Desde Grupo Reclama te instamos a prevenir que tus pequeños sufran lesiones y a que les protejas con todas las medidas disponibles de protección homologadas para evitar lesiones en niños.

Para el ñino los accidentes de tráfico, como peatón, cuando le arrolla un vehículo, como pasajero o cuando conduce una bicicleta y choca con un obstáculo… es la primera causa de muerte y de lesiones definitivas. Aunque hablamos de accidentes, lo entendemos por circunstancias casuales y por lo tanto no evitables, pero sabemos que gran parte de estos accidentes son previsibles y si ocurren sí serían nuestra responsabilidad.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

El niño como pasajero de un vehículo de motor
Cuando el niño es el pasajero de un coche y se produce una colisión o un vuelco se sufren las lesiones más graves por traumatismo en el niño. Estas lesiones se acentúan si el niño no va sujeto al asiento con un sistema de seguridad homologado y, muy importante, apropiado a su edad y tamaño.

El niño como peatón
Los niños son el colectivo que más atropellos sufre, entre las causas están que desconocen las reglas básicas de tráfico, una escasa educación vial de la sociedad en general, físicamente su menor tamaño les hace menos visibles, y asimismo tienen menos campo visual, entre otras.

El niño como ciclista
Los casos de lesiones por bicicleta en niños y adultos siguen aumentando, y en el caso concreto de los niños que utilizan el vehículo como juego, el problema reside en que no toman las medidas de prevención oportunas. Gran parte de las lesiones de gravedad con la bicicleta son evitables sencillamente con el uso del casco protector y de los protectores corporales ya que las lesiones se deben a golpes en la cara y la cabeza.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en niños?

La cabeza: debido al mayor tamaño de la cabeza con respecto al cuerpo en más del 80% de los accidentes de tráfico en niños, se produce un golpe en la cabeza.
El tipo de lesión dependera de la violencia del impacto y puede ser desde una simple contusión, a una fractura de cráneo, o hasta una lesión del cerebro. Además se pueden producir lesiones en la cara que pueden generar inmediatamente problemas para respirar y secuelas importantes a largo plazo.

El cuello: Estas lesiones son más frecuentes en los niños más pequeños, menores de 2 años, por el escaso desarrollo de los músculos del cuello.
Entre ellas se encuentra la fractura de las vértebras cervicales y, lo que es más grave, lesiones de la médula espinal que pueden llevar a la parálisis definitiva de las extremidades.

El tórax: cuando el golpe ha sido muy violento, los niños pueden sufrir fractura de las costillas u otros huesos del tórax pudiendo aparecer lesiones internas que son en general muy graves en pulmones y/o corazón.

El abdomen: los órganos del abdomen son más vulnerables a los golpes, y al ser más grandes con relación al tamaño del cuerpo y por su menor desarrollo de los músculos son frecuentes las contusiones en niños en el hígado, el bazo, los riñones, etc. además de las hemorragias internas a consecuencia.

Las extremidades: son en principio las lesiones de menor gravedad, pueden ser heridas y fracturas, pero asimismo pueden provocar hemorragias, una pérdida importante de sangre, incluso la invalidez y a largo plazo la deformidad de brazos y piernas.

No escatimes en medios para proteger a tus pequeños, y si tienes dudas sobre los derechos que le asisten contacta con nosotros.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.