fbpx

Tag: accidente

Accidente en un túnel: ¿Sabrías cómo actuar?
Reclamar Accidente de Trafico

Accidente en un túnel: ¿Sabrías cómo actuar?

Desde Grupo Reclama y siguiendo la estela de una reciente campaña de la DGT, queremos dedicar la entrada de hoy a tratar un tipo de siniestro que puede llegar a ser muy peligroso si no se actúa de la manera adecuada, estamos hablando de cuando se produce un accidente en un túnel.

Guía de actuación en caso de accidente en un túnel
Guía de actuación en caso de accidente en un túnel

¡Peligro en el túnel!: Una guía de actuación

Cuando circulamos por el interior de un túnel largo o un paso inferior, generalmente nos enfrentamos a unas condiciones de visibilidad enormemente reducidas. En esta situación siempre existe la posibilidad de que pueda producirse un accidente en un túnel o incluso que se presente una inoportuna avería, y como consecuencia de cualquiera de ellas, nos veamos atrapados dentro del mismo.

En estos casos y como solemos recordarte con habitualidad desde Grupo Reclama, es de vital importancia saber cómo actuar y que mantengas la calma.

  • Antes de entrar en el túnel: Como pauta general antes de internarte en un túnel deberás usar el sentido común y respetar todas las normas de circulación existentes, la distancia de seguridad y no realizar maniobras que puedan confundir al resto de los conductores. Con estas leves indicaciones se reducirán considerablemente las posibilidades de que se produzca un accidente en un túnel.
  • En el interior del túnel: Ya en el interior del túnel deberás mantener una amplia distancia de seguridad respecto al coche tras el que circulas y respetar siempre aquellos límites de velocidad que estuvieran marcados en el tramo. Es importante además que trates de memorizar a tu paso las instalaciones de seguridad o teléfonos de emergencia que vayas encontrando.
  • En caso de atasco: En caso de que se produzca un atasco deberás encender las luces de emergencia, mantener una distancia de seguridad no inferior a 5 metros con respecto al coche que te precede y parar el motor. Deberás permanecer siempre en el vehículo y no usar el claxon. Adicionalmente y si desconocemos el motivo del atasco, puedes utilizar la radio del vehículo para tratar de obtener alguna información. Si dentro del túnel se encuentra algún tipo de personal acreditado dándote instrucciones, ten presente que deberás hacer caso a sus indicaciones en todo momento.
  • En caso de accidente: En este caso deberás encender también las luces de emergencia, posicionar el coche lo más cerca del borde derecho de la calzada y parar el motor. Una vez hecho esto, deberás olvidarte temporalmente del vehículo, dejándolo con las llaves, las luces puestas y las puertas abiertas. De esta manera, cuando los servicios de emergencia acudan será posible mover el vehículo rápidamente.

Accidente leve en un tunel:

Lo más recomendable es que salgas del túnel con el vehículo cuanto antes, despejando lo antes posible el camino para otros conductores.

Accidente grave en un tunel:

Si es imposible continuar normalmente la marcha con el vehículo o salir por alguno de los dos lados del túnel, deberás apartar tu vehículo hacia un lado de tal manera que evite molestar a otros usuarios o a los servicios de emergencia a su llegada.

Ten presente en este caso que deberás colocarte el chaleco reflectante y dirigirte rápidamente a la salida o refugio más cercano.

A continuación trata de solicitar auxilio a través del poste de SOS y evita el uso del teléfono móvil en la medida de lo posible.

Si hay heridos debes de prestar auxilio siempre que esto no suponga una amenaza a tu propia integridad.

Recuerda: salvaguardar tu integridad física será siempre lo más importante.

En caso de que como consecuencia del accidente debas hacer frente a un incendio en algún vehículo o en el mismo túnel, conviene que te alejes del fuego rápidamente en dirección a la salida más cercana, avanzando agachado y pegado a alguna de las paredes laterales, tratando de evitar la inhalación de gases tóxicos.

Un accidente en un túnel, por improbable que parezca, suele darse con más frecuencia de la que en un primer momento imaginarías, sobre todo en un entorno natural como el que ofrece nuestro país. No dudes en contactar con nosotros si has sufrido un accidente de este tipo, desde Grupo Reclama te ayudaremos a afrontar todas las consideraciones legales del mismo. Confía en los expertos de Grupo Reclama y saldrás ganando.

Si tienes dudas contacta con nosotros:

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Infracciones poco usuales que pueden ser causa de multa y accidente
Reclamar Accidente de Trafico

7 cosas que solemos hacer y que nos pueden multar por ello

En Grupo Reclama sabemos que existen muchas acciones que los conductores repetimos por inercia cuando estamos al volante, y que ignoramos que realmente pueden llegar a ser una causa de multa y accidente. Hoy queremos dedicar la siguiente entrada a tratar sobre este tema, con la intención de corregir algunas de nuestras actitudes al volante y mejorar la seguridad de todos en la conducción.

7 causas de multas por acciones usuales

A continuación encontrarás una serie conductas que han sido causa de multa y accidente en muchos casos, la mayoría consideradas como distracciones según la normativa de la DGT son sancionadas con multas de entre 80 a 500 euros o incluso la pérdida de puntos del carnet, tenlas en cuenta y evítalas en la medida de los posible:

  • Asomar los miembros por la ventanilla: Es frecuente ver a conductores con la ventanilla bajada, el codo asomando o el brazo por el exterior de la puerta. En la parte posterior del vehículo la cosa es igual de  peligrosa, los niños y otros ocupantes suelen asomar la cabeza o las extremidades. Esta conducta, además de temeraria puede ser causa de multa o accidente.
  • Demasiado cariño o enfado: Las muestras de afecto efusivas, como un largo beso o las discusiones de pareja y los aspavientos, pueden ser también motivo de infracción. Ten en cuenta que estas conductas pueden ser consideradas por las autoridades como motivos de distracción al volante.
  • Demasiado ruido: otra de las conductas que pueden ser causa de multa o accidente es la de tocar el claxon sin motivo, pudiendo sobresaltar al resto de conductores y crearles un falso motivo de alarma. Recuerda que en este caso para la DGT solo está permitido el uso del claxon del vehículo en casos de emergencia, para evitar un accidente o para indicar la realización de una maniobra de adelantamiento. Asimismo, un alto volumen en la radio del vehículo también puede ser causa de multa o accidente, al limitar nuestra percepción auditiva del entorno.
  • Comer, afeitarse o maquillarse: Etas son otras de las conductas que pueden costarnos un disgusto en forma de  sanción o llegar a provocar un accidente. Para realizar cualquiera de estas acciones lo mejor será que te detengas un momento a realizarla en un área de servicio o cualquier otro lugar habilitado.
  • Llevar un cartel de “Se Vende”: Lo creas o no, esto es algo ilegal ya que al mostrar un cartel de venta de vehículo en el propio vehículo se realiza un uso inadecuado de la vía pública y puede ser causa de sanción. Ten presente además, que muchos de estos vehículo, cartel incluido, siguen circulando y que los propios conductores dueños de los mismos no suelen entretenerse en retirar esos carteles mientras lo hacen, limitando enormemente su visión del entorno exterior.
  • Saltarse un semáforo en ámbar: Una conducta bastante habitual y que sin embargo puede estar penalizada con una multa al tratarse de una infracción de la normativa.
  • Llevar calzado o ropa inadecuada: Conducir sin camiseta te puede llegar a costar un disgusto en la forma de sanción, así como conducir sin utilizar un calzado adecuado, por ejemplo utilizando unas chanclas o zapatos de tacón que limiten tu sensibilidad con los pedales del vehículo o que puedan producir un enganche en los mismos.

En definitiva, desde Grupo Reclama te instamos a utilizar el sentido común y rehuir estas conductas que pueden llegar a ser causa de multa y accidente, con el consiguiente desembolso económico o daño personal derivado.

Mientras que tu conducta al volante sea responsable todo irá bien 😀


👇👇 Contacta sin compromiso👇👇

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Las quemaduras en accidentes de coche
Reclamar Accidente de Trafico

Las quemaduras en accidentes de tráfico

Los accidentes de circulación y los daños derivados de estos, representan uno de los problemas de salud pública más importantes para el futuro, por ello desde Grupo Reclama queremos abordaremos hoy este tema y trataremos a propósito de uno de los daños más dramáticos que las víctimas de un accidente pueden llegar a padecer: las quemaduras en accidentes de coche.

 

Las quemaduras como secuela de un accidente: Una amenaza real

 

Siempre que se produce un accidente de tráfico, por pequeño que este sea, existe el riesgo de sufrir daños y lesiones. Entre estos daños y lesiones, aquellos que son provocados por la exposición al fuego como resultado de un pequeño incendio o explosión durante el accidente son quizás los más temidos, pero no los únicos.

 

Las quemaduras que pueden llegar a sufrirse en un accidente pueden dividirse en cuatro categorías:

  • Quemaduras por calor: Entre las quemaduras en accidentes de coche, estas son quizás el tipo más común que sufren las víctimas, pudiéndose deberse a el contacto directo con la llama de un fuego, a la radiación del calor del incendio o al contacto con superficies calientes, metálicas o plásticas, incluso con líquidos o vapor.
  • Quemaduras eléctricas: Las quemaduras eléctricas tienen lugar cuando la corriente eléctrica, del propio vehículo o de algún punto externo, como los cables de alta tensión de un poste eléctrico que ha sido golpeado, pasan a través del cuerpo del accidentado.
  • Quemaduras químicas: Las quemaduras químicas se produce cuando la piel entra en contacto con sustancias químicas fuertes y abrasivas. Estas quemaduras suelen producirse con mayor frecuencia cuando en el accidente se ha visto envuelto algún vehículo de transporte de sustancias peligrosas, sin embargo no exclusivamente, ya que dentro del vehículo pueden ser transportados otros productos capaces de producir este tipo de quemaduras.
  • Quemaduras por abrasión: Este tipo de quemaduras suele ser presentado con más frecuencia por aquellos motoristas accidentados, a los que sus ropas o protecciones no han podido proteger eficazmente una parte de su cuerpo, que ha quedado expuesta al roce contra el pavimento a gran velocidad, lo que causa su aparición.
    En los conductores de otros vehículos, este tipo de quemaduras se da principalmente en los impactos a gran velocidad, generalmente se producen en el cuello, el pecho y el hombro. En estos casos, el cinturón de seguridad se convierte en el causante directo de este tipo de lesiones, al hacer contacto con la piel y frenar el cuerpo del accidentado para que no salga despedido del vehículo.

 

¿Cómo debes actuar ante un incendio?

 

Nunca es recomendable situarse cerca de las llamas, por lo que si tu vehículo se ha incendiado debes tratar de alejarte de él. El gran peligro cuando se produce un incendio, además del fuego, es el humo, tenlo en cuenta ya que puede causar graves intoxicaciones, irritación en ojos y garganta y dificultar la respiración.

 

Recuerda además que echar agua o acercarse a tratar de ayudar a un accidentado que haya sufrido quemaduras en un accidente de coche son dos comportamientos instintivos que pueden empeorar la situación, no te hagas el héroe. Procura mantener la calma y aplicar el protocolo PAS, tratando de mitigar las posibles consecuencias que se hayan producido en el accidente.

 

Si cuentas con un extintor y el fuego del vehículo incendiado es menor, puedes tratar de apagarlo y eliminar el peligro, pero si tienes dudas es mejor que esperes a que acudan los servicios de emergencia, las autoridades y los bomberos.

 

Prevención ante todo

 

El incendio en un coche puede llegar a ser devastador, por ello y a modo de precaución siempre es recomendable seguir ciertas pautas de seguridad para evitar las quemaduras en un accidente de coche.

 

  • No fumar: Parece obvio, pero cualquier pequeña chispa puede inflamar un componente del vehículo, como la tapicería y provocar un pequeño incendio.
  • Mantenimiento y revisiones periódicas: Mantener el vehículo en buenas condiciones y revisar todos sus sistemas regularmente en el taller nos evitara muchos disgustos y minimizara la posibilidad de que llegue a producirse un incendio de origen eléctrico.
  • El extintor es tu amigo: Procura contar siempre con un pequeño extintor para tu vehículo, nunca se sabe cuándo va a ser útil.
  • Atento al repostar: Las gasolineras son lugares altamente inflamables, por lo que debes extremar el cuidado cuando te detengas a repostar, procurando no derramar gasolina o aceite, que puedan derivar con cualquier chispa en un incendio o explosión.

 

Desde Grupo Reclama velamos por tu seguridad y sabemos que las quemaduras en accidentes de coche son un daño personal difícil de cuantificar, aun así, si has sufrido un accidente de este tipo en la carretera, no lo dudes y contacta con nosotros. En Grupo Reclama somos profesionales en la materia y nos encargaremos de que obtengas la indemnización que en justicia te corresponda derivada de tu accidente.

Accidentes laborales: El accidente de camino al trabajo
Indemnizaciones por Caidas, Reclamar Accidente de Trafico

Accidentes laborales: El accidente de camino al trabajo

Entre todos los accidentes laborales que un trabajador puede llegar a sufrir, esta el accidente de camino al trabajo o regresando de él, también conocido como accidente in itinere, es uno de los más comunes.
Desde Grupo Reclama queremos abordar hoy este tipo de accidentes y tratar de solventar algunas de las principales dudas que pueden asaltarte si llegas a sufrir un accidente de este tipo.

El accidente in itinere o accidente de camino al trabajo

Cuando te desplazas desde tu lugar de residencia hacia tu lugar de trabajo o a la inversa, siempre cabe la posibilidad de que puedas llegar a sufrir un accidente. Como hemos mencionado anteriormente, a este tipo de accidentes se hace referencia en términos legales utilizando la expresión latina in itinere (en trayecto).

Este tipo de siniestro, que puede producirse a lo largo de un tiempo razonable antes de entrar a trabajar o después de salir del trabajo, tendrá que suceder a lo largo del trayecto habitual entre el domicilio del empleado y su lugar de trabajo. Si por algún motivo el empleado se desvía  aunque sea mínimamente de esta ruta habitual, lo normal es que surjan problemas a la hora de reclamar una posible indemnización por accidente.

A este respecto, en un accidente de camino al trabajo siempre será fundamental demostrar la causa efecto para que sea considerado como un accidente laboral, tal como se recoge en el artículo 115 de la Ley General de la Seguridad Social.

“Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. Tendrán la consideración de accidentes de trabajo los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo”

¿Cuándo es y cuándo no es un accidente in itinere?

Para que puedas entender mejor el concepto de los accidentes in itinere, a continuación encontraras algunos supuestos donde podrás apreciar de forma clara cuando se trata de un accidente de camino al trabajo o de regreso de él y cuando no.

Accidentes considerados in itinere:

-Caídas en el portal del domicilio.

-Accidente de coche en el trayecto directo al trabajo.

-Accidentes donde el trabajador se desvía del trayecto habitual para realizar algún cometido propio de la empresa.

-Accidentes esperando el autobús, el metro o el tren, en definitiva en la parada de cualquier medio de transporte habitual que el trabajador utilizara para completar el trayecto hasta su trabajo, asimismo como cualquier accidente que se produjera en el interior de los citados medios de transporte.

-Accidentes de tráfico tras una comida de empresa, como las de navidad o en cualquier otro supuesto similar.

-Accidentes de bicicleta realizando el trayecto habitual al trabajo.

Accidentes considerados No in itinere

-Caídas en el interior del domicilio por correr antes de acudir al trabajo.

-Accidentes de tráfico de camino al trabajo, pero habiendo realizado un desvío por motivos personales, como ir al supermercado o pasar por correos para recoger un paquete.

-Accidentes regresando del trabajo después de haber comido en casa de un familiar o amigo.

-Accidente después de una cena, comida u otro evento de empresa que se produce por culpa del propio trabajador, como conducir bajo los efectos del consumo excesivo de alcohol.

Adicionalmente, cabe destacar que la movilidad geográfica en un accidente de camino al trabajo es realmente importante ya que en muchas ocasiones, la aseguradora responsable de hacer efectiva la indemnización en este tipo de accidentes, tratara de oponerse alegando para ello que el trabajador se desplazó una gran distancia. Sin embargo debes recordar, que independientemente de la distancia, la aseguradora tiene la obligación de hacerse cargo de la indemnización que le corresponda al trabajador y de tramitar la baja por accidente laboral.

Indemnización para accidentes in itinere

Cuando se produce un accidente in itinere, se considera que el trabajador ha sufrido un accidente de tráfico y un accidente laboral al mismo tiempo, es por ello que ambas indemnizaciones pueden ser compatibles.

Como Accidente de tráfico, solo los accidentes de camino al trabajo donde el culpable del siniestro no sea el conductor del vehículo tendrán derecho a una indemnización. Es decir, que cualquier trabajador que sufriera un accidente de camino al trabajo como ocupante de un vehículo privado, de un transporte público o como el conductor no culpable del accidente en cuestión tendrá derecho a percibir una indemnización por el mismo.

Como accidente laboral y al no tratarse de un accidente donde concurriera la omisión de las medidas de seguridad, no tendrá derecho a una indemnización por la responsabilidad civil, pero si a una indemnización por sufrir lesiones permanentes no invalidantes si el accidente llegara a producir algún tipo de secuelas en el trabajador. Puede incluso que en este caso, se tenga derecho a una indemnización de 24 veces su salario si las posibles secuelas sufridas le causaran una incapacidad  parcial manifiesta para el desempeño de su profesión.

Si has sufrido un accidente de camino al trabajo o de regreso del mismo, no lo dudes y contacta con nosotros en Grupo Reclama para exponernos tu caso. Somos profesionales en la materia con una amplia experiencia en el sector, nuestros resultados nos avalan.

La importancia de usar el cinturón de seguridad
Reclamar Accidente de Trafico

La importancia de usar el cinturón de seguridad

La importancia de usar el cinturón de seguridad

Casi la mitad de los fallecidos en los accidentes de turismos y furgonetas que se produjeron a lo largo del 2018 no usaban el cinturón de seguridad, de haberlo hecho, se estima que la gran mayoría de los accidentados habría sobrevivido al accidente.
Desde Grupo Reclama hoy queremos hablarte sobre la importancia de usar el cinturón de seguridad, uno de los mejores aliados para evitar los daños personales y las lesiones derivadas del accidente.

El cinturón de seguridad puede salvarte la vida

Actualmente la importancia de usar el cinturón de seguridad en cualquier tipo de trayecto es mayúscula, ya que el uso de este sencillo dispositivo de seguridad puede llegar a reducir a la mitad el riesgo de muerte en casos de accidente.

Este mensaje,  tantas veces repetido por las instituciones, diferentes organizaciones y expertos de todo el mundo, lleva a la Dirección General de Tráfico a realizar una campaña anual como recordatorio, con el objetivo de  influir en todos aquellos conductores u ocupantes de vehículos que, por una razón u otra, todavía no parecen entender la importancia del uso de dicho dispositivo.

Diversos estudios científicos y pruebas han concluido que el conductor de un vehículo o furgoneta que se ve envuelto en un accidente y que utiliza de manera correcta el cinturón de seguridad, verá reducida la probabilidad de mortalidad en un 50%, en un 45% la posibilidad de sufrir lesiones graves y en hasta un 25% las lesiones leves, algo que debería servir para hacerte entender la importancia de usar el cinturón de seguridad del vehículo.

Razones para usar el cinturón de seguridad

En el artículo 117 del Código de Tráfico y Seguridad Vial se recoge, entre otras cosas, la regulación y el uso del cinturón de seguridad como elemento de prevención de accidentes:

“Se utilizarán cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados, correctamente abrochados, tanto en la circulación por vías urbanas como interurbanas”

Aunque la normativa es clara al respecto, desde Grupo Reclama te ofrecemos algunas razones adicionales para que tengas muy presente la importancia de usar el cinturón de seguridad:

-Obligatoriedad: El uso del cinturón de seguridad y de los SRI es obligatorio para todos aquellos ocupantes que viajen en un vehículo, no solo el conductor, y en cualquier tipo de trayecto, corto o largo, y en cualquier tipo de vía urbana o interurbana.

-Seguridad: El cinturón es un elemento fundamental de la seguridad vial y su uso ha servido para salvar miles de vidas. Según diversos estudios de la Unión Europea, el simple hecho de abrocharse el cinturón de seguridad cuando se viaja en un vehículo, salva la vida de miles de personas en la Unión Europea cada año.

-Retención: El cinturón de seguridad evita salir despedido del habitáculo del vehículo en caso de accidente, impactar contra otro pasajero, la luna delantera o con elementos exteriores de la vía, como otros vehículos, guarda railes o señales.

Desde Grupo Reclama queremos hacer hincapié una vez más en la importancia de usar el cinturón de seguridad como elemento de seguridad en cualquier tipo de trayecto, en orden de evitar o minimizar en la medida de lo posible cualquier daño que pudiera sufrir cualquiera de los ocupantes de tu vehículo.

Contactar Blog

Contactar Blog
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
La Indemnización por Accidente y Hacienda
Reclamar Accidente de Trafico

La Indemnización por Accidente y Hacienda

Hoy desde Grupo Reclama abordaremos el tema de Indemnización por Accidente y su declaración ante Hacienda, además y siempre con la intención de ayudarte, responderemos a muchas de las dudas más frecuentes que pueden asaltarte respecto a este tema.

¿Tributa o no tributa una indemnización por accidente?

Las indemnizaciones por accidente, independientemente de su importe o los motivos de su naturaleza, es siempre una cantidad de dinero recibido, por lo que llegada la hora de presentar la Declaración de la Renta es frecuente que te asalte esta duda: ¿Debo declarar este importe o no?

Las indemnizaciones percibidas por un perjudicado en un accidente se encuentran exentas de ser declaradas hasta alcanzar aquella cuantía establecida por la ley o por un juez. Tal y como se establece en el artículo 7d de la Ley del IRPF 35/2006 del 28 de noviembre.

Por tanto, esto significa que, el importe que un juez determine o el que se estableciera por vía de decreto, convenios, reglamentos u otro tipo de documentos jurídicos, se encuentra exento de tributación. Sin embargo, aquella cuantía que supere este importe establecido sí que deberá ser tributada.

En la actualidad, casi todas las indemnizaciones por accidente se encuentran exentas de pagos a Hacienda, ya que solo una escasa proporción de ellas llega a superar la cantidad establecida por la ley, por las administraciones o por otros organismos competentes.

Cuando tu indemnización supera la cuantía establecida

Cuando la indemnización del accidente sea superior a los baremos establecidos por la ley o a cuando así se indicara formalmente en una sentencia judicial, siempre deberás tener la cantidad percibida en cuenta a la hora de hacer tu Declaración de la Renta. Sin embargo, debes saber que en estos casos no se tendrá en cuenta el total de dicha indemnización, sino simplemente aquella parte que superase la cuantía establecida. Dicha cantidad deberás declararla como una ganancia no derivada de trasmisión de elemento patrimonial.

Por tanto, este importe que excede y que debes declarar como ganancia patrimonial, entrará a formar parte de tu base imponible como declarante y tributará según el gravamen que le corresponda.

La indemnización obtenida como consecuencia de un accidente no se considera una ganancia para el perjudicado, sino que se trata de una compensación por una pérdida, es por ello por lo  que no existe la obligación de tributarla, ya que en definitiva no puede entenderse como una ganancia al uso. Por lo tanto podemos decir, que son muy pocas las ocasiones en las que un afectado tendrá la obligación de tributar una indemnización por accidente, pero en el caso de que te surjan algunas dudas o te consideres disconforme con la obligación de tributar, siempre será aconsejable buscar asesoramiento profesional, como el que te ofrecemos desde Grupo Reclama.

Si has sufrido un accidente y pretendes reclamar una indemnización o consideras que la indemnización por accidente que has percibido es menor de lo que en justicia te correspondería, no lo dudes y contacta con nosotros. En Grupo Reclama estamos para ayudarte.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Silla portabebé para bicicletas: Protege a los más pequeños
Reclamar Accidente de Trafico

Silla portabebé para bicicletas: Protege a los más pequeños

En Grupo Reclama sabemos, que uno de los medios de transporte urbano alternativos más ecológicos usados por las familias es sin lugar a dudas la bicicleta sobre todo en las ciudades. Como padres responsables, comprar una silla portabebé para bicicleta será sinónimo de seguridad y tranquilidad para nosotros, ya que minimizaremos en gran medida el peligro de que nuestros pequeños puedan hacerse daño en una caída o en caso de sufrir un, siempre inesperado, accidente.

Eligiendo la silla portabebé adecuada

Antes de proceder a comprar una silla portabebé, debes saber que no todas las bicicletas son adecuadas para el transporte de niños menores de 7 años con una silla, por lo tanto, lo primero que deberás hacer es averiguar si la bicicleta que utilizaras es adecuada para el transporte de un menor. Una vez superado este primer trámite, recuerda que en la bicicleta solo podrá ir un adulto, mayor de 18 años y que obviamente será el conductor de la misma, y un único niño en una silla portabebé que esté debidamente homologada.

Una vez te decidas a adquirir esta silla portabebé para bicicletas, será siempre esencial que tengas en mente dos aspectos fundamentales: la seguridad y la comodidad del bebé.

Para que un niño pueda ir de forma segura y cómoda en su silla, es muy recomendable que su peso no sea inferior a los 9 kg. De igual manera, tampoco es recomendable que su peso exceda de los 25 kg. A este respecto y como indicación general por la que guiarte, recuerda que las sillas para bicicletas están indicadas para niños con una edad comprendida entre los 6 meses y los 6 años.

En el mercado existen dos opciones de compra para las sillas portabebés para bicicleta: sillas de disposición frontal, que se enganchan al manillar de la bicicleta o bien a la barra; y las sillas de disposición trasera, que se enganchan en el portabultos de la bicicleta. La opción más cómoda para el conductor, y la más segura para el niño son con diferencia las sillas de disposición trasera. Además recuerda, que para que un bebé vaya en silla para bici, el Código de Circulación dice que deberá llevar un casco homologado y adecuado a su edad.

Los requisitos básicos que debe cumplir siempre cualquier silla portabebé para bicicleta que utilicemos son:

  • Que esté homologada
  • Que sea reclinable
  • Que sea reflectante
  • Que cuente con respaldo
  • Que cuenta con cinturón o arneses de seguridad con cierre
  • Que cuente con una zona de apoyo para las piernas
  • Que aísle y proteja del radio de la rueda trasera

Desde Grupo Reclama te recomendamos que al comprar una silla portabebé de bicicletas consideres elegir una marca de calidad, que será la mejor forma de asegurar una compra inteligente y un producto seguro, que ofrezca todas las garantías para proteger al niño de posibles daños en caídas o accidentes.

Si tú o tu pequeño habéis sufrido una caída imprevista o un accidente en el núcleo urbano, como consecuencia del mal estado de las calles o la imprudencia de otro conductor al no respetar las normas de circulación, no lo dudes y contacta con nosotros. En Grupo Reclama estamos para ayudarte a gestionar tu caso y reclamar la indemnización que en justicia te correspondiera, si procediese, frente a la administración o cualquier otro particular.

Los accidentes en vías en mal estado
Reclamar Accidente de Trafico

Los accidentes en vías en mal estado

El estado de las vías es un importante factor de riesgo a tener en cuenta por los conductores. El mal estado del pavimento o las irregularidades, defectos, socavones incluso una señalización deficiente o elementos temporales que hayan sido olvidados en la vía, pueden ser fácilmente causa de un accidente.

Desde Grupo Reclama sabemos de su importancia y por ello hoy queremos profundizar un poco más en este tema y guiarte a través del proceso a seguir para interponer una reclamación, en el caso de que hayas sufrido un percance a causa de circunstancias similares.

La indemnización por accidente

La constitución española recoge en su artículo 106 la base legal para las reclamaciones a propósito de los accidentes en vías en mal estado:

“Los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos.”

Po lo tanto, atendiendo a este artículo se desprende que si la deficiencia en un servicio público, como es una carretera, ha llegado a ocasionarte lesiones personales o daños a tus bienes, como a tu vehículo, siempre que estos sean de carácter objetivamente evaluable tendrás derecho a ser indemnizado. Sin embargo, recuerda que no sería así en el caso de que se estime que el problema no estuvo en las condiciones de la vía de por sí, sino causadas por las condiciones meteorológicas del momento, como una lluvia torrencial o cualquier otro fenómeno que pueda ser considerado de “fuerza mayor”.

Documentación necesaria para percibir una indemnización

Para que percibas la indemnización correspondiente a un accidente de este tipo será de vital importancia que obtengas todas las pruebas posibles, como fotos de los daños personales que hayas sufrido, de los daños del vehículo y de la situación de la vía en el momento del mismo.

Si en el accidente resultan implicados varios vehículos, con seguridad acudirá la Guardia Civil de Tráfico para realizar un atestado. Si sufrieras el accidente en solitario, siempre puedes llamar tú mismo a la autoridad competente para que proceda a redactar el atestado y quede así constancia escrita de lo sucedido. Los partes médicos que describan las lesiones que hubieras sufrido y las facturas correspondientes a las reparaciones efectuadas en el vehículo, lógicamente, también serán una documentación fundamental.

¿Cómo reclamar por los accidentes en vías en mal estado?

La reclamación por aquellos accidentes que se hubieran producido en vías en mal estado deben interponerse por la vía administrativa, directamente ante el titular de la vía, que según el caso variará de la Administración local, a la provincial, la autonómica o la estatal. Cada una de las diferentes administraciones dispone de un servicio de responsabilidad patrimonial, al cual deberás dirigirte.

En el caso de que la vía donde se produjera el accidente fuera directamente dependiente del estado, el mismo Ministerio de Fomento dispone de una página web donde podrás registrar y cursar tu reclamación.

Una vez hayas cursado tu reclamación, existe un plazo de seis meses para que obtengas una respuesta. En el caso de que se te notificara una resolución que desestimara tu solicitud, aún te quedará la posibilidad de poder acudir a la vía judicial a través de los Juzgados de lo contencioso/administrativo para tratar de que prospere.

En Grupo Reclama sabemos que, desgraciadamente, los accidentes en vías en mal estado son una realidad demasiado común en España. Si has sufrido un accidente de este tipo, no lo dudes y contacta con nosotros, somos expertos en esta clase de litigios y te ayudaremos a lograr la indemnización que por derecho te corresponda.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Días Impeditivos y No Impeditivos ¿Cuál es la diferencia?
Reclamar Accidente de Trafico

Días Impeditivos y No Impeditivos ¿Cuál es la diferencia?

Desde Grupo Reclama abogados de accidentes de tráfico hoy aclararemos una de las dudas más frecuentes que pueden surgirte a la hora de proceder a calcular tu indemnización.

Si has sufrido una lesión temporal como resultado de un accidente de tráfico con anterioridad, es posible que los términos Días Impeditivos y No Impeditivos te suenen de algo, pero puede que no tengas muy claro su concepto y cómo influyen en el calculo de tu indemnización.

A continuación vamos a detallarte todo lo que necesitas saber al respecto.

Calculando tu indemnización: Días Impeditivos y días No Impeditivos

Si efectivamente has sufrido una lesión temporal como resultado de un accidente de tráfico, para el cálculo de tu indemnización debes tener en cuenta los días que haya durado la misma.

Estos días pueden dividirse en tres grupos:

  • Días de Hospitalización
  • Días Impeditivos
  • Días No Impeditivos

Días de Hospitalización 2019

Pueden parecer obvios, pero los días de hospitalización son aquellos que has tenido que pasar en el hospital como consecuencia de la lesión.

Una vez que salgas del hospital, tendrás que ver si dichos días contarían como Impeditivos o No Impeditivos.

Con frecuencia suele crearse una discrepancia a este respecto con las aseguradoras, que estas aprovechan para tratar de abonar indemnizaciones muy inferiores a lo que realmente te correspondería como lesionado, por lo que es importante tener los conceptos claros.

Diferenciar los Días Impeditivos de los No Impeditivos

La manera más sencilla de diferenciar los Días Impeditivos de los No Impeditivos, es teniendo en cuenta la incapacidad del lesionado para desempeñar su actividad cotidiana.

Esto no quiere decir que no pueda trabajar, debe tenerse en cuenta el conjunto total de su actividad diaria normal, como cocinar en el caso de un ama de casa o estudiar en el caso de un estudiante.

Los días no impeditivos no se relacionan con poder o no poder trabajar

Días impeditivos 2019

Son aquellos días en los que la lesión que has sufrido te impide desempeñar tu actividad diaria con normalidad.

No debes confundir la baja laboral y los días impeditivos, pues como citábamos anteriormente, amas de casa o estudiantes pueden optar a días impeditivos, si se da el caso de que las lesiones sufridas impiden su actividad diaria.

Si existe una baja médica acreditativa en la que el facultativo nos ha mandado unos días de reposo, estos siempre serán considerados como días impeditivos.

Los días de reposo serán considerados siempre como días impeditivos

Días No Impeditivos 2019

Son aquellos días en los que la lesión sufrida dificulta la actividad diaria normal, pero no la impide de ningún modo.

Importes por día impeditivo y no impeditivo 2019

Tipo de perjuicio:2016201720182019
Básico30 €30,075 €30,15 €31,05 €
Moderado52 €52,13 €52,26 €53,81 €
Grave75 €75,18 €75,37 €77,61 €
Muy grave100 €100,25 €100,50 €103,48 €

Desde Grupo Reclama velamos por ti y tus intereses, así que no dudes en contactar con nosotros para aclarar tus dudas respecto al cálculo de tu indemnización, sobre como computar Días Impeditivos y No Impeditivos o en referencia a cualquier otro asunto relacionado contácta con nosotros.


👇 Contacta con nosotros sin compromiso 👇

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
La asistencia sanitaria en accidentes de tráfico
Reclamar Accidente de Trafico

La asistencia sanitaria en accidentes de tráfico

Hoy solventamos tus dudas sobre la asistencia sanitaria en accidentes de tráfico como ¿Quién debe pagar los costes? o ¿A qué centro médico debes acudir?

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

Estas son solo dos de esas muchas preguntas que nos asaltan, durante y después de producirse un accidente de tráfico, pero después de leer esta nueva entrada de Grupo Reclama conocerás todas las respuestas.

Según nuestro ordenamiento jurídico, todo ciudadano tiene derecho a una asistencia sanitaria de carácter público, gratuita y universal. Sin embargo y sin perjuicio de esta, existen actividades que requieren para su práctica la obligatoriedad de la contratación de un seguro obligatorio, por el posible riesgo que dichas actividades pueden llegar a representar para nosotros mismos y para otros.

Toda persona que haya sufrido lesiones como resultado de un accidente de tráfico tiene el derecho de recibir un adecuado tratamiento sanitario, ya sea en los centros sanitarios Públicos o bien en centros Privados. El coste de la asistencia en dichos centros no será asumido por la Seguridad Social, sino que por el contrario deberá hacerlo una entidad aseguradora o en algunos casos y bajo determinadas circunstancias el propio Consorcio de Compensación de Seguros.

Así mismo, cabe destacar que en el artículo 83 de la Ley General de Sanidad queda reconocido el derecho de las Administraciones Públicas a poder reclamar del tercero responsable, y obligado al pago, el coste de los servicios sanitarios que hubieran sido prestados en aquellos supuestos de seguros obligatorios.

Los Convenios de Asistencia Sanitaria

Dada la gran cantidad de lesionados como resultado de accidentes de tráfico que requieren de asistencia sanitaria, pronto se evidenció la necesidad de facturar la asistencia sanitaria prestada y de igual manera se hizo preciso contar con la creación de algún tipo de mecanismo, que facilitara de alguna forma todas las gestiones y reclamaciones que surgían entre los centros asistenciales y las entidades aseguradoras o el propio Consorcio de Compensación de Seguros.

Los primeros Convenios sobre la materia comenzaron a firmarse hace décadas con la intención de regular ciertos aspectos de la materia. A lo largo de los años y hasta la actualidad, dichos convenios no han dejado de corregirse, ampliarse, prorrogarse y perfeccionarse hasta llegar a alcanzar un elevado grado de efectividad y aplicación. Estos convenios contribuyen a la simplificación y agilización de todos los trámites y gestiones administrativas surgidas entre los centros asistenciales y las entidades aseguradoras o el Consorcio de Compensación de Seguros, que se hubieran adherido a dichos convenios.

De entre los muchos Convenios existentes, debemos prestar una especial atención a aquellos que afectan tanto al sector Público como al Privado de la asistencia sanitaria, cuyas versiones vigentes son revisadas con regularidad y actualizadas.

La aplicación de dichos Convenios ha evidenciado las siguientes ventajas:

– Los lesionados pueden ser atendidos sin tener que llegar a asumir el coste de la asistencia sanitaria que hubieran recibido.

– Los centros asistenciales cobran de inmediato, puesto que en los Convenios se establecen una serie de criterios objetivos para hacer efectivo el abono de su facturación.

– Las entidades aseguradoras adquieren datos fiables sobre los costes sanitarios, los cuales constituyen una parte importante de la siniestralidad.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

¿Quién está obligado a pagar según lo establecido en los Convenios de Asistencia Sanitaria?

Según los Convenios Público y Privado se determinará de forma objetiva quien está el obligado al pago, independientemente de quién haya sido el responsable causante del daño, teniendo en cuenta los siguientes supuestos:

Siniestros en que intervenga un único vehículo: Sera la entidad aseguradora o el CCS quien esté obligado al pago de las prestaciones sanitarias que precisaran las víctimas producidas en el siniestro, con la excepción del propio conductor del vehículo.

Siniestros en que participe más de un vehículo: Sera cada entidad aseguradora o el CCS quienes abonaran las prestaciones sanitarias correspondientes a las víctimas que fueran ocupantes del vehículo que hubieran asegurado y las de sus respectivos conductores.

Lesiones a terceros no usuarios de los vehículos intervinientes: Serán la entidad aseguradora o el CCS del vehículo que resultase causante material de las lesiones, quien abonara las prestaciones de asistencia sanitaria a los terceros no usuarios de los vehículos intervinientes, como por ejemplo los peatones.

Centros sanitarios a los que acudir

Tras sufrir lesiones en un accidente de tráfico, la primera opción asistencial es obviamente acudir a los servicios de Urgencias de cualquier centro sanitario Público o Privado. Si tras esta visita se hace preciso continuar el tratamiento sanitario, antes de avanzar a la siguiente etapa de nuestro circuito asistencial, deberemos atender a ciertas consideraciones dependiendo de en qué centro la vayamos a llevar a cabo:

Centro Sanitario Público: La sanidad pública, inmersa en su habitual saturación por exceso de demanda, hace que el seguimiento del correspondiente tratamiento en dicho ámbito se prolongue en el tiempo excesivamente, restando eficacia en lo referente a la recuperación rápida y correcta de las lesiones sufridas. Por todo ello quizás es más recomendable analizar otras posibilidades.

Centro Sanitario ofrecido por la compañía aseguradora: En ocasiones, es la propia compañía aseguradora del vehículo en el que viajaba el herido, o bien la del vehículo responsable del accidente, quienes pueden ofrecer la posibilidad de acudir a ciertos centros sanitarios concertados, en los que se ofrezca el correspondiente tratamiento que precise el lesionado. Evidentemente en este supuesto, el coste de la asistencia sanitaria recaerá sobre la entidad que deriva al herido a dichos centros concertados.

Centro Sanitario privado de su elección: El lesionado puede siempre manifestar su interés por seguir su tratamiento en el centro que crea oportuno. En este supuesto, hay que considerar que será el propio lesionado quien deberá hacer frente al coste del tratamiento en un primer momento, para proceder posteriormente a reclamar dicho importe a la compañía aseguradora del vehículo que fuera responsable del accidente.

Centro Sanitario adherido al Convenio de Asistencia Sanitaria Privado (UNESPA): Finalmente, también existe la posibilidad de que el lesionado elija continuar el tratamiento de sus lesiones en cualquiera de los centros sanitarios que se hayan adherido al Convenio de Asistencia Sanitaria Privado. Cuando esto sucede, es el propio centro elegido por el lesionado el que requiere la correspondiente autorización a la compañía aseguradora y procederá a facturar el coste del tratamiento efectuado en cuestión a dicha compañía, atendiendo siempre a la normativa recogida en el propio Convenio. El lesionado en este caso no deberá adelantar cantidad alguna por la prestación sanitaria recibida.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

Desde Grupo reclama estamos a tu disposición para solventarte cualquier duda al respecto, no dudes en contactar con nosotros, somos profesionales experimentados y podremos guiarte y ayudarte durante todo el proceso sanitario tras un accidente de tráfico.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones en niños por accidente de tráfico
Reclamar Accidente de Trafico

Lesiones en niños por accidente de tráfico

Desde Grupo Reclama te instamos a prevenir que tus pequeños sufran lesiones y a que les protejas con todas las medidas disponibles de protección homologadas para evitar lesiones en niños.

Para el ñino los accidentes de tráfico, como peatón, cuando le arrolla un vehículo, como pasajero o cuando conduce una bicicleta y choca con un obstáculo… es la primera causa de muerte y de lesiones definitivas. Aunque hablamos de accidentes, lo entendemos por circunstancias casuales y por lo tanto no evitables, pero sabemos que gran parte de estos accidentes son previsibles y si ocurren sí serían nuestra responsabilidad.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

El niño como pasajero de un vehículo de motor
Cuando el niño es el pasajero de un coche y se produce una colisión o un vuelco se sufren las lesiones más graves por traumatismo en el niño. Estas lesiones se acentúan si el niño no va sujeto al asiento con un sistema de seguridad homologado y, muy importante, apropiado a su edad y tamaño.

El niño como peatón
Los niños son el colectivo que más atropellos sufre, entre las causas están que desconocen las reglas básicas de tráfico, una escasa educación vial de la sociedad en general, físicamente su menor tamaño les hace menos visibles, y asimismo tienen menos campo visual, entre otras.

El niño como ciclista
Los casos de lesiones por bicicleta en niños y adultos siguen aumentando, y en el caso concreto de los niños que utilizan el vehículo como juego, el problema reside en que no toman las medidas de prevención oportunas. Gran parte de las lesiones de gravedad con la bicicleta son evitables sencillamente con el uso del casco protector y de los protectores corporales ya que las lesiones se deben a golpes en la cara y la cabeza.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en niños?

La cabeza: debido al mayor tamaño de la cabeza con respecto al cuerpo en más del 80% de los accidentes de tráfico en niños, se produce un golpe en la cabeza.
El tipo de lesión dependera de la violencia del impacto y puede ser desde una simple contusión, a una fractura de cráneo, o hasta una lesión del cerebro. Además se pueden producir lesiones en la cara que pueden generar inmediatamente problemas para respirar y secuelas importantes a largo plazo.

El cuello: Estas lesiones son más frecuentes en los niños más pequeños, menores de 2 años, por el escaso desarrollo de los músculos del cuello.
Entre ellas se encuentra la fractura de las vértebras cervicales y, lo que es más grave, lesiones de la médula espinal que pueden llevar a la parálisis definitiva de las extremidades.

El tórax: cuando el golpe ha sido muy violento, los niños pueden sufrir fractura de las costillas u otros huesos del tórax pudiendo aparecer lesiones internas que son en general muy graves en pulmones y/o corazón.

El abdomen: los órganos del abdomen son más vulnerables a los golpes, y al ser más grandes con relación al tamaño del cuerpo y por su menor desarrollo de los músculos son frecuentes las contusiones en niños en el hígado, el bazo, los riñones, etc. además de las hemorragias internas a consecuencia.

Las extremidades: son en principio las lesiones de menor gravedad, pueden ser heridas y fracturas, pero asimismo pueden provocar hemorragias, una pérdida importante de sangre, incluso la invalidez y a largo plazo la deformidad de brazos y piernas.

No escatimes en medios para proteger a tus pequeños, y si tienes dudas sobre los derechos que le asisten contacta con nosotros.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
¿Me puedo negar a realizar la prueba de alcoholemia?
Reclamar Accidente de Trafico

¿Me puedo negar a la prueba del alcohol?

¿Me puedo negar a la prueba del alcohol?¿Qué pasa si te niegas a hacer la prueba del alcohol? ¿Puedes prestar la negativa a someterse a las pruebas de alcoholemia sin sintomas? ¿sabes si este hecho conlleva una multa por negarse hacer prueba alcoholemia?

En Grupo Reclama aclaramos algunas incógnitas que pueden surgirte en caso de estar involucrado en un accidente de tráfico, si sospechas que el otro implicado esta bajo los efectos del alcohol, si te puedes negar a realizar el control de alcoholemia, y si te pueden sancionar administrativa y penalmente por un mismo hecho.

Las multas en el extranjero

¿Puedo solicitar que le hagan la prueba del alcohol a alguien?

En caso de estar involucrado en un accidente de tráfico y sospechar que el otro conductor puede estar bajo los efectos del alcohol, debe avisar a la autoridad competente para que elabore un atestado.

Puedes solicitar (no exigir) que le practiquen el control de alcoholemia

En todo caso, serán los propios agentes ante las evidencias los que practican la citada prueba si la otra parte presenta síntomas de embriaguez.

¿Me puedo negar a la prueba del alcohol?

Si te niegas a realizar prueba de alcoholemia se te pueden imputar dos delitos.

  1. Delito de desobediencia del artículo 383 del Código Penal castigado con pena de prisión desde 6 meses a 1 año y privación del derecho a conducir por tiempo superior a 1 año y hasta 4 años.
  2. Delito contra la seguridad del tráfico del artículo 379.2 del Código Penal, castigado con penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y privación del derecho a conducir por tiempo de 1 año y hasta 4 años.

La sanción no puede ser administrativa y además penal

La preferencia la tiene el procedimiento penal, hay un principio en Derecho llamado non bis in idem donde no podemos ser sancionados doblemente por un mismo hecho en distintas vías.

En caso de que nos notificaran una multa administrativa y a la vez por los mismos hechos tuviéramos pendiente un procedimiento penal, es aconsejable el asesoramiento de un profesional experto y tendremos que recurrir la multa administrativa aportando bien la citación judicial o bien la Sentencia para solicitar el archivo del procedimiento administrativo sancionador.

Conducir con el carnet retirado en una prueba de alcoholemia

Si le han retirado el carnet de conducir y le han cogido conduciendo, pueden imputarle un delito del artículo 384 del Código Penal por haber realizado conducción tras haber sido privado por decisión judicial del permiso de conducir, lo que está castigado con pena de prisión de 3 a 6 meses o multa de 12 a 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Si tienes más dudas contacte con nosotros:

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Hola! estas en Grupo Reclama!
Mi nombre es Victoria.

¿Puedo ayudarte?
Powered by