Si has resultado lesionado a consecuencia de un accidente de tráfico, de un atropello, de una caída en la vía pública o en un accidente laboral deberás saber qué indemnización puedes reclamar.

 

En Gruporeclamaabogados explicamos qué lesiones temporales y permanentes se pueden reclamar a consecuencia de un accidente.

Lesiones temporales:

Cuando una persona resulta lesionada en un accidente, podrá reclamar todos los días que invierta en curar y estabilizar sus lesiones. Este periodo comprende desde la fecha del accidente hasta la fecha de alta médica.

Además, las lesiones temporales debemos dividirlas en diferentes tipos de perjuicio:

Días de Perjuicio Personal Básico: son aquellos días en los que el lesionado puede realizar sus ocupaciones habituales, pero debe someterse a un tratamiento farmacológico o fisioterapéutico prescrito por el médico. Cada día de perjuicio personal básico se paga a 31,33 euros por día.

Días de Perjuicio Personal Moderado: corresponden a los días que, además de la baja médica, el lesionado causa también baja laboral. El lesionado, a consecuencia de la lesión sufrida no puede desarrollar parte de sus actividades habituales, entre ellas su actividad laboral, con normalidad por lo que debe pedir la baja laboral. Cada día de perjuicio personal moderado se indemniza a 54,29 euros.

Días de Perjuicio Personal Grave: son los días de hospitalización. Depende de la gravedad de las lesiones sufridas en accidente, el lesionado tendrá que quedarse o no ingresado en el hospital. En ese caso, el lesionado perderá una parte relevante de las actividades esenciales de desarrollo personal. Cada día que pase ingresado se indemnizará a 78,31 euros.

Días de Perjuicio Personal Muy Grave: estos días afectan a los días de ingreso del lesionado en cuidados intensivos. En este caso, el lesionado pierde temporalmente su autonomía personal para realizar la casi totalidad de sus actividades y ocupaciones habituales. Los días de perjuicio personal muy grave se indemnizan a 104,41 euros.

 

Lesiones permanentes:

Las lesiones permanentes hacen referencia a las posibles secuelas que puedan quedar tras la estabilización de las lesiones.

Estas secuelas se dividen en secuelas funcionales y secuelas estéticas. Si un lesionado, después de recibir el alta médica sigue padeciendo dolores o le ha quedado alguna limitación funcional, o algún perjuicio estético, puede reclamar también las secuelas derivadas de la lesión.

La indemnización que corresponde por secuela depende de la edad del lesionado y de los puntos de secuela, así, a modo de ejemplo, una persona de 25 años recibiría por 1 punto de secuela una indemnización de 863,14 euros.

Para determinar la existencia de secuelas y el número de las mismas, es importante que un médico perito explore al lesionado para que pueda concluir el alcance de las mismas.

En Gruporeclama contamos con un servicio médico pericial que ponemos al servicio del lesionado para poder calcular los días de estabilización y las secuelas para luego reclamar la indemnización correspondiente.