraciones legales que pueden derivarse de un, siempre inesperado, accidente.

Contactar Blog
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Reclamar accidente de tráfico por nieve o hielo
Reclamar Accidente de Tráfico

Accidentes a causa de una ola de frío ¿Puedo reclamar?

El tiempo ha cambiado drásticamente en partes de España y en los últimos días se encuentran muchas zonas bajo la influencia de una ola de frío polar. Desde Grupo Reclama sabemos que son muchas las inclemencias del tiempo que puedes experimentar durante el invierno, tales como la lluvia, la nieve o los vientos helados, y que pueden agravarse enormemente bajo una ola de frío, por eso siempre es importante mantener la máxima precaución tanto si estamos al volante como si somos peatones

Sin embargo, y a pesar de toda precaución, en condiciones climatológicas tan complicadas siempre existe la posibilidad de sufrir un accidente a causa de las inclemencias del tiempo. Si esto sucede, es posible que te asalte la duda: ¿Puedo reclamar una indemnización por este tipo de accidente? A continuación encontraras la respuesta a esa y otras muchas preguntas.

¿Puedo ser indemnizado por sufrir un accidente durante una ola de frío?

Si sufres un accidente de tráfico y la culpa del mismo es imputable a la Administración, existe la posibilidad de que puedas reclamar. Para ello, es importante que puedas demostrar que ha sido a causa del mal estado de las carreteras por lo que se ha producido el accidente, algo que se conoce como carga de la prueba y que se tramita a través de una reclamación patrimonial.

Lo mejor en estos casos es avisar a la Policía o la Guardia Civil para que realicen un parte o levanten atestado, quedando así  reflejado de forma oficial lo acontecido. Si no se consigue elaborar el parte, es recomendable que en la medida de lo posible recopiles todo tipo de pruebas: Tomar fotografías de la carretera o solicitar los datos de contacto de posibles testigos puede ser de ayuda, aunque en definitiva cualquier otra cosa que consideres relevante puede servirte posteriormente.

Caídas y otros accidentes causados por el frío en la vía pública

Los ayuntamientos deben contar con un plan de respuesta ante los fenómenos meteorológicos adversos que pueden producirse a lo largo de toda la época invernal. Este plan es utilizado como método de actuación cuando las circunstancias lo precisan, y se basa principalmente en mantener las vías públicas limpias, despejadas y tratando de evitar la formación de hielo en las vías y calles esparciendo sal.

Si sufres un accidente por el mal estado de una calle durante una ola de frío, como una caída, un resbalón o una fractura, solo podrás reclamar al Ayuntamiento una indemnización por los daños que hayas sufrido. Para ello será necesario una vez más, que puedas demostrar que el Ayuntamiento es el responsable del accidente, como resultado de no haber atendido correctamente con su obligación a la hora de seguir el plan de respuesta.

A este respecto, es importante mantener presente lo que queda recogido por el Consejo de Estado en su Dictamen del 28 de mayo del 2009:

“Los peatones deben extremar su cuidado, utilizar calzado adecuado y evitar ciertos recorridos para impedir caídas y golpes cuya indemnización no recae sobre la Administración al no configurarse ésta como una aseguradora universal. En supuestos de hecho como el presente, en el que las circunstancias meteorológicas, la hora y la fecha son las determinantes de unas circunstancias adversas que escapan del poder de previsión y prevención de la Administración, no puede imputarse la producción del daño a la misma, debiendo los particulares asumir las consecuencias de su propia deambulación”.

Esto quiere decir que en aquellos casos de fuerza mayor como una ola de frío polar, no se podrá establecer una responsabilidad directa para la Administración, ya que se dan circunstancias excepcionales que escaparían a su control y por tanto no sería responsable en caso de producirse un accidente.

Si sufriste un accidente durante una ola de frío, por el mal estado de vías o calles, es posible que tengas derecho a una indemnización. Recuerda que en Grupo Reclama estamos a tu disposición para aconsejarte y ayudarte, contacta con nosotros sin demora para exponernos tu caso.