Entre los muchos riesgos a los que puedes enfrentarte al volante de tu vehículo, está el sufrir accidentes con animales salvajes que pueden cruzarse en tu camino durante la realización de un trayecto.

Desde Grupo Reclama centraremos la entrada de hoy en tratar sobre este tema de creciente interés para los conductores en épocas de vacaciones, festividades y puentes donde son habituales los desplazamientos con el vehículo.

Una alta siniestralidad

La mayoría de accidentes con animales que se producen en España son producidos en aquellas zonas habitadas o transitadas por jabalíes, siendo los mismos los responsables de hasta un 35% de las colisiones con animales registradas durante el año 2018, seguidos de cerca por corzos y venados con un 29% de la siniestralidad, y finalmente, por los perros con un alto 22%.

En mayo de 2014, el pago de los daños materiales y personales causados por los accidentes con animales de caza sufrió una importante regulación, cuando entró en vigor la reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial.

Hasta ese momento, cuando se atropellaba un animal de caza, el responsable del pago de las indemnizaciones pertinentes, tanto por las lesiones de los ocupantes como los daños del vehículo siniestrado y los posibles desperfectos que pudieran haberse producido en la carretera, era el propietario del coto de caza, sin embargo en la actualidad esto ya no es así.

Con dicha reforma, ahora el culpable de un siniestro con un animal cinegético, es decir de caza, es el propio conductor del vehículo. No el propietario del coto, como anteriormente sucedía. Por lo tanto esto quiere decir que, si sufres un accidente en el que se ve involucrado un corzo, por ejemplo, y sucede que los ocupantes de tu vehículo sufren algún tipo de lesiones, el responsable del resarcimiento de estos daños no será otro que tú, el conductor del vehículo.

Animales de Caza y el seguro de accidente

En los accidentes con animales cinegéticos, si tu vehículo consta como asegurado a terceros, será la compañía aseguradora la que se encargue del pago de la indemnización por las lesiones sufridas por los ocupantes, pero no así de la reparación del vehículo. Sin embargo, si el seguro fuera a todo riesgo, entonces sí cubrirá el coste total de la reparación del vehículo que se vio involucrado en el atropello del animal.

Excepciones donde no eres responsable de los accidentes con animales

Como conductor, serás considerado responsable de aquellos accidentes con animales de caza, con excepción de los siguientes dos supuestos:

  • Cuando dicho accidente sea resultado o consecuencia directa de la acción de la caza. En este caso será el propietario del coto quien asuma la responsabilidad.
  • Cuando exista una falta de mantenimiento del vallado o la señalización, debido a lo cual el animal en cuestión fue capaz de acceder a la carretera o no se informó debidamente de la presencia de animales salvajes o sueltos. En este caso, el responsable último será el titular de la vía pública.

Si has sufrido algún tipo de accidente con animales de caza y piensas que no eres el responsable debido a la ausencia de señalización o vallado, si te ves obligado a pagar una indemnización que consideras injusta o a reparar los daños sufridos por tu coche de tu propio bolsillo, no dudes y contacta con nosotros.

Desde Grupo Reclama estamos a tu servicio para gestionar tu caso de la manera más eficiente posible, deja el asunto en manos de auténticos profesionales.

Asimismo puede interesarte Atropello de animales domésticos: ¿Cómo debes actuar?