Infracciones poco usuales que pueden ser causa de multa y accidente

En Grupo Reclama sabemos que existen muchas acciones que los conductores repetimos por inercia cuando estamos al volante, y que ignoramos que realmente pueden llegar a ser una causa de multa y accidente. Hoy queremos dedicar la siguiente entrada a tratar sobre este tema, con la intención de corregir algunas de nuestras actitudes al volante y mejorar la seguridad de todos en la conducción.

7 causas de multas por acciones usuales

A continuación encontrarás una serie conductas que han sido causa de multa y accidente en muchos casos, la mayoría consideradas como distracciones según la normativa de la DGT son sancionadas con multas de entre 80 a 500 euros o incluso la pérdida de puntos del carnet, tenlas en cuenta y evítalas en la medida de los posible:

  • Asomar los miembros por la ventanilla: Es frecuente ver a conductores con la ventanilla bajada, el codo asomando o el brazo por el exterior de la puerta. En la parte posterior del vehículo la cosa es igual de  peligrosa, los niños y otros ocupantes suelen asomar la cabeza o las extremidades. Esta conducta, además de temeraria puede ser causa de multa o accidente.
  • Demasiado cariño o enfado: Las muestras de afecto efusivas, como un largo beso o las discusiones de pareja y los aspavientos, pueden ser también motivo de infracción. Ten en cuenta que estas conductas pueden ser consideradas por las autoridades como motivos de distracción al volante.
  • Demasiado ruido: otra de las conductas que pueden ser causa de multa o accidente es la de tocar el claxon sin motivo, pudiendo sobresaltar al resto de conductores y crearles un falso motivo de alarma. Recuerda que en este caso para la DGT solo está permitido el uso del claxon del vehículo en casos de emergencia, para evitar un accidente o para indicar la realización de una maniobra de adelantamiento. Asimismo, un alto volumen en la radio del vehículo también puede ser causa de multa o accidente, al limitar nuestra percepción auditiva del entorno.
  • Comer, afeitarse o maquillarse: Etas son otras de las conductas que pueden costarnos un disgusto en forma de  sanción o llegar a provocar un accidente. Para realizar cualquiera de estas acciones lo mejor será que te detengas un momento a realizarla en un área de servicio o cualquier otro lugar habilitado.
  • Llevar un cartel de “Se Vende”: Lo creas o no, esto es algo ilegal ya que al mostrar un cartel de venta de vehículo en el propio vehículo se realiza un uso inadecuado de la vía pública y puede ser causa de sanción. Ten presente además, que muchos de estos vehículo, cartel incluido, siguen circulando y que los propios conductores dueños de los mismos no suelen entretenerse en retirar esos carteles mientras lo hacen, limitando enormemente su visión del entorno exterior.
  • Saltarse un semáforo en ámbar: Una conducta bastante habitual y que sin embargo puede estar penalizada con una multa al tratarse de una infracción de la normativa.
  • Llevar calzado o ropa inadecuada: Conducir sin camiseta te puede llegar a costar un disgusto en la forma de sanción, así como conducir sin utilizar un calzado adecuado, por ejemplo utilizando unas chanclas o zapatos de tacón que limiten tu sensibilidad con los pedales del vehículo o que puedan producir un enganche en los mismos.

En definitiva, desde Grupo Reclama te instamos a utilizar el sentido común y rehuir estas conductas que pueden llegar a ser causa de multa y accidente, con el consiguiente desembolso económico o daño personal derivado.

Mientras que tu conducta al volante sea responsable todo irá bien 😀


👇👇 Contacta sin compromiso👇👇