Las conductas irresponsables que causan accidentes

En la conducción, todo usuario debería evitar aquellas conductas irresponsables que causan accidentes, sin embargo en Grupo Reclama sabemos que la realidad es bien diferente, por ello queremos abordar en nuestra entrada de hoy el tema de la responsabilidad al volante y ofrecerte una guía de situaciones que debes tratar de evitar, ya que las acciones descuidas y temerarias de los conductores son un peligro para todos.

 

Existen algunas actuaciones que como conductores debemos evitar y aunque en ocasiones no estén directamente relacionadas con la conducción, sí podemos ser sancionados por ellas sin necesidad de estar conduciendo. A continuación encontrarás una lista con algunas de estas conductas irresponsables que causan accidentes:

 

-Repostar de forma inadecuada: Al parar a repostar en una gasolinera debes recordar apagar las luces y el motor siempre o podrías ser sancionado, incluso otros sistemas eléctricos como se recoge en el artículo 115 del Código General de Circulación:

 

Para cargar combustible en el depósito de un vehículo, éste debe hallarse con el motor parado. Los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles”

Además, debes evitar fumar o lanzar cualquier colilla, como también derramar líquidos en el pavimento, ya sean inflamables o no, y aquellos que puedan ser susceptibles de causar un accidente en otro vehículo, como jabón, aceite o grasa.

 

-Actuaciones callejeras: Es frecuente, en el caso de algunos conductores actuar en plena calle, revolucionar el motor, hostigar a otros vehículos, derrapar o hacer el caballito si se trata de un ciclomotor cuando se está detenido en un semáforo. Estas actitudes además de reprobables constituyen conductas irresponsables que causan accidentes y que pueden estar sujetas a ser consideradas como infracciones y delitos contra la seguridad vial.

 

-Prestar el coche: Un amigo, familiar o conocido nos insiste en que le dejemos su vehículo “solo para dar una vuelta” y nosotros accedemos. Esto constituye una temeridad y es otra de las conductas irresponsables que causan accidentes, sobre todo si la persona a la que prestamos nuestro vehículo tiene poca experiencia al volante o carece de carnet.

 

-Usar la calle como taller o lavadero particular: Esta directamente prohibido lavar el coche en la vía publica y tampoco pueden realizarse reparaciones en el mismo en plena calle. Esta es con frecuencia una de las conductas irresponsables que causan accidentes más común.

Al lavar el coche, cerca de la vía, podríamos estar favoreciendo que otro vehículo sufriera un accidente, como consecuencia del efecto acuaplaning del agua utilizada en la limpieza, sobre todo si contiene elementos jabonosos.  Asimismo al realizar una reparación pueden verterse en la vía otros líquidos, como aceite o grasa, incluso que olvidemos cualquier tipo de herramienta y esta llegue a provocar un accidente.

 

-Organizar carreras: Organizar una carrera ilegal o tratar de picar a otro conductor para que compita en una carrera improvisada en la vía pública y sin permiso del titular de la vía, constituye otra de estas conductas irresponsables que causan accidentes y que además puede ser constitutiva de un delito contra la seguridad vial.

 

La responsabilidad al volante es una necesidad, actuar de manera irresponsable no solo expone a quien actúa de esta forma al peligro de sufrir un accidente, si no también al resto de conductores. En Grupo Reclama estamos para ayudarte, no dudes en contactar con nosotros si sufriste un accidente como consecuencia de una temeridad o imprudencia por parte de otro conductor. Confía en los profesionales de Grupo Reclama ¿A qué esperas para exponernos tu caso?