Tag: accidentes

Evitar los accidentes de bicicleta en carretera
Reclamar Accidente de Trafico

Cómo evitar los accidentes de bicicleta en carretera

Desde Grupo Reclama sabemos que la bicicleta se ha convertido no solo en un método de transporte alternativo en la ciudad, sino en una práctica deportiva habitual para muchos amantes de las dos ruedas que comparten la vía con otros, por ello queremos dedicar la entrada de hoy a instruirte para que puedas evitar los accidentes de bicicleta en carretera.

Evitar los accidentes de bicicleta en carretera
Evitar los accidentes de bicicleta en carretera

La normativa para ciclistas

Ya seas conductor de una bicicleta u otro vehículo, es imprescindible que conozcas bien las normas de circulación de este tipo de vehículos de dos ruedas y que las respetes en todo momento, ya que tu seguridad puede depender directamente de ello.

A este respecto, la DGT cuenta en su página web con una sencilla y a la par completa guía para ciclistas que puedes consultar y descargar cómodamente.

En esta guía se recogen no solo una serie de importantes consejos y prácticas para desarrollar esta actividad de forma segura, sino también todos los aspectos esenciales de la normativa reguladora de tráfico para la circulación de los mismos.

La gran mayoría de los ciclistas que circulan por carretera conoce estas normas de circulación y utiliza la equipación adecuada para hacerlo, pero aún resta un importante porcentaje:

Se calcula que alrededor del 6%, que desconoce la normativa o no utiliza ningún tipo de equipación e incluso desconocen todo lo que respecta a la adecuación de los elementos de seguridad de una bicicleta.

Como por ejemplo que es imprescindible contar con un sistema de frenado en ambas ruedas o que está prohibido no contar con un timbre.

La equipación para los ciclistas

Es fundamental contar con la equipación adecuada para evitar los accidentes de bicicleta en carretera, por ello hemos pensado repasarla a continuación:

  • El Casco: Los Ciclistas están obligados por la normativa a la utilización de un casco de protección en las vías interurbanas y travesías, siendo obligatorio además en las vías urbanas para los menores de 16 años.
  • El Chaleco Reflectante: Es imprescindible su uso siempre, pero en especial en aquellas horas donde la luz es escasa. Los ciclistas deben contar con alguna prenda reflectante que permita distinguirlos a los demás usuarios, a una distancia de al menos 150 metros, cuando se encuentren en vías interurbanas.

¿Cómo debe circular un ciclista en carretera?

Para la adecuada circulación de los ciclistas por la carretera es importante tener presentes las siguientes consideraciones:

  • Las vías: Los ciclistas tiene permitido circular por las autovías, siempre que estos hayan cumplido los 14 años de edad, pero no podrán circular por las autopistas.
  • El arcén: Los ciclistas están obligados a circular por el arcén, en aquellos casos en los que no exista vía. Si por cualquier razón el arcén no fuera transitable, podrán utilizar la parte imprescindible de la calzada para su desplazamiento. Sin embargo es importante resaltar, que en autovías solo podrán circular por el arcén siempre y cuando no este específicamente prohibido por la señal correspondiente.
  • Modo de circulación: Los ciclistas también tienen permitido circular en paralelo, en columnas de a dos. En este caso la normativa de la DGT establece claramente en el artículo 38 del Reglamento General de Circulación:

“Discurrirán siempre lo más a la derecha posible de la vía y colocándose de a uno en aquellos tramos sin visibilidad”


Reglamento General de Circulación

¿Qué normas deben cumplir los conductores de otros vehículos?

Para evitar los accidentes de bicicleta en carretera, sobre todo en maniobras especialmente delicadas como puede ser el adelantamiento de un pelotón de ciclistas, los conductores de los vehículos de motor deben tener una máxima muy presente: La norma del metro y medio, es decir, dejar la suficiente separación lateral para que ambos, ciclistas y conductores, puedan realizar su trayecto de manera segura.

Adicionalmente, el conductor de un vehículo de motor debe tener siempre presente el estado, anchura y trazado de la vía, incluida la visibilidad cuando circule cerca de ciclistas y no realizar nunca ninguna maniobra que pueda exponerlos al peligro o entorpecer su marcha. Asimismo, es importante que siempre mantenga una separación frontal (distancia de seguridad) y lateral adecuada (1,5 metros) lo suficientemente holgada para no molestar a los ciclistas.

De igual manera, y siempre con la intención de evitar los accidentes de bicicleta en carretera, los conductores de los vehículos de motor deberán adecuar su velocidad a la de los ciclistas, no utilizar señales acústicas que puedan sobresaltarles o efectuarles señales con las luces.

Desde Grupo Reclama te instamos a una conducción responsable, a respetar todas las normas de circulación y la presencia de los ciclistas en la carretera, sin embargo es posible que incluso respetando todas estas consideraciones se llegue a producir un accidente por otras circunstancias. Si has sufrido un accidente no lo dudes y contacta con nosotros y nos encargaremos de todas las consideraciones legales derivadas del accidente por ti.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Las restricciones que afectan al conductor novel
Reclamar Accidente de Trafico

Las restricciones que afectan al conductor novel

Un conductor novel es aquel que ha obtenido el permiso de conducir hace menos de un año, sin embargo hay que recordar que la normativa establece para ellos ciertas limitaciones. En Grupo Reclama queremos dedicar  la entrada de hoy a recordar las restricciones que afectan a estos nuevos conductores.

 

Conductores más jóvenes y menos experimentados

 

Al conductor novel se le puede identificar fácilmente por llevar en la luna trasera de su vehículo una gran “L” blanca sobre un fondo verde. Esta letra “L” hace referencia a la palabra inglesa “Learning” o “Aprendiendo”. Pero veamos en detalle ahora algunas de sus principales restricciones, según se recoge en la normativa de la DGT:

 

  • Señal V-13: Es la típica señal de conductor novel de la que ya hemos hablado, la “L” sobre fondo verde. La ley obliga a que esta señal sea dispuesta en la parte posterior izquierda del vehículo, en un lugar visible. Si no se cumple esta circunstancia, el conductor novel estará incurriendo en una infracción y su consiguiente multa. Además esta señal debe mantenerse durante todo el primer año del conductor, aunque posteriormente podrá retirarse.

Las restricciones que afectan al conductor novel

Recuerda que si no llevas la señal V-13 en algún momento de tu primer año puedes enfrentarte a una sanción y su multa correspondiente, de igual manera que si sigues llevándola pasado este tiempo.

 

  • La Tasa de Alcoholemia: Para empezar la tasa de alcoholemia permitida para el conductor novel es sensiblemente diferente a la del resto de usuarios, situándose en un 0,30 gramos como máximo por litro en sangre o 0,15 miligramos por litro de aire expirado. Si un conductor novel llegara a superar estos límites, se enfrentaría a multas de 500 euros y a la  perdida de hasta cuatro puntos del carnet de conducir, un duro revés a tener en cuenta sin duda.

 

Consejos de conducción para el conductor novel

 

Si eres un conductor novel no olvides tener presentes tus obligaciones al volante, respeta siempre las señales y extrema la precaución para evitar posibles accidentes. Desde Grupo Reclama queremos velar por tu seguridad y por ello a continuación te ofrecemos una serie de consejos y buenas prácticas en la conducción:

 

  • El cinturón: Nunca lo olvides, procura que sea siempre lo primero para ti como conductor y también para todas aquellas personas que te acompañen en tus trayectos.
  • El móvil: Evita la distracción que supone el teléfono móvil y por supuesto nunca lo manipules ni lo utilices durante tus trayectos, mejor guardado y si lo mantienes en silencio.
  • 0 alcohol: Evita el consumo de alcohol y drogas, tanto por tu seguridad como la de aquellos que te acompañan.
  • Respeta las señales: Haz caso de las señales y actúa adecuadamente respecto a ellas, de igual forma respeta la prioridad de otros vehículos.
  • Mantén la calma: Sobre todo en tus primeros trayectos en solitario es posible que se den situaciones que te provoquen nervios o temor, lo mejor en estos casos es mantener fría la cabeza, actuar con calma y tratar de recordar todo lo aprendido.
  • Sin música: La radio y su música pueden distraerte, es mejor permanecer concentrado hasta que adquieras experiencia y soltura, por lo que no es aconsejable que conduzcas con la radio puesta.
  • Evita la conducción nocturna: No es lo mismo conducir de día que de noche, cuando las facultades mentales y de percepción se ven drásticamente reducidas. Es recomendable que para evitar sorpresas desagradables o accidentes evites conducir de noche, al menos al principio.
  • Extrema la precaución con climatología adversa: Si te ves obligado a conducir con climatología adversa, como lluvia o nieve, extrema siempre la precaución, ya que tu experiencia al volante es menor y puedes encontrarte de manera inesperada con una situación peligrosa.

 

Como ves ser un conductor novel no es fácil, hay muchas consideraciones que debes tener en cuenta si quieres evitar peligros innecesarios y siniestros. Si sufriste algún tipo de accidente, no lo dudes y contacta con nosotros. Gana en tranquilidad contando a tu lado con los expertos de Grupo Reclama.

Las conductas irresponsables que causan accidentes
Reclamar Accidente de Trafico

Las conductas irresponsables que causan accidentes

En la conducción, todo usuario debería evitar aquellas conductas irresponsables que causan accidentes, sin embargo en Grupo Reclama sabemos que la realidad es bien diferente, por ello queremos abordar en nuestra entrada de hoy el tema de la responsabilidad al volante y ofrecerte una guía de situaciones que debes tratar de evitar, ya que las acciones descuidas y temerarias de los conductores son un peligro para todos.

 

Existen algunas actuaciones que como conductores debemos evitar y aunque en ocasiones no estén directamente relacionadas con la conducción, sí podemos ser sancionados por ellas sin necesidad de estar conduciendo. A continuación encontrarás una lista con algunas de estas conductas irresponsables que causan accidentes:

 

-Repostar de forma inadecuada: Al parar a repostar en una gasolinera debes recordar apagar las luces y el motor siempre o podrías ser sancionado, incluso otros sistemas eléctricos como se recoge en el artículo 115 del Código General de Circulación:

 

Para cargar combustible en el depósito de un vehículo, éste debe hallarse con el motor parado. Los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles”

Además, debes evitar fumar o lanzar cualquier colilla, como también derramar líquidos en el pavimento, ya sean inflamables o no, y aquellos que puedan ser susceptibles de causar un accidente en otro vehículo, como jabón, aceite o grasa.

 

-Actuaciones callejeras: Es frecuente, en el caso de algunos conductores actuar en plena calle, revolucionar el motor, hostigar a otros vehículos, derrapar o hacer el caballito si se trata de un ciclomotor cuando se está detenido en un semáforo. Estas actitudes además de reprobables constituyen conductas irresponsables que causan accidentes y que pueden estar sujetas a ser consideradas como infracciones y delitos contra la seguridad vial.

 

-Prestar el coche: Un amigo, familiar o conocido nos insiste en que le dejemos su vehículo “solo para dar una vuelta” y nosotros accedemos. Esto constituye una temeridad y es otra de las conductas irresponsables que causan accidentes, sobre todo si la persona a la que prestamos nuestro vehículo tiene poca experiencia al volante o carece de carnet.

 

-Usar la calle como taller o lavadero particular: Esta directamente prohibido lavar el coche en la vía publica y tampoco pueden realizarse reparaciones en el mismo en plena calle. Esta es con frecuencia una de las conductas irresponsables que causan accidentes más común.

Al lavar el coche, cerca de la vía, podríamos estar favoreciendo que otro vehículo sufriera un accidente, como consecuencia del efecto acuaplaning del agua utilizada en la limpieza, sobre todo si contiene elementos jabonosos.  Asimismo al realizar una reparación pueden verterse en la vía otros líquidos, como aceite o grasa, incluso que olvidemos cualquier tipo de herramienta y esta llegue a provocar un accidente.

 

-Organizar carreras: Organizar una carrera ilegal o tratar de picar a otro conductor para que compita en una carrera improvisada en la vía pública y sin permiso del titular de la vía, constituye otra de estas conductas irresponsables que causan accidentes y que además puede ser constitutiva de un delito contra la seguridad vial.

 

La responsabilidad al volante es una necesidad, actuar de manera irresponsable no solo expone a quien actúa de esta forma al peligro de sufrir un accidente, si no también al resto de conductores. En Grupo Reclama estamos para ayudarte, no dudes en contactar con nosotros si sufriste un accidente como consecuencia de una temeridad o imprudencia por parte de otro conductor. Confía en los profesionales de Grupo Reclama ¿A qué esperas para exponernos tu caso?

 

 

 

Nueva Legislación de tráfico: Los cambios que debes conocer
Reclamar Accidente de Trafico

Legislación de Tráfico: Los cambios que debes conocer

Desde Grupo Reclama sabemos que la legislación de tráfico se encuentra en continua evolución, sufriendo con cierta frecuencia cambios, ampliaciones o mejoras de la normativa. Para este año 2019 y principios de 2020 ya existen previstas algunas modificaciones al respecto que debes tener muy presentes, ya que pasaran a formar parte de la nueva legislación de tráfico de manera inminente.

 

Nuevos límites de velocidad

Una de las medidas más importantes que la DGT pretende implementar es la de rebajar la velocidad máxima utilizada en las carreteras convencionales de 100 a 90 km/h, una medida que afectará a unos 7.000 kilómetros de vías secundarias. Esta propuesta pretende igualar la velocidad en todas las carreteras convencionales, que debes recordar es donde se producen el 75% de los accidentes mortales, por lo que no es difícil entender que la nueva legislación de tráfico utilice esta medida con la intención de reducir la siniestralidad.

A partir de principios de este 2019, la velocidad máxima pasa a ser de 90 km/h para coches y motos. Y de 80 km/h para autobuses, furgonetas y camiones. En la actualidad, las carreteras con más de 1,5 metros de arcén cuentan con un límite de velocidad de 100 km/h para turismos y motos, de 90 km/h para autobuses y furgonetas, y de 80 km/h para camiones.

Asimismo, las vías urbanas de un único carril y sentido pasaran a tener una velocidad limitada a 30 km/h. Esta medida ya es oficial en Madrid, y a lo largo de los próximos meses la DGT la implantara en el resto de ciudades del territorio español.

Uso del Móvil

Como no podría ser de otra forma, el uso de los teléfonos móviles mientras se está conduciendo está prohibido. Sin embargo desde el mes de enero ya se contemplan otras consideraciones relativas a este hecho, conducir con el móvil en la mano supondrá perder seis puntos del carnet, en lugar de los tres que venían costando.

Sanciones más contundentes

En general la DGT pretende que las sanciones sean más duras con la nueva legislación de tráfico, tal y como puedes constatar por el ejemplo anterior, el uso del móvil se equipara a las sanciones por conducir bajo los efectos de alcohol o drogas, la conducción temeraria o superar en más del 50% el límite de velocidad de la vía.

Además, la DGT también pretende modificar el texto refundido de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. En este texto, pendiente aún de la aprobación parlamentaria, se  endurecen los excesos de velocidad en carreteras secundarias limitadas a 90 km/h. A partir de su aprobación, circular a 111 km/h en esas vías supondría dos puntos menos en el carné y 300 euros de multa.

El cinturón de seguridad

En la nueva legislación de tráfico también hay lugar para modificaciones sobre el uso del cinturón de seguridad. La DGT también pretende en este apartado que se endurezcan las sanciones y la pérdida de puntos por no llevar puesto el cinturón de seguridad, el casco o el sistema de retención infantil homologado, una infracción que pasara a restar de nuestro carne cuatro puntos, en lugar de los tres que restaba con anterioridad.

Los Cursos de Recuperación

Por otro lado, se aprecia también por parte de la DGT un esfuerzo en la intención didáctica que busca beneficiar a aquellos conductores que quieran mejorar su conducta a través de los conocidos cursos de recuperación de puntos. De este modo, superar un curso de recuperación parcial de puntos a partir de ahora, se traducirá la recuperación de ocho puntos y no de los seis actuales.

La nueva legislación de tráfico incluye muchos cambios destinados a tratar de mejorar la seguridad en la conducción y la responsabilidad de los conductores, por lo que desde Grupo Reclama te instamos a familiarizarte con ellos cuanto antes, para que puedas realizar un ejercicio de conducción responsable.

 

Accidente en el extranjero y el seguro
Reclamar Accidente de Trafico

Accidente en el extranjero y el seguro

Desde Grupo Reclama sabemos que pueden ser muchos los motivos que llevan a los conductores a embarcarse en un viaje de largo recorrido lejos de su residencia habitual. Portugal, Francia, Andorra, Italia o Alemania son un destino frecuente en este tipo de viajes, incluso otros muchos países de la Unión Europea, como Bulgaria o Rumania, por lo que es importante que sepas cuáles son las coberturas que te ofrece tu seguro en caso de que sufras un accidente de coche en el extranjero, que será el tema que trataremos en la entrada de hoy.

Las ventajas y desventajas de viajar en coche por el extranjero

Utilizar tu propio coche para viajar por el extranjero cuenta con numerosas ventajas, entre las que se encuentran la comodidad del desplazamiento entre diferentes puntos de la geografía sin necesidad de tener que recurrir al uso del transporte masivo, como los trenes, el avión o los autobuses. Asimismo, viajar en nuestro propio coche, nos permitirá un ahorro económico considerable respecto del gasto que un desplazamiento de estas características suele acarrear, por ejemplo nos ahorraremos comprar billetes de avión, tren o autobús, e incluso el gasto que supondría alquilar un coche.

Sin embargo, debes ser consciente de que también existen importantes inconvenientes que debes tener en cuenta. Uno de esos inconvenientes será sin duda el cansancio o la fatiga de pasar muchas horas al volante en la carretera, algo que aumenta notablemente la probabilidad de sufrir un accidente.

El Seguro Obligatorio y el Convenio Multilateral de Garantía

Siempre debes prestar una especial atención al seguro que tengas contratado, leer sus condiciones y la letra pequeña antes de viajar al extranjero. El seguro obligatorio del vehículo te permitirá circular por todos los países miembros de la Unión Europea, así como por todos aquellos países que se encuentren adheridos al Convenio Multilateral de Garantía, como son: Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, República Checa, Dinamarca, República Eslovaca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Suecia y Suiza.

Recuerda además, que el seguro obligatorio cubre exclusivamente la responsabilidad civil del conductor del vehículo frente a terceros, esto quiere decir, que cubrirá los daños materiales y personales que puedan ocasionarse a esos terceros, incluidos los de los acompañantes que viajaran en el vehículo responsable del accidente, eso sí, en todo el territorio del espacio europeo.

Sin embargo, puede suceder que no todas las coberturas adicionales contratadas en tu seguro tengan aplicación en caso de que sufras un accidente en el extranjero. Esto supone en la práctica que si por ejemplo sufrieras un accidente en Italia, es posible que tu seguro no cubra ni la asistencia en carretera ni las indemnizaciones correspondientes derivadas del accidente. Debes comprobar siempre que las coberturas adicionales que tienes contratadas son de aplicación en el extranjero y que efectivamente tienen vigencia en tu país de destino.

¿Qué coberturas debes tener antes de viajar al extranjero?

Ten en cuenta que las coberturas que contemple tu seguro pueden variar en función de cada compañía aseguradora, por lo que será importante que para prever contratiempos y problemas en caso de sufrir un accidente en el extranjero, compruebes si cuentas con las siguientes coberturas mínimas:

-La Asistencia Sanitaria: Será necesaria en el caso de que sufras un accidente en el extranjero y de que sufrieras lesiones de algún tipo derivadas del mismo. El tipo de asistencia sanitaria ofrecida en estos casos suele ser muy baja, debiendo hacer frente tu mismo al resto del coste de dicha asistencia.

-La Asistencia en Carretera: Será necesaria para asegurar el traslado del vehículo hasta un taller para su reparación o en caso de necesitarse un remolque para devolverlo a España. Es importante en este caso que compruebes si tu seguro contempla la reparación del vehículo fuera de las fronteras españolas, para que no acabes encontrándote ante una situación desagradable.

-Los daños propios del vehículo causados en el extranjero: Será necesaria para que en caso de accidente queden cubiertos los daños ocasionados por el propio conductor y aquellos que fueran provocados por un tercero desconocido.

La documentación del vehículo en viajes al extranjero

Si tienes pensado viajar con tu propio coche por Europa, recuerda llevar siempre contigo la documentación original del vehículo y tu permiso de conducir en vigencia, además de contar con la última tarjeta de inspección técnica del mismo vehículo y el recibo del último seguro. En algunos países de la franja europea, adicionalmente a toda la documentación enumerada, será necesario disponer también de la Carta Verde.

La Carta Verde es un documento que puedes solicitar directamente a tu propio seguro y que sirve para acreditar que el vehículo dispone del Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio. Esta Carta Verde también acredita que es un vehículo de uno de los países pertenecientes al Convenio Multilateral de Garantía.

Si has sufrido algún tipo de accidente en el extranjero, no lo dudes y contacta con nosotros, gana en tranquilidad poniéndote en manos de abogados expertos en la materia. Desde Grupo Reclama estamos a tu disposición para ayudarte y aconsejarte en todos los aspectos legales derivados del mismo.

Conducción de Quad y accidentes: Todo lo que debes saber
Reclamar Accidente de Trafico

Accidentes en Quad: Todo lo que debes saber

Los cuadriciclos o Quads, son vehículos de cuatro ruedas y sin carrocería muy populares en los últimos tiempos entre conductores de todas las edades. Este tipo de vehículos suele utilizarse para rutas campestres, en zonas rurales y en menor medida en los núcleos urbanos. Desde Grupo Reclama sabemos que para muchos conductores el Quad puede ser un gran desconocido, por eso dedicaremos la entrada de hoy a tratar este tipo de vehículos y la normativa que rige su uso.

Tasa de Accidentes de Quad

En los últimos años, el uso de Quads no ha dejado de aumentar por parte de los conductores pero desgraciadamente también lo ha hecho el número de accidentes relacionados con este tipo de vehículos. En total, a lo largo del último año se produjeron más de 220 accidentes de quad, en los que la mayoría de las víctimas fueron los propios conductores de los cuadriciclos.

El cuadriciclo fue diseñado en un principio para circular por pistas que ofrecían poco acondicionamiento para otro tipo de vehículos, como pistas de gravilla, por lo que siempre deberás usar el casco de manera obligatoria mientras circules con él. Puede que el Quad te parezca más seguro que una moto, sin embargo no debes confiarte y tratar de conducir siempre con la máxima precaución, ya que este tipo de vehículos suele volcar con relativa facilidad, que es la principal causa de accidentes de Quad.

Los diferentes tipos de Quads

La normativa recoge la existencia de varios tipos de cuadriciclos, dividiéndolos en tres clases atendiendo a su peso y la potencia de su motor:

-Ligeros: Comprende todos aquellos modelos cuya masa en vacío sea inferior a 350kg y que no superen los 45km/h. Estos modelos no tendrán más de 50cc.

-No ligeros: Comprende aquellos vehículos cuya masa en vacío, sin contar el peso de las baterías para vehículos eléctricos, no supere los 550kg para usos relacionados con el transporte de mercancía, la potencia máxima del motor será igual o inferior a los 15kw.

-Vehículos especiales: Comprende vehículos diseñados para desempeñar tareas muy concretas. Esta clase se regirá por las mismas normas de circulación que regulan cualquier otro tipo de vehículo.

Normas de circulación y Quads

Pese a que existe una relativa carencia de normativa que regule directamente la circulación de los cuadriciclos, es precisamente por esta razón que los Quads se encuentran reconocidos como vehículos especiales. A continuación, desde Grupo Reclama vamos a detallarte aquellas consideraciones que debes tener en cuenta, dependiendo del tipo de Quad que vayas a conducir:

-Ligeros: Para conducir este tipo de Quads debes contar con un permiso de conducir, pudiendo ser este de las categorías AM, A1, A2, A o B. Estos vehículos no podrán sobrepasar los 45 km/h ni circular en horario nocturno, aunque pueden circular casi por todo tipo de vías debes recordar que nunca podrán hacerlo por autopistas o autovías.

-No ligeros: Para conducir este tipo de Quads debes contar con un permiso de conducir de clase B. Estos vehículos pueden alcanzar los 70 km/h, aunque en el caso de que arrastren un remolque su velocidad se restringe hasta los 63 km/h. Pueden circular por todo tipos de vías, incluidas autopista y autovías.

-Vehículos especiales: Para conducir este tipo de vehículos también será necesario estar en posesión del permiso de circulación de clase B. Estos vehículos no podrán superar nunca la velocidad máxima que se recoja en su tarjeta de inspección técnica de vehículo, pero en el caso de que la documentación no hiciera referencia explícita a ello, nunca deberá superar los 70 km/h, reduciéndose a 63 km/h en caso de que llevara un remolque.

El Seguro de Responsabilidad Civil

Es obligatorio poseer un seguro de responsabilidad civil si vamos a conducir un Quad. Los accidentes de Quad son cada vez más frecuentes como recogen las tasas de siniestralidad de la DGT. La cobertura mínima de este tipo de pólizas será la de responsabilidad civil obligatoria, tal como sucede en el caso de los coches o motocicletas, un seguro a terceros que te protegerá de los gastos y costes por daños personales o materiales producidos si se diera el caso de accidente.

Para evitar los accidentes de Quad, desde Grupo Reclama hacemos hincapié una vez más en la necesidad de conducir estos vehículos siempre con la máxima responsabilidad por tu parte. Sin embargo, si lo impensable ha terminado sucediendo y sufres un accidente de Quad, ya sea como peatón o conductor del mismo vehículo, no lo dudes y contacta con nosotros. En Grupo Reclama estamos para asesorarte y ayudarte a afrontar todas las consideraciones legales que se puedan derivar de tan desagradable situación.

Conoce la Normativa para los VMP o VMU
Reclamar Accidente de Trafico

Conoce la Normativa para los VMP o VMU

Patinetes, monopatines, segways, son algunos de los nuevos medios de transporte VMP que ayudan a los peatones a desplazarse por el entorno urbano.

Desde Grupo Reclama sabemos que estas nuevas formas de moverse por la ciudad no solo aportan ventajas a la movilidad, sino también ciertos problemas y peligros. A continuación dedicaremos la entrada de hoy a tratar el tema en más profundidad.

¿Qué es un VMP?

Los VMP o Vehículos de Movilidad Personal aunque no pueden ser considerados vehículos de motor, sí quedan incluidos en la categoría de vehículos, ya que en definitiva se trata de aparatos aptos para circular por aquellas vías y terrenos que son utilizados por una colectividad indeterminada de usuarios. Así mismo, a las personas que utilizan este tipo de vehículos no se les considera peatón, por lo que no deberían hacer uso de estos aparatos en las aceras o en otros espacios destinados al uso de peatones, exceptuando los casos en los que cada ayuntamiento, a través de sus ordenanzas, lo reflejase de forma expresa.

Dada  la rápida velocidad con la que avanza la tecnología, es difícil que la legislación  pueda adaptarse  a la misma velocidad y permitir al mismo tiempo regular eficazmente el uso de estos aparatos, reflejándolo en los principales reglamentos de vehículos y de circulación. Por ello, la Dirección General de Tráfico ha considerado necesario dictar la instrucción 16/V-124, donde trata de definir e incluir este tipo de aparatos.

Los tipos de VMP o VMU

Existen clasificados varios tipos diferentes de VPM, según se recoge en la instrucción 16/V-124 de la DGT:

-Tipo A: Se trataría de aquellos VMP de pequeñas dimensiones, se incluyen en este apartado los patinetes eléctricos pequeños, rueda eléctrica y plataforma eléctrica. Su velocidad máxima es de 20 km/h. Su peso deberá ser menor o igual a 25 Kg.

-Tipo B: Se trataría de aquellos vehículos de movilidad personal de dimensiones mayores, incluyéndose en este apartado los patinetes eléctricos grandes y segways. Su velocidad máxima es de 30 Km/h. Tendrán un peso inferior o igual a 50 Kg.

-Tipo C0: Se trataría de los ciclos de más de 2 ruedas que se utilizan para uso personal. Tienen una velocidad máxima establecida de 45 Km/h y no podrán superar nunca los 300 Kg de peso.

-Tipo C1: Se trataría de aquellos ciclos con más de 2 ruedas que se utilizan para realizar transporte de personas. La velocidad máxima de estos no podrá superar los 45 Km/h. Su peso debe ser siempre inferior a 300 Kg.

-Tipo C2: Son los ciclos de más de dos ruedas que se utilizan para realizar transporte de mercancías. Su velocidad máxima será de 45 Km/h y tienen que pesar menos de 300 Kg.

Regulación de VMP y VMU

La edad mínima permitida para circular con un VMU (vehículos de movilidad urbana) por vías y espacios públicos es de 15 años, aunque siempre será necesario circular con diligencia y precaución, tratando de evitar daños propios o ajenos y respetando al resto de usuarios de la vía. Los menores de 15 años solo podrán usar los VMU cuando estos resulten adecuados para su edad, altura y peso. Así mismo los menores solo podrán utilizar los VMU fuera de las zonas de circulación, en espacios que se encuentren cerrados al tráfico y acompañados de sus progenitores o tutores.

Está prohibido circular con los VMU cuando las tasas de alcohol superen a las que están establecidas en la normativa general de tráfico, o bajo los efectos de drogas tóxicas, estupefacientes y sustancias psicotrópicas. Asimismo también está prohibido circular escuchando música, con auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido.

Además las personas que circulen utilizando uno de estos aparatos deberán cumplir siempre las normas de tráfico y circulación como el resto de los vehículos a motor. Recuerda también que  en los de tipos A y B los menores de 16 años deben de circular con casco obligatoriamente. Recomendándose su utilización para el resto. En los de los tipos B y C deben estar dotados de un timbre, luces y de elementos reflectantes que estén homologados.

¿Pueden los VMU circular por las aceras?

Los VMU tienen prohibido terminantemente circular por las aceras, así como por espacios exclusivos para el tránsito, la estancia o el esparcimiento de los peatones. Tampoco tienen permitido circular por los carriles bus.

Los patinetes eléctricos pueden circular por ciclo calles, por los carriles bici, pistas bici, por la calzada de calles integradas dentro de las zonas 30, respetando la prioridad del peatón, y por las calles en que en todos sus carriles la velocidad máxima de circulación sea de 30 km/h, siempre que la anchura del vehículo lo permita en condiciones de seguridad. La circulación de estos vehículos por las calzadas se realizará siempre por la parte central del carril.

Los Patines, Monopatines y Patinetes sin motor

Los patines y patinetes sin motor, monopatines o aparatos similares sin propulsión motorizada podrán transitar por las aceras y demás zonas peatonales a una velocidad adaptada al paso de persona que no exceda los 5 kilómetros por hora, evitando en siempre causar molestias o crear algún peligro, pero en ningún caso tendrán prioridad respecto de los peatones.

También podrán circular por carriles bici protegidos o no, aceras-bici, sendas ciclables, pistas-bici y ciclo calles exclusivas para la circulación de bicicletas. En los parques públicos, circularán exclusivamente por aquellos itinerarios en los que esté permitida la circulación de bicicletas. En el supuesto de que se tratase de sendas compartidas con el peatón, se limitará su velocidad de circulación a 5 km/h, respetando en todo momento la prioridad de los peatones. En ningún caso podrán transitar por zonas ajardinadas.

En aquellos  carriles bici no protegidos, únicamente podrán circular los mayores de 16 años o menores acompañados de supervisión de un adulto. Las personas que circulen con patines, patinetes sin motor, monopatines o aparatos similares por vías ciclistas habilitadas sobre las aceras o áreas peatonales, aceras-bici y sendas ciclables deberán hacerlo con precaución, previendo una posible irrupción de peatones y, muy especialmente, de niños, de personas mayores con movilidad limitada o de personas con diversidad funcional, así como mantener siempre una velocidad moderada nunca superior a los 10 km/h y respetar en todo momento la prioridad de paso peatonal en los cruces señalizados.

Desde Grupo Reclama te aconsejamos utilizar este tipo de nuevos vehículos urbanos VMP o VMU con la máxima precaución,  respetando siempre a los  peatones y circulando a una velocidad adecuada  para evitar cualquier tipo de accidente. Sin embargo, si sufriste un accidente causado por uno de estos vehículos, no dudes en contactar con nosotros para comentarnos tu caso.

Acudiendo al taller tras un accidente: ¿Está tu vehículo en buenas manos?
Reclamar Accidente de Trafico

Acudiendo al taller tras un accidente: ¿Está tu vehículo en buenas manos?

Lo impensable ha sucedido, has sufrido un accidente y como resultado del mismo tu vehículo ha resultado dañado. En ese momento en el que debes llevar tu vehículo a reparar a un taller, existen algunos consejos que desde Grupo Reclama queremos compartir hoy contigo, y que seguro encontrarás de utilidad llegado el momento.

Tus derechos como cliente de un taller

Como consumidor, quizás no sepas que la reparación de tu vehículo está sujeta a una serie de garantías, por lo que para evitar futuros problemas es recomendable que elijas para efectuar las reparaciones de tu vehículo el taller adecuado. Esto es relativamente fácil de conseguir, los talleres suelen disponer de una placa situada en su fachada exterior en la que aparece su número de registro legal y un símbolo que identifica la especialidad del mismo:

  • Carrocería (Martillo)
  • Pintura (Pistola de pintar)
  • Electricidad (Una flecha quebrada)
  • Mecánica (Una llave inglesa)

Lo más recomendable seria que eligieras un taller que estuviera adherido a la Junta Arbitral de Consumo, puesto que en el supuesto de que se produjera algún tipo de problema podrás acudir al sistema de arbitraje, algo totalmente gratuito para el consumidor, y evitaras así optar por la tediosa vía judicial y los costes adicionales que ella puede suponer.

El Presupuesto y la Factura

Es fundamental que consultes los precios del taller, compares precios si es preciso entre diferentes talleres y que tengas siempre en cuenta que los talleres deben tener a la vista especificado lo que cobran por la mano de obra, el horario de trabajo y un cartel donde se recojan los derechos de los clientes.

Una vez decidas dejar tu vehículo en un taller, será necesario que como cliente firmes, por duplicado, un documento que recibe el nombre de ‘Resguardo de depósito’. Este documento deberá estar firmado tanto por el taller como por ti,  el cliente, y en el quedara constancia de que has dejado tu coche para la elaboración de un presupuesto, especificándose la avería. Es primordial hacer constar en el Resguardo de Depósito los kilómetros con los que el vehículo fue entregado al taller, puesto que no es raro que en ocasiones se produzcan casos en los que el personal del establecimiento, indebidamente, utiliza el vehículo para cualquier menester sin contar previamente con el consentimiento del propietario.

Pide siempre un presupuesto por escrito antes de efectuar alguna reparación. En este presupuesto debe constar de manera clara y detallada el coste total de las piezas, la mano de obra y cualquier otra consideración o servicio que vaya a ser prestado. De esta forma, de detectarse alguna nueva avería en otras piezas o encontrar piezas rotas, el taller no podrá proceder a cambiarlas directamente sin antes consultártelo y obtener tu consentimiento para proceder a subsanar la nueva incidencia.

Según dicta la ley, existe un plazo de 48 horas para que el taller te comunique la nueva avería o pieza a sustituir desde que la hubiera detectado. Si desde el taller realizan un presupuesto para incluir este nuevo arreglo pero lo rechazas, la ley contempla la posibilidad de pagar el tiempo que los mecánicos hubieran dedicado a detectar la nueva avería.

Por último, los talleres tienen la obligación de entregar una factura escrita, que esté debidamente firmada y sellada, donde se recoja el desglose de la reparación, mano de obra, horas de trabajo y piezas sustituidas o reparadas. Además de contar en el reverso de la factura con la garantía certificada de la reparación.

Si no estás satisfecho con la reparación, consideras que el taller ha realizado un mal trabajo o el precio final te parece abusivo, deja constancia de ello explicando tus reticencias con detalle en la hoja de reclamaciones del taller, hoja que tienen la obligación de facilitar a los clientes si se les solicita. Posteriormente y una vez cumplimentada guarda una copia para enviarla a la Dirección General de Consumo de tu Comunidad Autónoma, organismo que se encargara de realizar una mediación gratuita, y en caso de infracción de la normativa de talleres, sancionaran al taller.

Garantías de las reparaciones realizadas en el taller

La normativa reguladora establece que el plazo para suministrar un recambio para un vehículo fabricado en España es de 15 días y un total de 30 para aquellos modelos que sean fueran de importación. Recuerda estar siempre alerta cuando de sustituir alguna pieza de tu vehículo se trata, deberás comprobar que lleva la marca de su fabricante, con las siglas ECE para homologaciones europeas, que estarán inmediatamente seguidas de un código de identificación y registró con números y letras.

Es importante a su vez recalcar un aspecto fundamental en estos casos, como son las garantías de las reparaciones o instalaciones efectuadas por el taller, que tendrán una vigencia de tres meses o 2.000 km recorridos -en el caso de vehículos industriales, 15 días, o 2.000 km-. Asimismo es importante que también recuerdes, que aquellas piezas que no son de desgaste tienen dos años de garantía, vigente desde la fecha de entrega del vehículo una vez reparado.

La duración de dichas garantías debe constaren la factura de manera clara y legible, además de incluirse el siguiente extracto: “La garantía se entiende total, incluyendo mano de obra, piezas sustituidas, servicio de grúa, desplazamiento de operarios e impuestos y su cumplimiento se realizará sin que quepa postergación”.

Elegir un mal taller para reparar tu vehículo puede acarrearte muchos problemas y quebraderos de cabeza innecesarios, desde Grupo Reclama sabemos que con demasiada frecuencia existen desacuerdos o disputas con los talleres por este motivo.

Contacta con nosotros si tienes algún problema de este tipo, nuestra amplia experiencia en este campo nos permitirá asesorarte eficazmente al respecto y hacer valer tus derechos frente a posibles abusos o intentos de fraude por parte de los talleres.