Controles de alcoholemia : Todo lo que necesitas saber

Desde Grupo Reclama hoy abordaremos el tema de los Controles de Alcoholemia. Como conductor, casi con seguridad en alguna ocasión habrás tenido que pasar alguno, si no es así puede que tengas algunas dudas sobre cómo funcionan o que debes hacer en caso de que se te requiera realizar uno de ellos.

Puedes estar tranquilo, a continuación te daremos las respuestas que necesitas y hablaremos también sobre algunos de tus derechos y obligaciones al respecto.

El Control de alcoholemia ¿Cómo debo actuar?

Cuando seas requerido por los agentes de la autoridad a prestarte para un control de alcoholemia debes tener algunos aspectos claros:

Tendrás que colaborar en todo momento con los agentes y sus directrices, acatando voluntariamente la práctica de la prueba a través del etilómetro, puesto que de negarte, la Autoridad puede proceder a realizar un atestado que será posteriormente trasladado a las dependencias judiciales y se te imputaría directamente un delito de desobediencia, tal y como se recoge en el artículo 383 del Código penal.  Este tipo de delitos está castigado con una pena de entre 6 meses a 1 año de prisión y tiene asociada la privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores por un periodo de tiempo de entre 1 a 4 años.

Además debes saber, que en el supuesto de que te negaras a realizar la prueba, adicionalmente se te podría imputar un delito contra la seguridad del tráfico. Este supuesto queda recogido en el artículo 379.2 del Código Penal y está castigado con penas de prisión que van de los 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o la realización de trabajos en beneficio de la comunidad por un periodo de entre 31 a 90 días y la privación del derecho de conducir vehículos de y ciclomotores por un tiempo superior a 1 año y hasta 4 años.

Si accedes a realizar la prueba y la tasa de alcoholemia supera los 0,6 miligramos por litro, te podrían inmovilizar el vehículo y determinar llevarlo al depósito. En este caso, el agente de la autoridad deberá informarte de que recibirás una citación judicial para un juicio rápido o para prestar declaración como investigado en un presunto delito contra la seguridad del tráfico. Ten presente además, que en esta situación el agente podría proceder incluso a detenerte y trasladarte a dependencias policiales para tomarte declaración, y tanto si declarases como si no, posteriormente pasarías a disposición judicial.

Si tu vehículo ha sido trasladado al depósito, deberás abonar una tasa antes de poder retirarlo. Para evitar este gasto, en ocasiones la autoridad puede permitir que trates de contactar con alguna persona de tu entorno cercano, alguien que pueda hacerse cargo de conducir tu vehículo, ya que tú no podrás hacerlo.

Sufrir un accidente y dar positivo en alcoholemia

Si sufres un accidente y te practican una prueba de alcoholemia donde la tasa resultante fuera superior a 0,25 miligramos por litro en aire espirado pero inferior a 0,60, también podrían imputarte un presunto delito contra la seguridad del tráfico si el agente de la autoridad que elabora el atestado aprecia que muestras evidentes síntomas de embriaguez, como la perdida de equilibrio y la verticalidad. Recuerda además, que según se recoge el artículo 131 del Código Penal, el plazo establecido para el enjuiciamiento de los delitos contra la seguridad del tráfico es de 5 años.

En aquellos supuestos de accidente con resultado de alcoholemia, sería tu compañía aseguradora la que abonaría en un principio la indemnización correspondiente por daños personales y materiales al perjudicado, sin embargo al ser considerada la alcoholemia una cláusula de exclusión de cobertura, esto repercutiría posteriormente de manera negativa sobre ti.


Analítica en Sangre: Un derecho a tener en cuenta

Ante un control de alcoholemia y según recoge nuestro ordenamiento jurídico, uno de los derechos que te amparan es la posibilidad de solicitar una analítica en sangre para poder contrastar la tasa de alcoholemia tras la prueba de aire espirado.

Esta prueba es recomendable en aquellos supuestos en los que la tasa de alcoholemia es positiva pero eres consciente de que puede deberse a la acción de algún medicamento y no a la ingesta de alcohol. Para poder efectuar esta prueba, además de requerirlo, deberás abonar previamente un depósito. Si finalmente el resultado de la prueba siguiera siendo positivo perderías el depósito, sin embargo si este resultara negativo recuperarías dicho depósito y no podrías ser sancionado.

En Grupo Reclama tenemos una amplia experiencia en este campo. Si te has visto implicado en un accidente de tráfico y has dado positivo en el control de alcoholemia o crees que se han podido vulnerar tus derechos de alguna forma al prestarte o no a realizar una de estos controles, no lo dudes, contacta con nosotros y deja el asunto en manos de auténticos profesionales de prestigio.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.