Lesiones

accidente-de-trafico-lesion
Lesiones

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en los accidentes de tráfico?

 

Tras un accidente de tráfico la preocupación más importante es saber qué lesiones son las padecidas y ser explorado y visitado por un médico para informarse sobre el diagnóstico de las mismas.

Aunque pueden variar en cada caso y situación, las lesiones por accidente de tráfico son un tema que requiere un tratamiento especial. Según la gravedad de estas, deberás someterte a pruebas radiológicas, intervenciones quirúrgicas, rehabilitación, etc, hecho que determinará la cuantía de la indemnización por accidente de tráfico que tienes derecho a reclamar.

A continuación, vamos a dar a conocer cuáles son las lesiones más frecuentes en los accidentes de tráfico y cómo evitarlas si sigues algunos consejos de prevención.

Infórmate sobre cómo reclamar la indemnización por accidente de tráfico.

Tipos de lesiones en accidentes de tráfico

Según la DGT, los tipos de lesiones más comunes en los accidentes de tráfico son las lesiones en el torso, y las menos frecuentes, las lesiones medulares, aunque no por ello descartables.

A pesar de que hoy en día los vehículos cuentan con sistemas de seguridad y protección más eficientes como el airbag, entre otros, aún podemos sufrir lesiones que pueden cambiarnos la vida y condicionar nuestro día a día para siempre.

Estos son los tipos de lesiones por accidente de tráfico más comunes:

  • Lesión en el torso o tórax: Traumatismo torácico, traumatismo abdominal, lesiones torácicas cerradas, fracturas de costillas, etc.
  • Lesión en la cabeza, cuello y cara: Fracturas, abrasiones, rasguños derivados de golpes, o perforaciones por partes metálicas del vehículo.
  • Lesión en las extremidades: Esguinces o fisuras en rodillas, muñecas, hasta amputaciones.
  • Lesión en la columna vertebral: El esguince cervical es una de las lesiones por accidente de tráfico más habituales.
  • Lesión cerebral: Traumatismo craneoencefálico (TCE) y daños cerebrales adquiridos (DCA) en general.
  • Lesión medular: Paraplejía, tetraplejía, hemiplejía, etc.

¿Cómo evitar las lesiones por accidente de tráfico?

Parte del riesgo de sufrir lesiones por accidente de tráfico puede evitarse o reducirse si se adoptan medidas basadas en la prevención. Se estima que alrededor del 20% de los españoles no usan el cinturón de seguridad, hecho que aumenta la probabilidad de sufrir lesiones en accidentes de tráfico como un esguince cervical en el más leve de los casos.

Mantener una buena postura en el asiento, usar el cinturón de seguridad y una correcta posición de los reposacabezas son sólo algunas de las medidas que pueden ayudarnos a reducir la posibilidad de sufrir lesiones por accidente de tráfico.

lesion-por-accidente-de-trafico

Antes de ponernos en marcha, es necesario ajustar no sólo los espejos y retrovisores del coche, sino también el asiento del conductor y el volante para evitar lesiones y desenlaces fatales en caso de accidente de tráfico:

  • Altura del asiento: Ajustar el asiento a una altura correcta nos sirve para tres cosas: Para disponer de una buena visibilidad de la carretera, para visualizar los pedales y también para que el cinturón de seguridad nos agarre correctamente en caso de impacto.
  • Distancia con los pedales: El asiento debe estar a una distancia suficiente como para pisar el embrague a fondo. Las piernas deben estar ligeramente flexionadas para evitar agarrotamientos y que en caso de colisión frontal no absorban el impacto del golpe junto a las caderas.
  • Posición del respaldo: El asiento tiene que estar recto y ligeramente inclinado hacia atrás para mantener la cabeza y la espalda apoyadas. De no ser así, en caso de choque frontal, el cinturón de seguridad nos puede llegar a ahorcar.
  • Altura del volante: Debemos estar a una altura del volante suficiente para que nuestras piernas u otros atributos físicos no entorpezcan la conducción. Por otra parte, si tomamos el volante con una posición de brazos demasiado extendida, nos exponemos a padecer fracturas en caso de accidente.

Si sigues todas estas recomendaciones, tendrás menos posibilidades de sufrir lesiones y secuelas graves derivadas de accidentes de tráfico, ¡la prevención lo es todo!

Indemnización por accidente de tráfico

Si sufres lesiones por accidente de tráfico y quieres reclamar la indemnización que te corresponde, ponte en contacto con Grupo Reclama. Somos abogados expertos en accidentes de tráfico, te ayudaremos a conseguir la indemnización por accidente de tráfico que te mereces.

Reclama ahora la indemnización por accidente de tráfico, o si lo prefieres, contacta con nuestros abogados especializados en accidentes de tráfico.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
latigazo cervical
Indemnización por accidente de tráfico, Lesiones

Indemnización por latigazo cervical, ¿cuánto te corresponde?

 

Una de las consultas más comunes en nuestro despacho es la indemnización por latigazo cervical.

Los daños cervicales, incluyendo el latigazo cervical, son una de las lesiones más comunes en los accidentes de tráfico. Según datos de la DGT, alrededor del 98% de las lesiones cervicales están causadas por accidentes de tráfico, siendo responsables de que cada año sufran este tipo de lesiones unas 25.000 personas en nuestro país.

A continuación, vamos a ver en qué consiste la indemnización por latigazo cervical, cómo la puedes reclamar y qué cuantía te corresponde.

¿Qué es un latigazo cervical y cómo se produce?

Entendemos por latigazo cervical una lesión de la zona cervical de la columna vertebral producida por un movimiento brusco del cuello hacia atrás y hacia delante o hacia los costados, provocando daños en músculos, ligamentos y vértebras del cuello.

Esta lesión se suele dar principalmente en los accidentes de tráfico, especialmente en las colisiones traseras, aunque no es exclusivo de los siniestros en carretera, ya que pueden aparecer en atropellos, caídas, etc.

Los síntomas del latigazo cervical más frecuentes son dolor en el cuello y dificultad para moverse, mareos, náuseas y visión borrosa. En los casos más graves pueden darse problemas cognitivos como falta de memoria y concentración, problemas auditivos y trastornos del sueño.

 

cervialgia

 

Existen diferentes tipos o grados de latigazo cervical según la intensidad y la gravedad de los daños causados:

  • Esguince cervical de tipo I: Cuando se produce una afectación de los tejidos blandos del cuello, es decir, una lesión leve. El dolor y las molestias suelen aparecer unas horas más tarde.
  • Esguince cervical de tipo II: Cuando se produce una elongación moderada de tejidos, músculos o ligamentos del cuello y una rectificación cervical a través de una radiografía.
  • Esguince cervical de tipo III: Cuando se produce una rotura y separación de los tejidos, el caso más grave de latigazo cervical. En este caso es muy probable que queden secuelas, ya que a veces la recuperación no es total.

Indemnización por accidente de tráfico por latigazo cervical

Lo primero que tienes que hacer si has sufrido un accidente de tráfico que te ha producido un movimiento brusco del cuello es acudir a urgencias para confirmar si padeces una cervicalgia. Con el informe médico adecuado, se aplicará el baremo de accidentes de tráfico y podrás obtener una indemnización de acuerdo a la gravedad del percance.

Para tener un diagnóstico claro de latigazo cervical y que conste en el parte médico, debes someterte a alguna de estas pruebas:

  • Radiografía de la zona cervical
  • TAC
  • Resonancia magnética

En los casos más graves de esguince cervical, puedes presentar secuelas, las cuales influyen en la cuantía de la indemnización por latigazo cervical en concepto de días.

Las secuelas de un latigazo cervical van desde una cervicalgia postraumática, algia postraumática, hernia, artrosis postraumática, hasta el llamado síndrome postraumático cervical.

Si hablamos de las cantidades de la indemnización por latigazo cervical según el baremo de accidentes de tráfico (Ley 35/2015), tendremos que tener en cuenta que la compensación económica se dividirá en periodo de incapacidad temporal, días que uno necesita para estabilizar la lesión, y en periodo de incapacidad permanente, de decir, las secuelas derivadas de la lesión.

 

dolor-cervical

 

Cómo reclamar la indemnización por latigazo cervical

¿Has sufrido un latigazo cervical como consecuencia de un accidente de tráfico?

En Grupo Reclama somos abogados especialistas en accidentes de tráfico y tenemos experiencia en casos como el tuyo.

Ponte en contacto con nosotros y reclama ahora la indemnización por latigazo cervical que te corresponde.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Lesiones

¿Cuanto tiempo se tarda en recuperarse un latigazo cervical?

El tiempo de recuperación es una variable que va a depender de la gravedad del latigazo cervical, el tratamiento que se esté siguiendo y las características físicas del paciente.

Es de las preguntas más comunes que se hacen quienes han sufrido un latigazo cervical.

De esta manera, el latigazo cervical, no tiene una duración fija, sino que sus síntomas pueden persistir desde varios días o semanas en los pacientes con daños leves, hasta alcanzar seis meses o más en los casos de mayor coyuntura.

En situaciones concretas puede incluso dejar secuelas para toda la vida.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones

¿Qué es una cervicalgia aguda?

La cervicalgia aguda es una lesión en la zona cervical que dura unos días de ahí que sea aguda.

La cervicalgia puede ser:

  • Aguda, prolongándose solo unos días.
  • Crónica, duración puede extenderse varias semanas.

La cervicalgia aguda, llamada comúnmente tortícolis, provoca un dolor mucho más intenso hasta el punto de poder llegar a impedir la movilidad del cuello.

La mayoría de las actividades de la vida diaria de los pacientes de esta dolencia pueden llegar a estar limitadas.

¿Se puede conducir con cervicalgia?

Si, se puede conducir con cervicalgia siempre que no sea aguda y si la persona que la sufre es capaz de mover el cuello con normalidad.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones

¿Qué es la cervicalgia postraumática?

La cervicalgia postraumática es una lesión en el cuello consecuencia de haber sufrido un latigazo cervical, normalmente ocasionado por un accidente de tráfico.

El término cervicalgia, que en ocasiones viene expresada en documentos médicos como ‘algias cervicales’, indica que existe dolor localizado en la zona del cuello.

Síntomas de la Cervicalgia:

Manifiesta la cervicalgia síntomas muy variados como pueden ser:

  • Dolor de cabeza especialmente punzante en la nuca
  • Rigidez en el cuello
  • Dificultad de movimiento
  • Mareos y náuseas
  • Pitidos en los oídos

Tratamiento de la cervicalgia

Existe para la cervicalgia tratamiento que puede variar en función de la intensidad de ésta. Normalmente se empieza con la utilización de antiinflamatorio y analgésicos para aliviar el dolor, que es recomendable combinar con la aplicación de calor en la zona dolorida.

Para la cervicalgia provocada por latigazo cervical, tratamiento fisioterapia y sesiones de rehabilitación son aconsejables para fortalecer la zona cervical y reducir el riesgo de reincidencia.

Posibles secuelas tras una cervicalgia

Es posible que queden secuelas tras haber sufrido una cervicalgia, como pueden ser mareos, vértigos, cefaleas, parestesias o limitación de la movilidad cervical.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones

¿Qué es algia postraumática?

La palabra ‘algia’ significa dolor, mientras que el término postraumática indica que es posterior a un trauma o un accidente.

Tipos de Algias Postraumáticas:

Algia postraumática sin compromiso radicular, es decir, que el daño se focaliza en el cuello y en las espalda sin afectar a una extremidad. (La más común)

Algia postraumática con compromiso radicular, el paciente suele estar afectado por dolores y hormigueos en los brazos y las manos.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones

¿Cuáles son las lesiones cervicales?

Las lesiones cervicales son la: Cervicobraquialgia; Hernia cervical postraumática; Rectificación de la lordosis cervical; Luxación cervical; Contractura muscular por accidente de tráfico; Osteítis vertebral postraumática.

El dolor y los problemas derivados del cuello pueden estar asociados a los músculos, huesos, articulaciones, nervios, tendones o ligamentos de la zona e incluso a veces de zonas cercanas como los hombros, la cabeza, los brazos e incluso la mandíbula.

Estos problemas pueden originarse por incorrectas posturas para sentarse, incómodas posiciones para dormir, por un uso excesivo del cuello o por caídas o accidentes.

La más común es la cervicalgia, que es un dolor localizado en la zona de las vértebras cervicales, aunque existen otras como son:

  • Cervicobraquialgia: consiste en el dolor que se efectúa en la zona del cuello y que se extiende hasta el brazo y, en algunas ocasiones, hasta la mano. Puede estar causada por diversas patologías, pero lo más frecuente es que sea producida a consecuencia de un accidente de tráfico.
  • Hernia cervical postraumática: se observan sobre todo en víctimas de accidentes de tráfico y se traduce en una rotura del anillo fibroso del disco intervertebral, dando lugar a la expulsión de la zona interna de ese disco, que pasa a presionar alguno de los nervios cercanos.
  • Rectificación de la lordosis cervical: modificación en la construcción de la columna vertebral. En muchos de los casos, se produce incluso un desplazamiento del centro de gravedad del propio cuerpo.
  • Luxación cervical: separación de dos huesos sin que llegue a producirse una rotura. Normalmente se da entre las dos primeras vértebras.
  • Contractura muscular por accidente de tráfico: Se origina al someter a uno más grupos musculares a un gran esfuerzo, dando lugar a una contracción de esos músculos que llega a alterar su funcionamiento normal generando inflamación y dolor en la zona.
  • Osteítis vertebral postraumática: se trata de una inflamación de las vértebras debido a una contusión.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones

¿Qué consecuencias tiene un esguince cervical?

Consecuencias del esguince cervical: cervicalgia, algia postraumática, hernia o protusión discal, agravación de una artrosis previa al traumatismo, limitación de movilidad, síndrome postraumático cervical

¿El accidente me ha provocado secuelas en las cervicales?

Para diagnosticar si ha provocado el latigazo cervical secuelas en el paciente, hay que comprobar si los grados de movilidad de la zona cervical se corresponden con los comunes, que son:

  • 40º de flexión
  • 75º de extensión
  • 50º de rotación derecha-izquierda
  • 30-45º de inclinación derecha-izquierda

Se consideran secuelas aquellas cervicalgias que impiden realizar estos grados de movimiento tras haber pasado el tiempo medio estadístico de curación.

De esta manera, las secuelas más comunes son:

  • Cervicalgia
  • Algia postraumática
  • Hernia o protusión discal
  • Agravación de una artrosis previa al traumatismo
  • Limitación de movilidad
  • Síndrome postraumático cervical

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones

¿Qué es un esguince en el cuello?

Un esguince en el cuello es un término médico que define la lesión de los ligamentos que unen las vértebras cervicales aunque, en la práctica, también se utiliza la expresión ‘esguince cervical’ para referirse al propio latigazo cervical porque se asume que ha sido ese el mecanismo que ha desencadenado el dolor en el cuello.

Al igual que ocurre cuando tenemos un esguince en el tobillo, en el caso del esguince cervical también se siente un fuerte dolor, debido a que se ha sobrepasado el límite de movilidad que permiten los tejidos de la zona afectada.

En realidad, esguince en el cuello puede llegar a producirse consecuentemente al latigazo cervical por accidente de tráfico y la probabilidad aumenta cuando no se lleva puesto cinturón de seguridad y cuando la musculatura del afectado es débil.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones

¿Qué es el efecto latigazo en conducción?

El efecto látigo o efecto latigazo en conducción es un movimiento violento que soporta el cuerpo como consecuencia del desplazamiento del mismo por aceleración y deceleración ocasionando una hiperextensión del cuello.

Los frenazos o desaceleraciones bruscas, los impactos laterales o los incrementos de velocidad ocasionados por un choque en la parte trasera del vehículo ocasionan todo tipo de lesiones, aunque la más habitual es el latigazo cervical por accidente de tráfico, lo cual abre la posibilidad de conseguir una indemnización por accidente de tráfico.

La causa más frecuente del latigazo cervical es un accidente de tráfico a baja velocidad, que impulsa el cuerpo hacia adelante mientras que la cabeza queda retrasada ocasionando hiperextensión, aunque también puede ser debido a un frenazo, por lesiones deportivas o caídas de altura.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Lesiones

¿Qué es un latigazo en el cuello?

Un latigazo en el cuello se trata de un dolor cervical consecuencia de un movimiento brusco desencadenado normalmente por un accidente de tráfico, una lesión deportiva o una caída de altura.

En estos casos, el cuello sobrepasa la intensidad de movimiento para la que está preparado, derivando en una lesión.

Latigazo cervical en accidentes de tráfico

Latigazo cervical y colisiones a baja velocidad suelen ir de la mano, y que la mayoría de estas lesiones suelen producirse en accidentes de coche que han sido provocados por un choque inesperado en la parte trasera del vehículo.

En Grupo Reclama somos abogados de accidentes de tráfico puedes contactar con nosotros sin compromiso.


Contacta con nosotros sin compromiso

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Quemaduras producidas en accidente de tráfico
Lesiones

Las quemaduras en accidentes de tráfico

Los accidentes de circulación y los daños derivados de estos, representan uno de los problemas de salud pública más importantes para el futuro, por ello desde Grupo Reclama queremos abordaremos hoy este tema y trataremos a propósito de uno de los daños más dramáticos que las víctimas de un accidente pueden llegar a padecer: las quemaduras en accidentes de coche.

Las quemaduras como secuela de un accidente: Una amenaza real

Siempre que se produce un accidente de tráfico, por pequeño que este sea, existe el riesgo de sufrir daños y lesiones. Entre estos daños y lesiones, aquellos que son provocados por la exposición al fuego como resultado de un pequeño incendio o explosión durante el accidente son quizás los más temidos, pero no los únicos.

Las quemaduras que pueden llegar a sufrirse en un accidente pueden dividirse en cuatro categorías:

  • Quemaduras por calor: Entre las quemaduras en accidentes de coche, estas son quizás el tipo más común que sufren las víctimas, pudiéndose deberse al contacto directo con la llama de un fuego, a la radiación del calor del incendio o al contacto con superficies calientes, metálicas o plásticas, incluso con líquidos o vapor.
  • Quemaduras eléctricas: Las quemaduras eléctricas tienen lugar cuando la corriente eléctrica, del propio vehículo o de algún punto externo, como los cables de alta tensión de un poste eléctrico que ha sido golpeado, pasan a través del cuerpo del accidentado.
  • Quemaduras químicas: Las quemaduras químicas se produce cuando la piel entra en contacto con sustancias químicas fuertes y abrasivas. Estas quemaduras suelen producirse con mayor frecuencia cuando en el accidente se ha visto envuelto algún vehículo de transporte de sustancias peligrosas, sin embargo no exclusivamente, ya que dentro del vehículo pueden ser transportados otros productos capaces de producir este tipo de quemaduras.
  • Quemaduras por abrasión: Este tipo de quemaduras suele ser presentado con más frecuencia por aquellos motoristas accidentados, a los que sus ropas o protecciones no han podido proteger eficazmente una parte de su cuerpo, que ha quedado expuesta al roce contra el pavimento a gran velocidad, lo que causa su aparición.
    En los conductores de otros vehículos, este tipo de quemaduras se da principalmente en los impactos a gran velocidad, generalmente se producen en el cuello, el pecho y el hombro. En estos casos, el cinturón de seguridad se convierte en el causante directo de este tipo de lesiones, al hacer contacto con la piel y frenar el cuerpo del accidentado para que no salga despedido del vehículo.

¿Cómo debes actuar ante un incendio?

Nunca es recomendable situarse cerca de las llamas, por lo que si tu vehículo se ha incendiado debes tratar de alejarte de él. El gran peligro cuando se produce un incendio, además del fuego, es el humo, tenlo en cuenta, ya que, puede causar graves intoxicaciones, irritación en ojos y garganta y dificultar la respiración.

Recuerda además que echar agua o acercarse a tratar de ayudar a un accidentado que haya sufrido quemaduras en un accidente de coche son dos comportamientos instintivos que pueden empeorar la situación, no te hagas el héroe. Procura mantener la calma y aplicar el protocolo PAS, tratando de mitigar las posibles consecuencias que se hayan producido en el accidente.

Si cuentas con un extintor y el fuego del vehículo incendiado es menor, puedes tratar de apagarlo y eliminar el peligro, pero si tienes dudas es mejor que esperes a que acudan los servicios de emergencia, las autoridades y los bomberos.

Prevención ante todo

El incendio en un coche puede llegar a ser devastador, por ello y a modo de precaución siempre es recomendable seguir ciertas pautas de seguridad para evitar las quemaduras en un accidente de coche.

  • No fumar: Parece obvio, pero cualquier pequeña chispa puede inflamar un componente del vehículo, como la tapicería y provocar un pequeño incendio.
  • Mantenimiento y revisiones periódicas: Mantener el vehículo en buenas condiciones y revisar todos sus sistemas regularmente en el taller nos evitara muchos disgustos y minimizara la posibilidad de que llegue a producirse un incendio de origen eléctrico.
  • El extintor es tu amigo: Procura contar siempre con un pequeño extintor para tu vehículo, nunca se sabe cuándo va a ser útil.
  • Atento al repostar: Las gasolineras son lugares altamente inflamables, por lo que debes extremar el cuidado cuando te detengas a repostar, procurando no derramar gasolina o aceite, que puedan derivar con cualquier chispa en un incendio o explosión.

Desde Grupo Reclama velamos por tu seguridad y sabemos que las quemaduras en accidentes de coche son un daño personal difícil de cuantificar, aun así, si has sufrido un accidente de este tipo en la carretera, no lo dudes y contacta con nosotros. En Grupo Reclama somos profesionales en la materia y nos encargaremos de que obtengas la indemnización que en justicia te corresponda derivada de tu accidente.

Lesiones en niños por accidente de tráfico
Lesiones

Lesiones en niños por accidente de tráfico

Desde Grupo Reclama te instamos a prevenir que tus pequeños sufran lesiones y a que les protejas con todas las medidas disponibles de protección homologadas para evitar lesiones en niños.

Para el ñino los accidentes de tráfico, como peatón, cuando le arrolla un vehículo, como pasajero o cuando conduce una bicicleta y choca con un obstáculo… es la primera causa de muerte y de lesiones definitivas. Aunque hablamos de accidentes, lo entendemos por circunstancias casuales y por lo tanto no evitables, pero sabemos que gran parte de estos accidentes son previsibles y si ocurren sí serían nuestra responsabilidad.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

El niño como pasajero de un vehículo de motor
Cuando el niño es el pasajero de un coche y se produce una colisión o un vuelco se sufren las lesiones más graves por traumatismo en el niño. Estas lesiones se acentúan si el niño no va sujeto al asiento con un sistema de seguridad homologado y, muy importante, apropiado a su edad y tamaño.

El niño como peatón
Los niños son el colectivo que más atropellos sufre, entre las causas están que desconocen las reglas básicas de tráfico, una escasa educación vial de la sociedad en general, físicamente su menor tamaño les hace menos visibles, y asimismo tienen menos campo visual, entre otras.

El niño como ciclista
Los casos de lesiones por bicicleta en niños y adultos siguen aumentando, y en el caso concreto de los niños que utilizan el vehículo como juego, el problema reside en que no toman las medidas de prevención oportunas. Gran parte de las lesiones de gravedad con la bicicleta son evitables sencillamente con el uso del casco protector y de los protectores corporales ya que las lesiones se deben a golpes en la cara y la cabeza.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en niños?

La cabeza: debido al mayor tamaño de la cabeza con respecto al cuerpo en más del 80% de los accidentes de tráfico en niños, se produce un golpe en la cabeza.
El tipo de lesión dependera de la violencia del impacto y puede ser desde una simple contusión, a una fractura de cráneo, o hasta una lesión del cerebro. Además se pueden producir lesiones en la cara que pueden generar inmediatamente problemas para respirar y secuelas importantes a largo plazo.

El cuello: Estas lesiones son más frecuentes en los niños más pequeños, menores de 2 años, por el escaso desarrollo de los músculos del cuello.
Entre ellas se encuentra la fractura de las vértebras cervicales y, lo que es más grave, lesiones de la médula espinal que pueden llevar a la parálisis definitiva de las extremidades.

El tórax: cuando el golpe ha sido muy violento, los niños pueden sufrir fractura de las costillas u otros huesos del tórax pudiendo aparecer lesiones internas que son en general muy graves en pulmones y/o corazón.

El abdomen: los órganos del abdomen son más vulnerables a los golpes, y al ser más grandes con relación al tamaño del cuerpo y por su menor desarrollo de los músculos son frecuentes las contusiones en niños en el hígado, el bazo, los riñones, etc. además de las hemorragias internas a consecuencia.

Las extremidades: son en principio las lesiones de menor gravedad, pueden ser heridas y fracturas, pero asimismo pueden provocar hemorragias, una pérdida importante de sangre, incluso la invalidez y a largo plazo la deformidad de brazos y piernas.

No escatimes en medios para proteger a tus pequeños, y si tienes dudas sobre los derechos que le asisten contacta con nosotros.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.