Tag: accidente de tráfico

Cómo señalizar avería o accidente con el triángulo
Reclamar Accidente de Tráfico

El uso de los triángulos de emergencia en accidente o avería

En Grupo Reclama, queremos dedicar la entrada de hoy a uno de los elementos de seguridad más importantes a utilizar, en el caso de que se produzca un accidente o avería del vehículo:

LOS TRIÁNGULOS DE EMERGENCIA

La DGT anuncia cambios para el futuro

 Recientemente la DGT ha hecho pública su intención de sustituir los conocidos triángulos de preseñalización de avería o accidente por otro tipo de señales luminosas para el año 2025. Según informes de la DGT, en 2018 más de 20 personas fallecieron en carretera como causa del peligro que acarrea abandonar un vehículo para proceder a colocar los triángulos de emergencia, por lo que plantea importantes cambios en la normativa en cuanto a cómo debe comportarse el usuario y la regulación de un nuevo dispositivo luminoso, que no será necesario colocar en la carretera, sino que se utilizara desde el interior del mismo vehículo o colocándolo en su parte superior.

Si bien aún queda margen de tiempo para que esto suceda y entendiendo que se trata de una medida de implementación gradual, en Grupo Reclama hemos pensado que este es un buen momento para recordarte la importancia de los triángulos de emergencia, así como las normas actuales que regulan su uso.

Extremando la seguridad en caso de accidente en carretera

En el Reglamento General de Vehículos se establece claramente que existe la obligación por parte del conductor de contar en el vehículo con dos triángulos de emergencia y de al menos un chaleco reflectante de alta visibilidad. Estos elementos de seguridad, que siempre deben acompañarte en el vehículo, serán de uso imprescindible en el caso d que se produzca una avería o accidente en carretera. Veamos en detalle más sobre su uso:

El chaleco reflectante: El uso de este chaleco reflectante es obligatorio, siempre que te veas obligado a abandonar el vehículo y cuando con el mismo se ocupe la calzada o el arcén de vías interurbanas.

Los triángulos de emergencia: En el caso de que se produzca la inmovilización del vehículo como consecuencia de que hayas sufrido un accidente, deberás utilizar siempre los triángulos de emergencia, salvo en aquellos casos donde las condiciones de circulación no lo permitan.

Deberás colocar los triángulos de emergencia uno por delante y otro por detrás del vehículo y como mínimo a una distancia de 50 metros, de tal forma que sean visibles desde una distancia de 100 metros, para que el resto de conductores que se aproximen a la ubicación sean conscientes de la presencia del vehículo accidentado.

Recuerda, que en aquellas calzadas de único sentido o que cuenten con más de tres carriles, será suficiente de un solo dispositivo, situado como mínimo a unos 50 metros de la ubicación del vehículo.

Adicionalmente a todo esto, no olvides encender las luces de emergencia, si es que el vehículo cuenta con ellas, además deberás encender también las luces de posición e incluso las de gálibo, si el accidente tuvo lugar en una autopista o autovía, en condiciones de baja visibilidad o entre la puesta y la salida del sol.

Las nuevas señales luminosas

Aunque aún queda tiempo para su implementación definitiva en 2025, las nuevas señales luminosas homologadas destinadas a sustituir a los triángulos de emergencia ya pueden adquirirse en muchas tiendas online a un precio que ronda los 25 euros de media. Sin embargo ten presente que actualmente, la regulación tan sólo recomienda el uso de uno de estos dispositivos luminosos como un elemento de seguridad opcional, por lo que aun dispones de un amplio margen de tiempo para hacerte con uno de estos nuevos dispositivos.

Conducir de manera responsable y utilizar correctamente los dispositivos de seguridad, como los triángulos de emergencia en caso de que sufras un accidente, siempre es fundamental para evitar desgracias y nuevos percances sobrevenidos. Si sufriste un accidente en carretera, no lo dudes y contacta con nosotros en Grupo Reclama para exponernos tu caso, estamos aquí para ayudarte.

Contactar Blog
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Pasos a seguir tras accidente de tráfico
Reclamar Accidente de Tráfico

Decálogo de los accidentes de tráfico

Desde Grupo Reclama queremos una vez más hacer hincapié en el respeto a las normas de circulación y a la conducción responsable, por eso dedicaremos la entrada de hoy a ofrecerte una serie de consejos y actuaciones a tener en cuenta cuando se producen accidentes de tráfico.

Después del accidente, ¿Cómo debes actuar?

Cuando se produce un accidente, son el conductor del vehículo causante del accidente de tráfico y la entidad aseguradora del mismo, sobre quienes recae la obligación de indemnizar a todos los perjudicados por los daños que hubieran sufrido a consecuencia del siniestro, sin embargo es de suma importancia que sepas como proceder inmediatamente después de que se produzca el accidente, ya sea para evitar problemas posteriores, minimizar los daños e incluso salvar vidas:

  1. Avisa a la Guardia civil y la Policía y acude posteriormente al hospital: Los agentes de la autoridad levantaran un atestado recogiendo lo sucedido, que será un documento de gran importancia frente a la posibilidad de realizar una futura reclamación. Tras realizarse el atestado y el correspondiente parte de accidente, será necesario que acudas al hospital sobre todo en el caso de que hayas sufrido lesiones, para que así los facultativos emitan un parte de lesiones. Si una ambulancia acude al lugar del accidente y la asistencia sanitaria se produce inmediatamente en el lugar, también existirá un parte de ambulancia que debes obtener.
  2. Informa a la aseguradora y procede con tu reclamación: Si resultaras el culpable del accidente, deberás informar del mismo a tu aseguradora en el menor plazo de tiempo posible. Con frecuencia este plazo queda recogido en las pólizas de seguro y se reduce a siete días desde que se produjeron los hechos. En el caso de que no fueras culpable del accidente, pero resultaras el perjudicado y hayas sufrido lesiones físicas o daños materiales, tanto tu como tus posibles herederos dispondréis de hasta un año para reclamar la indemnización.
  3. La oferta motivada de la aseguradora: La aseguradora tiene la obligación de presentar una oferta motivada de indemnización en el plazo máximo de tres meses desde la recepción de la reclamación por accidentes de tráfico. En esta oferta debe estar detallada la indemnización que te ofrezca, contabilizando por supuesto aquellos daños personales y materiales que puedas haber sufrido.
  4. Comprueba si tu póliza de seguro dispone de cobertura de defensa jurídica: Si dispones de cobertura de defensa jurídica en tu póliza, cuya especificación debería constar cerca del final donde quedan recogidas las condiciones de la póliza, podrás solicitar a la aseguradora que sean ellos. La cobertura de defensa jurídica también te permitirá la opción de contratar los servicios de abogados externos a la compañía de seguros que velen mejor por tus intereses, siendo esta última la que deberá hacer frente a los honorarios del abogado particular que hubieras elegido.
  5. Siniestro total: En caso de que tu vehículo sea declarado siniestro total, existen dos modos de resarcirte por los daños. La primera es la reparación del viejo vehículo restituyéndolo a su estado anterior previo al accidente. Puedes solicitar este supuesto cuando la aseguradora accede a pagar la factura del mecánico. La segunda es una indemnización de acuerdo al valor venal o de mercado del vehículo en cuestión, según los años que este tuviera, y de acuerdo a lo recogido en las condiciones de la póliza de seguro.
  6. La cobertura por los daños propios: Si tu seguro está suscrito a todo riesgo, tienes la posibilidad de solicitar a la aseguradora una indemnización por el siniestro, incluso cuando la culpa del accidente de tráfico haya sido tuya. Con frecuencia las pólizas de seguro incluyen una cláusula donde se establece este tipo de indemnización, que consistirá en el valor venal del vehículo o bien en el valor del vehículo según la oferta y demanda del mercado.
  7. Indemnización por los perjuicios causados por el accidente: Tras sufrir un accidente de tráfico siempre puedes reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que te hubiera causado, ya sean estos personales o cuando causen la imposibilidad de utilizar el vehículo durante un periodo de tiempo, por ejemplo.
  8. La respuesta motivada de la aseguradora: Si la aseguradora no quiere hacerse cargo de la indemnización que te corresponda, por el motivo que sea, deberá siempre facilitar una respuesta motivada y fundamentada acerca de la razón que le impide realizar la oferta de indemnización. En este caso podrás proceder a reclamar todos los daños y perjuicios ante la vía civil, a lo que se habrán de sumar los intereses calculados conforme al art. 20 de la Ley de Contrato de Seguro.
  9. Los pasajeros en los accidentes de tráfico: Si sufrieras un accidente viajando como pasajero en uno de los vehículos accidentados, deberás denunciar a los conductores de ambos vehículos y a sus correspondientes seguros para poder recibir la indemnización que te corresponda, ya que no debes olvidar que el conductor de un vehículo responde de lo que le ocurra a todos los pasajeros que transporte.
  10. Futuras reclamaciones: Debes tener muy presente, que el pago de la indemnización contenida en la oferta motivada de la aseguradora no puede condicionarse a la renuncia por parte del perjudicado de su ejercicio de futuras acciones. Esto quiere decir que si consideras que la indemnización ofertada es sensiblemente menor a lo que realmente te pueda corresponder, el seguro no puede obligarte a renunciar en ningún caso a la posibilidad de ejercer tu derecho a una futura reclamación.

Desde Grupo Reclama sabemos que los accidentes de tráfico pueden llegar a causarte daños personales y materiales de consideración, por eso queremos ayudarte a que puedas hacer prevalecer tus derechos y obtengas la indemnización que en justicia te corresponde. Contacta con nosotros en caso de accidentes de tráfico y deja el asunto en manos expertas en la materia.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Marzo 2020 mes con menos víctimas mortales en accidentes de tráfico de la historia
Reclamar Accidente de Tráfico

Protocolo PAS: Así debes de actuar en caso de accidente

Mantener la calma y actuar rápidamente pueden ser determinantes a la hora de salvar la vida de una persona accidentada en carretera, pero ¿Sabías que existe un protocolo de actuación específico para ello? Es el PAS.

En Grupo Reclama hoy queremos hablarte sobre los métodos de actuación en caso de accidente, algo que todo conductor debería tener siempre muy presente.

Si eres testigo del accidente de otro conductor, no lo dudes: párate y auxíliale, su vida puede depender de ello. Este no es solo un acto solidario encaminado a salvar la vida de otra persona mientras aguardas que hagan acto de presencia los servicios de emergencia, sino que también debes tener presente que de no llevarlo a cabo, puedes estar cometiendo un delito de omisión del deber de socorro.

El protocolo PAS

Es importante que cuando se presenten este tipo de situaciones se mantenga la calma y se actué con extrema precaución, pero además existe un protocolo específico que nos servirá de guía para intervenir en el accidente, el protocolo PAS.

El protocolo PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) establece unas sencillas pautas a seguir:

Proteger

-Lo primero que deberás hacer es estacionar tu vehículo adecuadamente en una zona que no obstaculice el paso del resto de vehículos o de los vehículos de emergencia y siempre a una distancia prudencial del accidentado.

-Procede a activar las luces de emergencia del vehículo y, si fuera de noche o te encontraras en una zona de poca visibilidad, intenta mantener lo más iluminado posible al accidentado enfocando las luces de tu vehículo hacia él o hacia la zona en la que se encuentra.

-Colócate  el chaleco reflectante y no olvides colocar correctamente los triángulos de emergencia.

-Desconecta el motor del vehículo accidentado, si este sigue encendido y evita que se fume en la zona para evitar posibles prendimientos por la pérdida de aceite o combustible del mismo.

– Avisar

-Deberás llamar al 112, identificarte e informar de todo lo sucedido, facilitando todos aquellos detalles que sean importantes: desde el número de los vehículos implicados al de personas lesionadas, y en definitiva comentando al servicio de emergencias cualquier aspecto relacionado que consideres oportuno.

-Deberás detallar tu posición lo más exactamente posible el lugar donde te encuentras, nombre de la carretera y punto kilométrico donde se ha producido el accidente.

– Socorrer

-Debes mantener la tranquilidad y transmitirle en la medida de lo posible esa calma al accidentado.

-Evita describir sus heridas o anticipar acontecimiento que pudieran alterar al accidentado. Entabla conversación con él, pregúntale como se llama y trata de mantenerlo consciente. En ningún caso intentes suministrarle agua, alimentos ni medicamentos, aunque el accidentado insista en ello.

-No trates de moverlo, podrías agravar sus heridas. En caso de que se tratara de un motorista, nunca debes quitarle el casco, es posible que su cuello pueda estar dañado o su propia cabeza y puedas causarle involuntariamente un daño irreversible. Por el contrario, si es recomendable levantar la pantalla del casco o visera para facilitarle la respiración.

-Si el herido sangra, limpia la herida con paños limpios. Si careces de un botiquín de primeros auxilios y el accidentado presenta quemaduras, aplica agua a temperatura ambiente sobre ellas para aliviarlas.

La obligación moral de auxiliar a un accidentado

En el artículo 195 del código penal, se contempla como delito la omisión del deber de socorro. Auxiliar a un accidentado por tanto, se convierte no solo en una obligación moral sino también en un deber legal:

“Quien no socorra a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiera hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses”

“En las mismas penas incurrirá el que, impedido de prestar socorro, no demande con urgencia auxilio ajeno”

“Si la víctima lo fuera por accidente ocasionado fortuitamente por el que omitió el auxilio, la pena será de prisión de seis a 18 meses, y si el accidente se debiese a imprudencia, la de prisión de seis meses a cuatro años”

Desde Grupo Reclama queremos volver a incidir en la importancia de asistir a los accidentados en carretera, nuestro grupo está compuesto por competentes profesionales que dominan estos aspectos legales, no dude en contactar con nosotros para asesorarle sobre accidentes en carrera.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.


Reclamación previa en accidente de tráfico para el seguro
Reclamar Accidente de Tráfico

Accidentes de tráfico: La Reclamación Previa

Desde Grupo Reclama el tema que trataremos en el artículo de hoy será el de la Reclamación Previa tras sufrir un accidente de tráfico. Este es un tema interesante para cualquier conductor, pues llegado el momento podría servirnos de mucha ayuda conocer de antemano algunas de sus nociones y características generales.

En el artículo 7 de la Ley 35/2015 de 22 de septiembre, para los accidentes de tráfico que hubieran ocurrido a partir del día 1 de enero de 2016 , se establece como obligatorio presentar una reclamación previa a la compañía aseguradora antes de proceder a formalizar una reclamación judicial.

El texto de la ley en concreto es el siguiente:

“No se admitirán a trámite, de conformidad con el artículo 403 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, las demandas en las que no se acompañen los documentos que acrediten la presentación de la reclamación al asegurador y la oferta o respuesta motivada, si se hubiera emitido por el asegurador”.

Para todos los accidentes ocurridos antes del año 2016 y a pesar de que en los juzgados de 1ª Instancia no se han admitido algunas demandas por falta de reclamación previa, varias Audiencias provinciales, como la de Álava o Gerona, en sus respectivos autos nº 63/16 y nº 123/16 han dejado clara la irretroactividad de dicho requerimiento, obligando a los Juzgados de 1ª Instancia a admitir las correspondientes demandas pese a la inexistencia, como hemos dicho, de una reclamación previa.

Contenido de la Reclamación Previa

Entre el contenido que debe figurar en la Reclamación Previa deberá constar:

Identificación: La identificación de quien la realiza, así como la identificación del vehículo y su conductor si se conociesen.

Declaración de los hechos: Como su propio nombre indica no es más que la declaración pormenorizada del suceso y sus circunstancias.

Documentación adicional: Deberían incluirse también toda la documentación médica pericial o asistencial que tenga en su poder para poder cuantificar el daño con mayor exactitud.

¿Quién puede presentar la reclamación previa y de qué manera?

Esta reclamación de carácter extrajudicial puede realizarla cualquier persona, como un procurador, un abogado o un miembro de la familia, en representación del afectado sin tener la obligación de acreditar dicha representación.

Es posible realizar este trámite de varias formas, pero lo mejor será realizarla de manera que quede constancia suficiente de la misma, como por ejemplo formalizarla presencialmente o enviar un burofax.

Este trámite le servirá también para interrumpir el computo de plazo de prescripción desde el mismo momento de su presentación y hasta la emisión de una oferta, o respuesta, al perjudicado por parte de la compañía de seguros.

La resolución de la aseguradora ¿El fin del camino?

Una vez que hayamos presentado la reclamación previa, la compañía aseguradora notificada dispondrá de un plazo de tres meses para trasladarnos una oferta motivada o si no considerara acreditada la responsabilidad reclamada una respuesta motivada de sus argumentos. Si no se cumpliera con este plazo y obligación constituiría una infracción administrativa y la aseguradora podría ser sancionada por ello.

No será posible para nosotros presentar una demanda por la vía civil hasta que no hayamos recibido una oferta o respuesta motivada por parte de la compañía, o bien haya expirado el plazo de tres meses desde que presentáramos la reclamación previa sin haber obtenido respuesta alguna.

Es aconsejable que adjuntemos la oferta o la respuesta motivada de la compañía aseguradora a nuestra demanda, junto con una copia de la reclamación previa interpuesta y toda la documentación acreditativa de este hecho que consideremos pertinente y obre en nuestro poder, con la finalidad de completar toda la información y agilizar en la medida de lo posible e el trámite que representa la demanda civil.

Adicionalmente si deseamos pedir un informe médico forense al instituto de medicina legal, será indispensable realizarlo una vez obre ya en nuestro poder la oferta motivada de la compañía, en el supuesto de que hayamos recibido una respuesta motivada, no nos será posible optar por esta posibilidad y no podremos adjuntar este documento también a los de la demanda.

Contacta con Grupo Reclama para recibir más información sobre la Reclamación Previa, somos profesionales con años de experiencia capaces de aportarte la tranquilidad que necesitas en todo lo concerniente a accidentes de tráfico.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.