Accidentes de tráfico

gastos-medicos-grupo-reclama
Accidentes de tráfico, Preguntas Frecuentes

¿Quién paga los gastos médicos en caso de accidente de tráfico?


Cuando se produce un accidente de tráfico, además de preocuparnos por los daños físicos y materiales, también nos viene en la cabeza la pregunta: ¿quién asume los costes médicos de los accidentes de tráfico?

En nuestra legislación, la asistencia médica es gratuita y universal. Además, según la Ley 35/2015 de 22 de septiembre, tenemos derecho a elegir el centro médico donde recuperarnos, sea público o privado. Estos derechos están actualmente regulados por diferentes convenios.

Es importante saber quién paga los gastos médicos en caso de accidente de tráfico, ya que, contrariamente a lo que se cree, la Seguridad Social no asume los costes sanitarios de los accidentes de tráfico, sino que es competencia de las aseguradoras.

¿Quién es el culpable del accidente?

Lo primero que tenemos que hacer antes de preocuparnos por los costes médicos del accidente de tráfico es determinar de quién ha sido la culpa. La culpabilidad es clave para saber quién paga los gastos médicos, puesto que la aseguradora del responsable del accidente es quién debe responder ante ellos.

Aunque podemos suponer que la mayoría de los vehículos están asegurados, existen casos donde el culpable del accidente no tiene seguro.

El culpable del accidente de tráfico no tiene seguro

A pesar de que la Ley obliga a contratar un seguro de responsabilidad civil para todos los vehículos a motor en caso de accidente e imprevisto, aun así podemos encontrar conductores que no tengan contratada una póliza de seguro. 

En estos casos, el Consorcio de Compensación de Seguros es el encargado de asumir los gastos médicos del accidente de tráfico. Se trata de una entidad pública dependiente del Ministerio de Economía que vela por el cumplimiento de la obligatoriedad de disponer de un seguro de responsabilidad civil.

La aseguradora se niega a pagar

La compañía de seguros tiene la obligación de pagar todos los gastos ocasionados por el accidente de tráfico, incluyendo los costes médicos. Aun así, puede negarse a pagar en algunas excepciones. Por ello, antes de contratar un seguro, es importante leer y conocer de primera mano las coberturas y condiciones de la póliza para evitar sorpresas.

Entre los gastos médicos que deben asumir las asegurados encontramos:

  • Asistencia en el lugar del accidente.
  • Asistencia en urgencias.
  • Rehabilitación u otras terapias.
  • Medicamentos, tratamientos, complementos, etc.

Además, las compañías de seguros tienen la obligación de comunicar al asegurado el derecho a elegir el centro médico donde recuperarse o hacer rehabilitación. Aquí es donde entra en juego el convenio UNESPA.

 
gastos-medicos
 

¿Qué es el Convenio UNESPA?

El Convenio UNESPA es el encargado de regular la asistencia médica en los accidentes de tráfico y las coberturas sanitarias de las compañías de seguros. Puedes adherirte a él de forma totalmente gratuita, aunque es necesario cumplir algunos requisitos para beneficiarte de dicho convenio. 

De todas formas, recomendamos contar con la asistencia de un abogado especialista en accidentes de tráfico para conocer de primera mano tus derechos ante las aseguradoras.

Indemnización por accidente de tráfico

¿Tienes dudas sobre quién paga los gastos médicos en caso de accidente de tráfico

Desde Grupo Reclama estamos a tu entera disposición para resolver todas las preguntas que tengas además de ayudarte a reclamar la indemnización por accidente de tráfico.

Nuestro equipo de abogados expertos en accidentes de tráfico está a tu servicio para asesorarte cuando más lo necesites.

Contacta ahora con nosotros sin compromiso.

Contactar Blog

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

convenio unespa
Accidentes de tráfico

Convenio UNESPA, ¿qué es y cómo funciona?

 

Cuando ocurre un accidente de tráfico y los afectados requieren tratamiento debido a las lesiones producidas, puede haber un conflicto entre las aseguradoras, centros médicos privados y la Seguridad Social para asumir los gastos médicos de la recuperación de las lesiones.

Para evitar problemas a la hora de determinar quién debe correr con los gastos de dicho tratamiento y agilizar los trámites entre las distintas partes (las compañías de seguros, los centros médicos privados y las víctimas de accidentes), se firmó un acuerdo sanitario, el convenio UNESPA.

En este artículo, vamos a profundizar en el convenio UNESPA: Qué es, cómo funciona, y cómo se aplica en caso de tratamiento médico.

 

Leer más

grupo-reclama-nueva-ley-de-trafico-y-seguridad-vial
Accidentes de tráfico, Actualidad

Nueva ley de tráfico y seguridad vial, ¿cuáles son los cambios más destacados?

 

El pasado lunes 21 de marzo entró en vigor la nueva ley de tráfico y seguridad vial de la DGT, la cual incluye cambios importantes en cuanto a normativa y sanciones para conductores, ciclistas y usuarios de vehículos de movilidad personal.

Se trata de una normativa pionera en la protección del medio ambiente, ya que incluye por primera vez referencias a los episodios de alta contaminación y a las zonas de bajas emisiones, además de una regulación del uso del vehículo de movilidad personal (VMP) dotándolo de un marco jurídico propio.

Con la introducción de esta nueva ley de seguridad vial, la DGT espera lograr el objetivo de reducir a cero las muertes en carretera para 2050 marcado por las instituciones europeas que ya han logrado ciudades como Oslo y Helsinki.

Vamos a ver a continuación las novedades más destacadas de la nueva ley de tráfico y seguridad vial y de qué manera afecta a la circulación.

 

Nuevas normas de tráfico y seguridad vial

Uso del móvil y cinturón de seguridad

Una de las novedades más destacadas de la nueva normativa respecto a la ley de tráfico de 2021 es la modificación de las multas y sanciones por el uso del teléfono móvil: Se aumenta de 3 a 6 la retirada de puntos del carné por llevar el móvil en la mano mientras se conduce. Por otra parte, no usar el cinturón de seguridad o hacerlo de forma inadecuada conllevará la retirada de 4 puntos.

Según datos de la DGT, el 31% de los accidentes mortales en carretera se deben al uso del teléfono móvil, mientras que el 26% de los fallecidos no llevaba puesto el cinturón de seguridad. Como vemos, ambas medidas responden claramente a la necesidad de reducir las muertes en carretera.

 

Supresión del margen de 20km/h para adelantar

También destacan normativas para turismos y motocicletas como la supresión del margen de 20 km/h del límite de velocidad para adelantar en las vías de un solo carril por sentido. En ese sentido, no será posible recurrir las multas de los radares de tramo.

 

Vehículos de movilidad personal (VMP)

A partir de ahora, los usuarios de los vehículos de movilidad personal como los patinetes eléctricos, están obligados a llevar casco y tienen prohibido circular por la acera, tendrán que hacerlo por la calzada. Tampoco tendrán prioridad en los pasos de peatones, en las aceras ni en las zonas peatonales.

 

patinete-electrico-grupo-reclama

 

Más protección para los ciclistas

En esta nueva ley de tráfico se blinda a los ciclistas, uno de los colectivos más vulnerables y que más accidentes mortales ha sufrido en los últimos años.

Ahora, para adelantar a ciclistas en vías de más de un carril por sentido, será necesario cambiar de carril, y se sancionará con 6 puntos los adelantamientos que pongan en riesgo su seguridad al no respetar la distancia lateral mínima obligatoria de 1,5 metros. Además, se prohíbe parar o estacionar en los carriles bici o vías ciclistas.

Estas nuevas normas de tráfico suponen un gran avance en el establecimiento de un margen jurídico efectivo para la protección de los ciclistas y en la prevención de los atropellos mortales, una larga reivindicación del colectivo.

 

Otras infracciones

La nueva ley de seguridad vial contempla sanciones más graves en cuanto al consumo de alcohol y drogas en conductores menores de edad, y al hecho de arrojar objetos a la vía que puedan causar accidentes o incendios. Estas situaciones se tipifican como infracciones muy graves con una multa de 500 euros.

 

Seguridad vial ante todo

Con la nueva ley de seguridad vial, creemos que se pueden reducir los accidentes mortales gracias al endurecimiento de las sanciones a conductas como utilizar el teléfono móvil durante la conducción, una de las principales causas de muerte en carretera en nuestro país.

Por su parte, el uso del cinturón de seguridad sigue siendo un factor determinante en los accidentes de tráfico, ya que el 26% de las víctimas mortales no lo llevaba puesto. Es preciso hacer más concienciación sobre la importancia de ponerse el cinturón de seguridad por parte de las diferentes administraciones.

En este contexto, desde Grupo Reclama, abogamos por una conducción responsable y hacemos un llamamiento a adoptar medidas de prevención y seguridad al volante para evitar accidentes y muertes en carretera.

 

Contactar Blog

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

convenio-cicos
Accidentes de tráfico

Convenio CICOS, todo lo que debes saber

 

Cuando uno sufre un siniestro, además de preocuparse por los gastos derivados del accidente, también debe saber cómo se efectuará la comunicación entre su compañía de seguros y la de las otras partes involucradas en el suceso.

En esa tesitura entra en juego el Convenio CICOS; un acuerdo entre las compañías de seguros para agilizar la tramitación de siniestros. Este convenio se creó para evitar que los tiempos de espera para el peritaje y reparación de los vehículos se demoraran.

En este artículo, vamos a explicar en profundidad qué es el Convenio CICOS, su funcionamiento y aplicación en caso de siniestro.

 

Leer más

accidente de tráfico
Accidentes de tráfico, Actualidad

2021 se convierte en el año con el menor número de fallecidos en carretera en España

Según datos de la DGT, en 2021 se produjeron un total de 921 accidentes viales en las carreteras españolas, cobrándose la vida de 1.004 personas. Estas cifras suponen un 9% menos de muertes en comparación con 2019, el último año sin restricciones de movilidad.

Estas cifras no son definitivas, ya que sólo constan registradas aquellas víctimas mortales que perdieron la vida 24 horas después del accidente.

Del total de las víctimas, 110 fueron peatones, 31 ciclistas, 241 motoristas, 1 usuario de vehículo de movilidad personal, y el resto conductores de turismos, camiones o vehículos de servicio público.

Cabe destacar que el 26% de los fallecidos no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

No hay que perder de vista que los accidentes en carretera también han causado un número importante de lesionados graves: Un total de 3.728 personas han sufrido heridas graves a consecuencia de accidentes viales, un 16% menos respecto al 2019.

En términos absolutos, el 2020 fue el año con menos fallecidos en carretera de la historia en España con un total de 870 víctimas mortales. No obstante, estas cifras no pueden tenerse en cuenta debido a las restricciones de movilidad derivadas de la emergencia sanitaria.

Vemos que la tendencia es positiva al observarse un descenso tanto en el número de siniestros como en el número de fallecidos y lesionados graves; aun así, el número de personas fallecidas sigue siendo alto.

Desde Grupo Reclama hacemos un llamamiento a la prudencia y a adoptar conductas responsables al volante para evitar accidentes de tráfico y reducir la mortalidad en carretera.

Abogamos porque las políticas en materia de seguridad vial sigan siendo una prioridad en nuestro país hasta reducir a cero las muertes en las carreteras tal y como se ha establecido desde las instituciones europeas como objetivo para el año 2050.

Contactar Blog

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
neumaticos-invierno-grupo-reclama
Accidentes de tráfico, Preguntas Frecuentes

Conducción en invierno, ¿qué debes tener en cuenta?

 

Debido a las condiciones climáticas, no es lo mismo conducir en invierno que en verano. La conducción en invierno implica lidiar con la nieve, el hielo, la lluvia o la niebla, los cuales pueden dificultar la conducción y poner en riesgo la seguridad al volante.

Según datos de la DGT, cerca del 30% de heridos y muertes en carretera se producen en invierno. Por ello, es importante que conozcas cómo se debe circular durante estos meses y qué elementos equipar a tu coche para una conducción libre de peligros.

En este artículo, vamos a resumir todo lo que debes tener en cuenta en la conducción en invierno y consejos para circular durante los meses de frío.

 

Uso de los neumáticos de invierno

En primer lugar, si vas a circular en entornos con condiciones meteorológicas adversas como nieve o hielo, es necesario que equipes tu coche con neumáticos de invierno.

Los neumáticos de invierno son un elemento indispensable para una conducción segura; proporcionan agarre al pavimento y evitan derrapar, patinar, perder la trayectoría o el control del coche en carretera, reduciendo de esta forma la posibilidad de sufrir un accidente de tráfico.

El uso de los neumáticos de invierno es recomendable en todas aquellas zonas de montaña y sierra donde sea habitual la presencia de hielo y nieve durante parte del año. En España, se aconseja usar este tipo de neumáticos entre los meses de noviembre a marzo, coincidiendo con el período invernal.

 

¿Se puede conducir con abrigo?

Aunque te encuentres en situaciones climatológicas poco favorables, no es aconsejable conducir con abrigo.

Tener frío en el coche es sinónimo de abrigarse para sentirse más cómodo al volante, pero conducir con abrigo puede suponer un peligro, ya que el grueso de la prenda resta eficacia al cinturón de seguridad y a su vez dificulta la capacidad de maniobrar.

A pesar de que el reglamento no prohíbe conducir con abrigo, tras la aprobación de la nueva ley de tráfico en diciembre de 2021, en caso de encontrarte con un agente y éste considerar que vestir un abrigo puede dificultar la conducción, podrías enfrentarte a una sanción de 100 a 200 euros por conducir con el abrigo puesto.

Lo mismo sucede con las botas gruesas. Durante la conducción pueden complicar el uso de los pedales distorsionando el tacto de los pies, o incluso puede quedarse una bota enganchada entre el freno y el acelerador, provocando un accidente de tráfico. Por ello, es recomendable usar otro tipo de calzado más adecuado.

 

 

Cómo conducir con nieve

Para conducir con nieve, lo primero es equipar tu coche con neumáticos de invierno.

Lo segundo, extremar las precauciones y conducir de forma prudente.

Conduce con suavidad y evita los acelerones. Debido a la falta de adherencia a la calzada, si aceleras rápidamente, puedes perder el control del vehículo y salirte de la carretera con facilidad. Por lo tanto, prudencia, y sobre todo, paciencia.

Otros aspectos a tener en cuenta al conducir con nieve es usar correctamente los frenos, utilizar marchas largas, evitar las rodaduras de otros vehículos, conducir más despacio, y especialmente, mantener la calma en caso de derrape: Aunque el coche se desliza, volverá a recuperar la estabilidad una vez los neumáticos vuelvan a agarrarse a la carretera.

 

Cómo conducir con hielo

Si tienes que conducir con hielo, así como en la conducción con nieve, debes adoptar una actitud prudente y extremar al máximo las precauciones.

La mayoría de las recomendaciones de cómo conducir con hielo son las mismas que conducir con nieve, aunque debes saber que las placas de hielo se suelen ubicar en la parte interior de las curvas debido a la inclinación de la carretera. Así, las placas de hielo son más frecuentes en curvas a la derecha.

Por otra parte, no uses agua caliente para quitar el hielo del parabrisas. La diferencia de temperatura produce daños en el cristal y puede llegar a romperlo.

 

carretera-hielo-grupo-reclama

 

Indemnización por accidente de tráfico

¿Has sufrido un accidente de tráfico por el mal estado de la carretera?

Ponte en contacto con Grupo Reclama, somos abogados especialistas en indemnizaciones por accidente de tráfico.

Nuestros profesionales están a tu disposición para dar respuesta a todas las dudas que tengas sobre tu caso para reclamar la indemnización por accidente de tráfico que te corresponda.

Contáctanos ahora sin compromiso.

 

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
accidente por alcance
Accidentes de tráfico

¿Cuál es la principal causa de los accidentes por alcance?

 

La principal causa de los accidentes por alcance es el exceso de velocidad unido a no respetar la distancia de seguridad reglamentaria.

La distancia entre vehículos es fundamental para evitar este tipo de colisiones. La mayoría de accidentes de tráfico por alcance en el núcleo urbano se dan por no respetar la distancia de seguridad.

Cuando un conductor circula por encima de los límites de velocidad de la vía tiene muchas posibilidades de no frenar a tiempo si se presenta un imprevisto. Todo conductor está obligado a respetar los límites de velocidad establecidos además de adecuar su velocidad a las circunstancias de la vía.

Además, si el conductor no respeta la distancia de seguridad entre vehículos, hay muchas posibilidades de que se produzca un accidente de tráfico por alcance.

Otras causas de los accidentes por alcance son las distracciones del conductor o la falta de control del vehículo. Es importante no distraerse al volante ya que en un momento dado el vehículo de delante puede dar un frenazo y hay que estar completamente preparado para frenar a tiempo.

 

¿Qué son los alcances en carretera?

Cuando hablamos de alcances en carretera nos referimos a una colisión entre dos vehículos producida por el choque de la parte delantera del vehículo que circula por detrás, con la parte trasera del vehículo que circula por delante. 

Se trata del mismo tipo de alcances producidos en núcleo urbano, pero en este caso en carretera, los cuales tienen un impacto de mayor consideración al circular a una velocidad superior.

 

colisión por alcance

 

Por ello, y como hemos dicho, es fundamental respetar los límites de velocidad de la vía, además de mantener la distancia de seguridad, para frenar a tiempo.

 

¿Cómo evitar una colisión por alcance?

Para evitar una colisión por alcance es importante no excederse de los límites de velocidad y en cualquier caso, adecuar la velocidad del vehículo a las circunstancias de la vía.

No obstante, esta medida por sí sola es insuficiente, ya que se debe complementar con el respeto de la distancia de seguridad. 

Aunque no se exceda el límite de velocidad y/o se adecue la velocidad a las circunstancias de la vía, si no se respeta la distancia de seguridad el resultado será el mismo, un accidente de tráfico por alcance.

 

distancia de seguridad

 

Por ello, es preciso conducir con diligencia y precaución, estar en condiciones de controlar el vehículo, mantener la distancia de seguridad y no sobrepasar el límite de velocidad.

 

Accidente por alcance jurisprudencia

Existe mucha controversia en torno a la jurisprudencia de los accidentes por alcance referente a las lesiones que dicho mecanismo puede provocar. 

El llamado ‘nexo causal’ se produce cuando las compañías aseguradoras defienden que la intensidad del golpe no ha sido suficiente para haber podido provocar lesiones. 

En estas circunstancias entramos en un debate. Si bien es cierto que existen teorías que respaldan los argumentos de las compañías aseguradoras, también hay otras que respaldan que cualquier golpe por alcance, por pequeño que sea, puede provocar lesiones

La jurisprudencia en estos casos es bastante dispar según la comunidad autónoma e incluso según la provincia.

 

¿Cuál es el tipo de lesión más frecuente en los accidentes por alcance?

La lesión más común en los accidentes por alcance es el latigazo cervical.

 

latigazo cervical

 

Para poder reclamar un latigazo cervical contra la compañía aseguradora del vehículo que impacta, es recomendable contratar los servicios de un abogado especializado en Responsabilidad Civil derivada de Accidente para que pueda orientarte en la manera de estabilizar la lesión y proceder a presentar una reclamación formal.

 

Cómo reclamar indemnización accidente por alcance

Para reclamar una indemnización de accidente por alcance lo más importante es acudir al servicio de urgencias en las siguientes 72 horas tras el accidente. Una vez realizada la exploración en el servicio de urgencias, se hará seguimiento médico a través de un traumatólogo que derivará a rehabilitación. 

Finalizada la rehabilitación y con el alta médica por parte del traumatólogo, se puede proceder al cálculo de la indemnización a reclamar.

Desde Grupo Reclama colaboramos con diferentes profesionales expertos en la valoración del daño corporal como médicos peritos y ex médicos forenses.

Si necesitas más información sobre cómo reclamar una indemnización de accidente por alcance, contáctanos sin compromiso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
como actuar tras sufrir accidente de bici o patinete
Accidentes de tráfico

Cómo actuar cuando sufres un accidente en bicicleta o vehículo de movilidad personal (patinete)

Si no sabes cómo actuar en caso de sufrir un accidente en bicicleta o en vehículo de movilidad personal no te desesperes. Este hecho cada vez es más común en la ciudades ¿quieres saber por qué? Las bicicletas y los patinetes se han vuelto un medio de transporte que resultan bastante cómodo y factible para muchos usuarios. Con el incremento de personas utilizando este medio, es común encontrarnos con accidentes de este estilo.

En caso de haber sufrido un accidente de estas característicasexisten una serie de medidas que debes tener en cuenta.

Si has sufrido un accidente por atropello con bicicleta o un vehículo de movilidad personal (patinete eléctrico) contamos con abogados expertos en indemnización por atropello

Consejos de accidente de tráfico en bicicleta o vehículo de movilidad personal (patinete)

Entre las cosas que puedes hacer para resolver un accidente con una bicicleta o en vehículo de movilidad personal están las siguientes:

  1. Mantener la calma e identificar causante del accidente

    Esto te ayudará a resolver todos los asuntos concernientes al atropello, sobre todo para averiguar quién fue el causante del accidente. Porque en muchos casos suele ocurrir que el conductor del vehículo se dé a la fuga. En caso de que eso ocurra, trata de memorizar la matrícula y la mayoría de las características propias del vehículo. Trata de no moverte y llama a una ambulancia para que ellos puedan evaluar la gravedad del asunto.
  2. Testigos

    Intenta identificar algún testigo del accidente que haya presenciado el mismo.
  3. Autoridades competentes

    Llama al cuerpo de seguridad competente (Guardia Civil, Policía Local, Guardia Urbana, Mossos d’Esquadra…)
  4. Evaluar daños

    Espera que te realicen los exámenes pertinentes para poder diagnosticar posibles hemorragias internas o latigazos cervicales. Esto es un paso súper importante ya que se puede dar el caso de que se reflejen tarde estos síntomas y la aseguradora no lo asuma como consecuencia del accidente.
  5. ¿Hay lesiones?

    Deja que los servicios médicos presten la ayuda necesaria para que puedas estabilizar las lesiones de la mejor manera. En caso de sufrir lesiones que impidan el desarrollo normal de tu actividad laboral es interesante solicitar baja laboral a tu médico de cabecera o a través de la mutua del trabajo.
  6. Reclamar lesiones por el atropello

    El plazo para reclamar las lesiones que puedas padecer en caso de sufrir atropello en bicicleta o en vehículo de movilidad personal es de 1 año desde la estabilización de las lesiones. Para la reclamación de dichas lesiones es importante que cuentes con un abogado experto en la materia y con un servicio médico pericial que recoja tu realidad lesional.
  7. Ahorra tiempo y dinero

    Un último consejo es que siempre cuentes con un abogado experto que te asesore de la mejor manera en el proceder de tu reclamación. También te sugerimos que cuentes con un seguro de accidentes que te ayudará en estas situaciones imprevistas. No solo te ahorraras tiempo y declaraciones lentas, puede incluso servir para ahorrar un poco de dinero ya que los seguros de hogar o de vida cubren el gasto del abogado que el lesionado quiera contratar.

Si sufres o has sufrido un accidente o atropello en biciclete o en un vehículo de movilidad personal, contáctanos y te ayudaremos a reclamar la indemnización que te corresponda. Nuestro equipo de expertos en atropellos solventará tus dudas y te acompañara durante todo el proceso.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Evitar los accidentes de bicicleta en carretera
Accidentes de tráfico

Cómo evitar los accidentes de bicicleta en carretera

Desde Grupo Reclama sabemos que la bicicleta se ha convertido no solo en un método de transporte alternativo en la ciudad, sino en una práctica deportiva habitual para muchos amantes de las dos ruedas que comparten la vía con otros, por ello queremos dedicar la entrada de hoy a instruirte para que puedas evitar los accidentes de bicicleta en carretera.

Evitar los accidentes de bicicleta en carretera
Evitar los accidentes de bicicleta en carretera

La normativa para ciclistas

Ya seas conductor de una bicicleta u otro vehículo, es imprescindible que conozcas bien las normas de circulación de este tipo de vehículos de dos ruedas y que las respetes en todo momento, ya que tu seguridad puede depender directamente de ello.

A este respecto, la DGT cuenta en su página web con una sencilla y a la par completa guía para ciclistas que puedes consultar cómodamente.

En esta guía se recogen no solo una serie de importantes consejos y prácticas para desarrollar esta actividad de forma segura, sino también todos los aspectos esenciales de la normativa reguladora de tráfico para la circulación de los mismos.

La gran mayoría de los ciclistas que circulan por carretera conoce estas normas de circulación y utiliza la equipación adecuada para hacerlo, pero aún resta un importante porcentaje:

Se calcula que alrededor del 6%, que desconoce la normativa o no utiliza ningún tipo de equipación e incluso desconocen todo lo que respecta a la adecuación de los elementos de seguridad de una bicicleta.

Como por ejemplo que es imprescindible contar con un sistema de frenado en ambas ruedas o que está prohibido no contar con un timbre.

La equipación para los ciclistas

Es fundamental contar con la equipación adecuada para evitar los accidentes de bicicleta en carretera, por ello hemos pensado repasarla a continuación:

  • El Casco: Los Ciclistas están obligados por la normativa a la utilización de un casco de protección en las vías interurbanas y travesías, siendo obligatorio además en las vías urbanas para los menores de 16 años.
  • El Chaleco Reflectante: Es imprescindible su uso siempre, pero en especial en aquellas horas donde la luz es escasa. Los ciclistas deben contar con alguna prenda reflectante que permita distinguirlos a los demás usuarios, a una distancia de al menos 150 metros, cuando se encuentren en vías interurbanas.

¿Cómo debe circular un ciclista en carretera?

Para la adecuada circulación de los ciclistas por la carretera es importante tener presentes las siguientes consideraciones:

  • Las vías: Los ciclistas tienen permitido circular por las autovías, siempre que estos hayan cumplido los 14 años de edad, pero no podrán circular por las autopistas.
  • El arcén: Los ciclistas están obligados a circular por el arcén, en aquellos casos en los que no exista vía. Si por cualquier razón el arcén no fuera transitable, podrán utilizar la parte imprescindible de la calzada para su desplazamiento. Sin embargo es importante resaltar, que en autovías solo podrán circular por el arcén siempre y cuando no este específicamente prohibido por la señal correspondiente.
  • Modo de circulación: Los ciclistas también tienen permitido circular en paralelo, en columnas de a dos. En este caso la normativa de la DGT establece claramente en el artículo 38 del Reglamento General de Circulación:

“Discurrirán siempre lo más a la derecha posible de la vía y colocándose de a uno en aquellos tramos sin visibilidad”


Reglamento General de Circulación

¿Qué normas deben cumplir los conductores de otros vehículos?

Para evitar los accidentes de bicicleta en carretera, sobre todo en maniobras especialmente delicadas como puede ser el adelantamiento de un pelotón de ciclistas, los conductores de los vehículos de motor deben tener una máxima muy presente: La norma del metro y medio, es decir, dejar la suficiente separación lateral para que ambos, ciclistas y conductores, puedan realizar su trayecto de manera segura.

Adicionalmente, el conductor de un vehículo de motor debe tener siempre presente el estado, anchura y trazado de la vía, incluida la visibilidad cuando circule cerca de ciclistas y no realizar nunca ninguna maniobra que pueda exponerlos al peligro o entorpecer su marcha. Asimismo, es importante que siempre mantenga una separación frontal (distancia de seguridad) y lateral adecuada (1,5 metros) lo suficientemente holgada para no molestar a los ciclistas.

De igual manera, y siempre con la intención de evitar los accidentes de bicicleta en carretera, los conductores de los vehículos de motor deberán adecuar su velocidad a la de los ciclistas, no utilizar señales acústicas que puedan sobresaltarles o efectuarles señales con las luces.

Desde Grupo Reclama te instamos a una conducción responsable, a respetar todas las normas de circulación y la presencia de los ciclistas en la carretera, sin embargo es posible que incluso respetando todas estas consideraciones se llegue a producir un accidente por otras circunstancias. Si has sufrido un accidente no lo dudes y contacta con nosotros y nos encargaremos de todas las consideraciones legales derivadas del accidente por ti.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Las conductas irresponsables que causan accidentes
Accidentes de tráfico

Las conductas irresponsables que causan accidentes

En la conducción, todo usuario debería evitar aquellas conductas irresponsables que causan accidentes, sin embargo en Grupo Reclama sabemos que la realidad es bien diferente, por ello queremos abordar en nuestra entrada de hoy el tema de la responsabilidad al volante y ofrecerte una guía de situaciones que debes tratar de evitar, ya que las acciones descuidas y temerarias de los conductores son un peligro para todos.

Existen algunas actuaciones que como conductores debemos evitar y aunque en ocasiones no estén directamente relacionadas con la conducción, sí podemos ser sancionados por ellas sin necesidad de estar conduciendo. A continuación encontrarás una lista con algunas de estas conductas irresponsables que causan accidentes:

Repostar de forma inadecuada

Al parar a repostar en una gasolinera debes recordar apagar las luces y el motor siempre o podrías ser sancionado, incluso otros sistemas eléctricos como se recoge en el artículo 115 del Código General de Circulación:

Para cargar combustible en el depósito de un vehículo, éste debe hallarse con el motor parado. Los propietarios de aparatos distribuidores de combustibles o empleados de estos últimos no podrán facilitar los combustibles para su carga si no está parado el motor y apagadas las luces de los vehículos, los sistemas eléctricos como la radio y los dispositivos emisores de radiación electromagnética como los teléfonos móviles”

Además, debes evitar fumar o lanzar cualquier colilla, como también derramar líquidos en el pavimento, ya sean inflamables o no, y aquellos que puedan ser susceptibles de causar un accidente en otro vehículo, como jabón, aceite o grasa.

Actuaciones callejeras

Es frecuente, en el caso de algunos conductores actuar en plena calle, revolucionar el motor, hostigar a otros vehículos, derrapar o hacer el caballito si se trata de un ciclomotor cuando se está detenido en un semáforo. Estas actitudes además de reprobables constituyen conductas irresponsables que causan accidentes y que pueden estar sujetas a ser consideradas como infracciones y delitos contra la seguridad vial.

Prestar el coche

Un amigo, familiar o conocido nos insiste en que le dejemos su vehículo “solo para dar una vuelta” y nosotros accedemos. Esto constituye una temeridad y es otra de las conductas irresponsables que causan accidentes, sobre todo si la persona a la que prestamos nuestro vehículo tiene poca experiencia al volante o carece de carnet.

Usar la calle como taller o lavadero particular

Está directamente prohibido lavar el coche en la vía publica y tampoco pueden realizarse reparaciones en el mismo en plena calle. Esta es con frecuencia una de las conductas irresponsables que causan accidentes más común.

Al lavar el coche, cerca de la vía, podríamos estar favoreciendo que otro vehículo sufriera un accidente, como consecuencia del efecto aquaplaning del agua utilizada en la limpieza, sobre todo si contiene elementos jabonosos.  Asimismo al realizar una reparación pueden verterse en la vía otros líquidos, como aceite o grasa, incluso que olvidemos cualquier tipo de herramienta y esta llegue a provocar un accidente.

Organizar carreras

Organizar una carrera ilegal o tratar de picar a otro conductor para que compita en una carrera improvisada en la vía pública y sin permiso del titular de la vía, constituye otra de estas conductas irresponsables que causan accidentes y que además puede ser constitutiva de un delito contra la seguridad vial.

La responsabilidad al volante es una necesidad, actuar de manera irresponsable no solo expone a quien actúa de esta forma al peligro de sufrir un accidente, si no también al resto de conductores. En Grupo Reclama estamos para ayudarte, no dudes en contactar con nosotros si sufriste un accidente como consecuencia de una temeridad o imprudencia por parte de otro conductor. Confía en los profesionales de Grupo Reclama ¿A qué esperas para exponernos tu caso?

Cómo evitar los accidentes de coche en verano
Accidentes de tráfico

Cómo evitar los accidentes de coche en verano

En Grupo Reclama sabemos que las vacaciones de verano se encuentran ya a la vuelta de la esquina. Según la DGT, el periodo estival es el que concentra la mayor tasa de siniestralidad en accidentes de tráfico, muchos de ellos provocados por fallos mecánicos o eléctricos en el vehículo a causa de las altas temperaturas, por ello es importante que como conductor extremes la precaución al volante y que tomes consciencia de adoptar algunas medidas adicionales de seguridad, que puedan ayudarte a prevenir los accidentes de coche en verano.

Revisando tu vehículo

La Dirección General de Tráfico estimo para el pasado año 2018 que en la franja de meses que va desde principio de julio a finales de agosto se realizaron en España casi 90 millones de desplazamientos de vehículos por carretera, con el consecuente aumento de riesgo de sufrir un accidente de coche. Los accidentes de coche en verano son frecuentes, por ello desde Grupo Reclama queremos aportar nuestro pequeño granito de arena para tratar de evitarlos, y te ofrecemos a continuación una serie de consejos destinados a prevenirlos:

-Revisa aceite y filtros: Es importante que antes de emprender un trayecto, sobre todo uno largo repasemos este aspecto mecánico básico de nuestro vehículo, para constatar que nuestro motor se encuentra en óptimas condiciones. Debes asegurarte de que los filtros y el aceite están limpios, bien sea realizando tú mismo las comprobaciones o recurriendo a un servicio de revisión, siempre que se trate de un servicio con garantía.

-Revisa los neumáticos: Debes asegurarte antes de emprender la marcha de que tu neumáticos se encuentran en buenas condiciones y comprobar la presión en todos ellos, adecuándola si fuera necesario a las especificaciones del fabricante. Asegúrate también de poseer en buen estado la rueda de repuesto, nunca se sabe cuándo será necesaria y sobre todo no te olvides de todas aquellas herramientas y útiles que te servirán para sustituir una de las ruedas si fuera necesario.

-Revisa los frenos: Un sistema de frenos revisado es una garantía extra de seguridad en la conducción y te ayudará a evitar posibles accidentes de coche en verano, no lo olvides. El desgaste que sufren algunos de sus elementos, como las pastillas y los discos, permiten de un vistazo poder tener una idea aproximada de su vida útil. También será importante que revises el líquido de frenos.

-Comprueba otros niveles: En general debe revisar el nivel de todos los líquidos del vehículo, desde el aceite, al limpiaparabrisas, pasando por el líquido refrigerante, de frenos o el líquido de la dirección asistida. Comprueba también que no existen fugas.

-El aire acondicionado: Si tu vehículo cuenta con aire acondicionado o con climatizador no olvides revisar la carga del mismo, el calor veraniego puede ser un gran enemigo de la conducción segura en tu vehículo.

-Luces y claxon: Deberás comprobar el buen funcionamiento y estado de todas las luces del vehículo, así como asegurarte que el claxon funciona correctamente. Si alguna luz falla deberás proceder a sustituirla o repararla antes de emprender tu viaje.

-Chaleco reflectante y triángulos: Si llega el caso de que sufras una avería o un siniestro, deberás contar con un chaleco reflectante y los triángulos de señalización para señalar tu posición y evitar atropellos imprevistos y nuevos accidentes por parte de otros conductores.

-Botiquín y otros elementos: Aunque no son imprescindibles, si son aconsejables. Puedes preparar una sencilla mochila con un pequeño botiquín bien surtido para cubrir cualquier pequeña herida o corte que puedas producirte tú o cualquiera de los ocupantes. No estaría de más incluir una manta, algo de agua, una muda de ropa o cualquier otra cosa que consideres que podrías llegar a necesitar ante un imprevisto, sólo como precaución.

Consejos adicionales: Una guía de buenas prácticas

 La revisión y el buen estado del vehículo son importantes, pero no lo son todo. El conductor y los pasajeros del vehículo también tienen una responsabilidad a la hora de evitar los accidentes de coche en verano, por ello a continuación te presentamos una pequeña guía de buenas prácticas: 

  • Extrema la precaución en todo tipo de vías, más si cabe a tu paso por poblaciones, y trata de conducir siempre de manera responsable.
  • No conduzcas si has consumido alcohol, drogas u otras sustancias que puedan llegar a producir una merma física o psíquica en tus capacidades y reflejos, incluidos el uso de ciertos medicamentos.
  • Durante trayectos largos realiza frecuentes paradas, esto te ayudará tanto a combatir la rutina como la fatiga.
  • Evita conducir durante las horas de más calor, entre las 12 y las 3, pero si debes hacerlo utiliza el aire acondicionado si es necesario para combatirlo. En verano un coche puede convertirse rápidamente en un horno, algo que debemos evitar en la medida de lo posible.
  • Hidrátate bien y evita comidas copiosas antes de iniciar el viaje.
  • Procura que los niños y las mascotas siempre estén bien sujetos, por naturaleza su comportamiento puede ser algo impredecible y podrían llegar a hacerse daño ellos mismos o  incluso provocar un accidente, ya sea provocándote un despiste o accionando accidentalmente algún elemento del vehículo.
  • Las manos siempre en el volante, no saques los brazos por la ventanilla. Usa gafas de sol si la luminosidad solar es intensa y utiliza calzado cómodo, pero que sea adecuado para la conducción.

 

Como puedes ver, no son pocas las consideraciones a tener en cuenta antes de salir de viaje para evitar en la medida de lo posible los accidentes de coche en verano. Pese a todo, si lo peor llegara a suceder, recuerda que en Grupo Reclama estamos para ayudarte. Si has sufrido un accidente de coche y  crees que puede corresponderte una indemnización, no lo dudes y contacta con nosotros.

En Grupo Reclama somos profesionales con una amplia trayectoria así que gana en tranquilidad dejando todas las consideraciones legales de tu accidente en nuestras manos.

Contactar Blog
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Los juicios derivados de accidentes de tráfico
Accidentes de tráfico

Los juicios derivados de accidentes de tráfico

En Grupo Reclama como expertos en esta materia, sabemos que los juicios derivados de accidentes de tráfico son bastante frecuentes, por eso dedicaremos la entrada de hoy a tratar este tema, con la intención de arrojar algo de luz a muchas de las preguntas que los conductores implicados en un accidente suelen hacerse al respecto.

Los accidentes de tráfico, plazos y su responsabilidad legal

Cuando se produce un accidente de tráfico en el que ha concurrido alguna circunstancia sensible de ser considerada como un delito, como la omisión de socorro, la conducción bajo los efectos del alcohol o el exceso de velocidad, por poner algunos ejemplos, se establece por ley un plazo de prescripción de 5 años para poder proceder a la reclamación de responsabilidades que se derivarán del mismo.

Antes de que se cumpla este plazo, la persona o personas perjudicadas en el accidente podrán, ya sea con o sin abogado, hacer valer su condición de perjudicados y por lo tanto ejercitar la reclamación civil correspondiente por los daños personales y/o materiales que pudieran haber sufrido. Esta reclamación podrá efectuarse mediante un procedimiento abreviado o de juicio rápido ante el Juzgado de Instrucción que corresponda.

Asimismo debes saber, que aquellas personas que resultaran lesionadas como consecuencia del accidente, solo podrán acudir a la vía penal en el caso de que el siniestro se hubiera producido como consecuencia de una imprudencia grave. En el caso de que estas lesiones fueran consideradas menos graves, la vía penal solo será posible si las lesiones en cuestión se correspondieran con aquellos supuestos que quedan recogidos en los artículos 149 y 150 del Código Penal.

Si no existiera una imprudencia grave como causa del accidente de tráfico, las lesiones sufridas por los perjudicados no revisten gravedad o no se corresponden con los supuestos expuestos en los artículos del Código Penal citados con anterioridad, se debe entender que la única vía existente para la reclamación de responsabilidades será la vía civil.

El informe del médico forense y las reclamaciones

En los juicios derivados de accidentes de tráfico, las lesiones sufridas por las personas perjudicadas serán valoradas debidamente por el médico forense del juzgado, que procederá a emitir un informe con los resultados. Este informe se contrastará con las tablas de valoración de daños que se publican anualmente, y en las que se recoge la cantidad a indemnizar que podría procederse a solicitar. Ten presente, que los jueces suelen valorar enormemente el dictamen de los médicos forenses antes de pronunciar una sentencia, incluso por encima de todo aquello que las partes implicadas pudieran llegar a aportar.

Recuerda también, que en los juicios derivados de accidentes de tráfico, ya sean de naturaleza civil o penal, también podrán reclamarse todos aquellos daños materiales y gastos acreditables derivados del accidente.

Además, queremos que tengas presente que no existe una norma general en cuanto al tiempo de tramitación y la indemnización a percibir en los juicios derivados de accidentes de tráfico, por lo que el proceso puede dilatarse en el tiempo o resolverse de manera relativamente rápida, siendo cada caso diferente.

En Grupo reclama sabemos que los juicios derivados de accidentes de tráfico pueden llegar a ser un trago amargo, incluso en aquellos casos en los que la razón este de tu parte. En Grupo Reclama estamos para ayudarte, si sufriste un accidente y te planteas reclamar una indemnización, no lo dudes y contacta con nosotros.

 

Contactar Blog
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

Motos y niños: Consejos de seguridad
Accidentes de tráfico

Motos y niños: Consejos de seguridad

En Grupo Reclama sabemos que la pasión por las dos ruedas de algunos padres puede pasar precozmente a sus hijos, por eso en la entrada de hoy hablaremos sobre las motos y niños, y te ofreceremos algunos consejos de seguridad para tratar de evitar cualquier accidente de moto.

Motos y niños, cuando los niños son pasajeros

Antes de poder realizar ese primer viaje juntos que ambos seguramente anhelan, es importante saber lo que la legislación vigente tiene que decir al respecto en el Reglamento General de Circulación sobre la seguridad de los niños y los viajes en moto, tanto en el caso de que el niño vaya a conducir uno de estos vehículos, como si es el pasajero de una motocicleta conducida por un adulto.

La ley en España es bastante clara al indicar perfectamente cuáles son los límites de edad para que los niños circulen en moto. En este caso la edad mínima para que un niño pueda subir a una moto como pasajero será de 7 años, en el caso de que el conductor de la misma sea su padre, madre, tutor legal u otra persona, siempre mayores de edad y que tenga formado un permiso para hacerlo firmado por cualquiera de los anteriores.

Si no se da la condición anterior, es decir, que el niño viaja en moto con otra persona distinta a las citadas anteriormente y sin autorización alguna, la edad mínima para que el niño viaje como pasajero de la moto aumentara hasta los 12 años de edad.

Pese a todo, nunca está de más ser precavido, por lo que si te dispones a conducir con un niño como pasajero, ten muy presentes las siguientes consideraciones destinadas a evitar un posible accidente de moto:

-No son adultos: Un niño tiene bastante menos fuerza para asirse y equilibrio, el uso de un asiento para niños o de un respaldo puede convertirse en un aliado imprescindible ante la posibilidad de sufrir un accidente de moto.

-Cuidado con la inercia: Una moto puede llegar a tener mucha potencia en el arranque, algo que puede llegar a desequilibrar al niño o producirle algún golpe. Actúa con tacto al usar el embrague, el gas y el freno.

-Asegura sus apoyos: La normativa establece que los niños deben ir bien apoyados, a horcajadas y con sus pies dispuestos en los estribos a cada lado de la moto para evitar que se caiga por el lado.

Motos y niños, los cascos y la equipación necesaria

El casco es siempre un elemento de protección fundamental para evitar posibles daños en los adultos cuando se produce un accidente de moto, por lo tanto en los niños más aún si cabe. La industria ha hecho un esfuerzo especial en este aspecto y es posible encontrar cascos y otra equipación adaptada a los más pequeños para velar por su seguridad.

Sin embargo, no es raro ver a padres circulando en moto con sus hijos portando cascos Jet (no integrales), pero lo cierto es que los cascos integrales ofrecen a los más pequeños un grado de seguridad mucho mayor, pese a que al principio pueda resultarles más pesado y menos cómodo, lo ideal sería que como padres hiciéramos que se acostumbraran a ellos lo más pronto posible y los utilizaran siempre que realicemos algún desplazamiento con el niño.

En cuanto al resto de equipación, como petos, chaquetas y pantalones,  lo cierto es que escasean. A diferencia de como tratan los fabricantes el tema de cascos infantiles, no existen muchas prendas específicas fuera de lo que es la equipación técnica. Las opciones son escasas y pasan por usar una ropa casual más recia y guantes adaptados al tamaño de la mano del niño.

Motos y niños, la primera moto del conductor adolescente

Llegados a la adolescencia, muchos jóvenes empiezan a adquirir nuevas responsabilidades, más libertad e independencia. No es extraño por ello que en este punto de sus vidas, sobre todo cuando empiezan a ir al instituto, les pidan a sus padres una moto para realizar el trayecto hasta el centro educativo o incluso para salir los fines de semana.

Conducir una moto no debe tomarse como un juego. Como padres deberemos hacer hincapié en este aspecto, así como en la necesidad de respetar todas las normas de circulación y de seguridad para prevenir cualquier accidente de moto.

A continuación encontrarás algunos puntos importantes que debes tener en cuenta, si tienes pensado que tu hijo comience a desplazarse en moto:

-El permiso: Para poder circular necesitarán poseer un permiso de circulación para moto.

-La edad: Deberán esperar a cumplir los 15 años de edad.

-El vehículo: Solo podrán llevar ciclomotores con 15 años y, además, motocicletas de hasta 125 c.c. con 16 años.

-Los pasajeros: Si llevan a otra persona como pasajero o acompañante deberán respetar la edad mínima para pasajeros de moto.

Motos y niños, las licencias y permisos

Los adolescentes a partir de los 15 años podrán conducir ciclomotores de dos o tres ruedas y cuatriciclos ligeros de hasta 49 c.c., sin embargo antes de poder hacerlo tendrán que haber obtenido el permiso AM. Adicionalmente es bueno tener presente que si el adolescente espera hasta cumplir los 16 años, esto le permitirá tener la oportunidad de obtener el permiso de conducir A1 que, además de ciclomotores y cuatriciclos, le permitirá conducir motocicletas de hasta 125 c.c. y hasta 11 kW.

Desde ese momento, habrá que esperar hasta la mayoría de edad para poder conducir motos de cualquier cilindrada con el carnet A2 o hasta los 21 para sacarse el carnet A y poder llevar motos de cualquier tipo de potencia.

Desde Grupo Reclama te instamos siempre a extremar la precaución con estos consejos sobre motos y niños, cuando circules con un menor como pasajero o si eres un conductor adolescente con poca experiencia en la conducción de motos se precavido.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Accidente en el trayecto al trabajo
Accidentes de tráfico

Accidentes laborales: El accidente de camino al trabajo

Entre todos los accidentes laborales que un trabajador puede llegar a sufrir, está el accidente de camino al trabajo o regresando de él, también conocido como accidente in itinere, es uno de los más comunes.
Desde Grupo Reclama queremos abordar hoy este tipo de accidentes y tratar de solventar algunas de las principales dudas que pueden asaltarte si llegas a sufrir un accidente de este tipo.

El accidente in itinere o accidente de camino al trabajo

Cuando te desplazas desde tu lugar de residencia hacia tu lugar de trabajo o a la inversa, siempre cabe la posibilidad de que puedas llegar a sufrir un accidente. Como hemos mencionado anteriormente, a este tipo de accidentes se hace referencia en términos legales utilizando la expresión latina in itinere (en trayecto).

Este tipo de siniestro, que puede producirse a lo largo de un tiempo razonable antes de entrar a trabajar o después de salir del trabajo, tendrá que suceder a lo largo del trayecto habitual entre el domicilio del empleado y su lugar de trabajo. Si por algún motivo el empleado se desvía  aunque sea mínimamente de esta ruta habitual, lo normal es que surjan problemas a la hora de reclamar una posible indemnización por accidente.

A este respecto, en un accidente de camino al trabajo siempre será fundamental demostrar la causa efecto para que sea considerado como un accidente laboral, tal como se recoge en el artículo 115 de la Ley General de la Seguridad Social.

“Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. Tendrán la consideración de accidentes de trabajo los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo”

¿Cuándo es y cuándo no es un accidente in itinere?

Para que puedas entender mejor el concepto de los accidentes in itinere, a continuación encontraras algunos supuestos donde podrás apreciar de forma clara cuando se trata de un accidente de camino al trabajo o de regreso de él y cuando no.

Accidentes considerados in itinere:

-Caídas en el portal del domicilio.

-Accidente de coche en el trayecto directo al trabajo.

-Accidentes donde el trabajador se desvía del trayecto habitual para realizar algún cometido propio de la empresa.

-Accidentes esperando el autobús, el metro o el tren, en definitiva en la parada de cualquier medio de transporte habitual que el trabajador utilizara para completar el trayecto hasta su trabajo, asimismo como cualquier accidente que se produjera en el interior de los citados medios de transporte.

-Accidentes de tráfico tras una comida de empresa, como las de navidad o en cualquier otro supuesto similar.

-Accidentes de bicicleta realizando el trayecto habitual al trabajo.

Accidentes considerados No in itinere

-Caídas en el interior del domicilio por correr antes de acudir al trabajo.

-Accidentes de tráfico de camino al trabajo, pero habiendo realizado un desvío por motivos personales, como ir al supermercado o pasar por correos para recoger un paquete.

-Accidentes regresando del trabajo después de haber comido en casa de un familiar o amigo.

-Accidente después de una cena, comida u otro evento de empresa que se produce por culpa del propio trabajador, como conducir bajo los efectos del consumo excesivo de alcohol.

Adicionalmente, cabe destacar que la movilidad geográfica en un accidente de camino al trabajo es realmente importante, ya que en muchas ocasiones, la aseguradora responsable de hacer efectiva la indemnización en este tipo de accidentes, tratara de oponerse alegando para ello que el trabajador se desplazó una gran distancia. Sin embargo debes recordar, que independientemente de la distancia, la aseguradora tiene la obligación de hacerse cargo de la indemnización que le corresponda al trabajador y de tramitar la baja por accidente laboral.

Indemnización para accidentes in itinere

Cuando se produce un accidente in itinere, se considera que el trabajador ha sufrido un accidente de tráfico y un accidente laboral al mismo tiempo, es por ello que ambas indemnizaciones pueden ser compatibles.

Como Accidente de tráfico, solo los accidentes de camino al trabajo donde el culpable del siniestro no sea el conductor del vehículo tendrán derecho a una indemnización. Es decir, que cualquier trabajador que sufriera un accidente de camino al trabajo como ocupante de un vehículo privado, de un transporte público o como el conductor no culpable del accidente en cuestión tendrá derecho a percibir una indemnización por el mismo.

Como accidente laboral y al no tratarse de un accidente donde concurriera la omisión de las medidas de seguridad, no tendrá derecho a una indemnización por la responsabilidad civil, pero si a una indemnización por sufrir lesiones permanentes no invalidantes si el accidente llegara a producir algún tipo de secuelas en el trabajador. Puede incluso que en este caso, se tenga derecho a una indemnización de 24 veces su salario si las posibles secuelas sufridas le causaran una incapacidad  parcial manifiesta para el desempeño de su profesión.

Si has sufrido un accidente de camino al trabajo o de regreso del mismo, no lo dudes y contacta con nosotros en Grupo Reclama para exponernos tu caso. Somos profesionales en la materia con una amplia experiencia en el sector, nuestros resultados nos avalan.

La importancia de usar el cinturón de seguridad
Accidentes de tráfico

La importancia de usar el cinturón de seguridad

Casi la mitad de los fallecidos en los accidentes de turismos y furgonetas que se produjeron a lo largo del 2018 no usaban el cinturón de seguridad, de haberlo hecho, se estima que la gran mayoría de los accidentados habría sobrevivido al accidente.
Desde Grupo Reclama hoy queremos hablarte sobre la importancia de usar el cinturón de seguridad, uno de los mejores aliados para evitar los daños personales y las lesiones derivadas del accidente.

El cinturón de seguridad puede salvarte la vida

Actualmente la importancia de usar el cinturón de seguridad en cualquier tipo de trayecto es mayúscula, ya que el uso de este sencillo dispositivo de seguridad puede llegar a reducir a la mitad el riesgo de muerte en casos de accidente.

Este mensaje,  tantas veces repetido por las instituciones, diferentes organizaciones y expertos de todo el mundo, lleva a la Dirección General de Tráfico a realizar una campaña anual como recordatorio, con el objetivo de  influir en todos aquellos conductores u ocupantes de vehículos que, por una razón u otra, todavía no parecen entender la importancia del uso de dicho dispositivo.

Diversos estudios científicos y pruebas han concluido que el conductor de un vehículo o furgoneta que se ve envuelto en un accidente y que utiliza de manera correcta el cinturón de seguridad, verá reducida la probabilidad de mortalidad en un 50%, en un 45% la posibilidad de sufrir lesiones graves y en hasta un 25% las lesiones leves, algo que debería servir para hacerte entender la importancia de usar el cinturón de seguridad del vehículo.

Razones para usar el cinturón de seguridad

En el artículo 117 del Código de Tráfico y Seguridad Vial se recoge, entre otras cosas, la regulación y el uso del cinturón de seguridad como elemento de prevención de accidentes:

“Se utilizarán cinturones de seguridad u otros sistemas de retención homologados, correctamente abrochados, tanto en la circulación por vías urbanas como interurbanas”

Aunque la normativa es clara al respecto, desde Grupo Reclama te ofrecemos algunas razones adicionales para que tengas muy presente la importancia de usar el cinturón de seguridad:

-Obligatoriedad: El uso del cinturón de seguridad y de los SRI es obligatorio para todos aquellos ocupantes que viajen en un vehículo, no solo el conductor, y en cualquier tipo de trayecto, corto o largo, y en cualquier tipo de vía urbana o interurbana.

-Seguridad: El cinturón es un elemento fundamental de la seguridad vial y su uso ha servido para salvar miles de vidas. Según diversos estudios de la Unión Europea, el simple hecho de abrocharse el cinturón de seguridad cuando se viaja en un vehículo, salva la vida de miles de personas en la Unión Europea cada año.

-Retención: El cinturón de seguridad evita salir despedido del habitáculo del vehículo en caso de accidente, impactar contra otro pasajero, la luna delantera o con elementos exteriores de la vía, como otros vehículos, guarda railes o señales.

Desde Grupo Reclama queremos hacer hincapié una vez más en la importancia de usar el cinturón de seguridad como elemento de seguridad en cualquier tipo de trayecto, en orden de evitar o minimizar en la medida de lo posible cualquier daño que pudiera sufrir cualquiera de los ocupantes de tu vehículo.

Contactar Blog

Contactar Blog
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Cuando el coche se considera siniestro total
Accidentes de tráfico

Siniestro Total, todo lo que debes saber

Hoy desde Grupo Reclama queremos hablarte sobre el siniestro total de los vehículos, ya que si llegas a sufrir un accidente y tu vehículo es declarado siniestro total, lo normal es que entiendas que este término significa que tu vehículo ha quedado completamente inservible, sin embargo, esto no siempre tiene que ser así, y a continuación te explicaremos el porqué.

¿Qué es el siniestro total?

Las condiciones necesarias para que un coche pueda ser declarado como siniestro total, deben encontrarse recogidas en las condiciones de la póliza del seguro del vehículo. Recuerda por tanto consultar estas condiciones siempre que vayas a contratar una nueva póliza o vayas a renovar la que ya tuvieras con tu aseguradora.

Por norma general, las aseguradoras consideran que un vehículo debe ser declarado como siniestro total en tres situaciones:

-Accidente de tráfico: Cuando tras sufrir un accidente, la reparación de los daños del vehículo supera un porcentaje variable comprendido entre el 75% y el 100% del valor garantizado/indemnizable, con el que el vehículo estuviera asegurado en el momento de producirse el siniestro.

-Robo: Cuando el vehículo es robado y no es posible su recuperación. Este es otro de los casos donde la aseguradora procede a declarar el vehículo como siniestro total.

-Incendio: Cuando el vehículo ha sufrido daños irreparables o de tal magnitud provocados por el fuego, causando que el bien asegurado sea irreparable o se haya destruido por completo.

¿Qué valor tiene tu vehículo para la aseguradora?

Cada uno de los tres eventos anteriores, por los que un vehículo puede acabar siendo declarado como siniestro total (incendio, robo o accidente de tráfico) tendrán asignada en el contrato del seguro una cantidad máxima asegurada o indemnización, que no tiene porque ser la misma cuantía económica en todos los casos. También debe quedar recogido en el contrato, dependiendo de cada situación, si el tomador del seguro puede o no puede elegir entre recibir la indemnización correspondiente o la reposición del bien siniestrado.

La indemnización por siniestro total de un vehículo se calcula con respecto a un tipo de valor del coche, que se encuentra asignado en la póliza contratada: venal, venal mejorado, valor de mercado o nuevo.

-Valor Venal: Se corresponde con el precio de venta del vehículo justo antes de sufrir el siniestro.

-Valor Venal mejorado: Se trata de una cantidad adicional destinada a compensar la depreciación del vehículo. Esta cantidad suele ser un porcentaje de la diferencia entre el valor del vehículo nuevo y el valor venal.

-Valor de Mercado: Se corresponde con el precio que se paga por un vehículo como el del asegurado en el momento de producirse el siniestro.

-Valor de nuevo: Se corresponde con el precio total del vehículo nuevo, según las tarifas del momento.

Utilizando esta base, la compañía aseguradora puede sumar los accesorios declarados en el seguro y restar el valor de los restos del vehículo (si se los queda el asegurado)  para obtener la cuantía económica que resulta en calidad de la indemnización que deberá hacer efectiva.

Desde Grupo Reclama sabemos que percibir una indemnización por el siniestro total de tu vehículo nunca es una tarea sencilla, las aseguradoras, por norma general, ofrecen unas indemnizaciones bastante menores a lo que en justicia corresponden a los contratantes de las pólizas. Si este es tu caso no lo dudes y contacta con nosotros y gana en tranquilidad dejando el asunto en manos expertas.

Secuelas psicológicas tras sufrir un accidente de tráfico
Accidentes de tráfico

Los accidentes de tráfico y las secuelas psicológicas

En Grupo Reclama queremos abordar hoy el tema de la aparición de las secuelas psicológicas tras sufrir un accidente. Si bien las secuelas físicas y los daños personales son relativamente fáciles de evaluar, las secuelas psicológicas que suelen aparecer tras sufrir un accidente, especialmente tras sufrir uno especialmente grave, son algo más complejas de diagnosticar. A continuación, hablaremos sobre ellas más en profundidad.

La importancia de las secuelas psicológicas tras un accidente

Cuando se produce un accidente, sobre todo uno grave, con frecuencia esto implica la aparición de secuelas físicas que en ocasiones pueden llegar a tardar años en desaparecer completamente, si es que lo hacen. Sin embargo, según los expertos,  las secuelas psicológicas son incluso más importantes y duraderas que las físicas. El dolor de haber perdido a un ser querido, el temor a que se reproduzca el accidente, el insomnio, el estrés y otras condiciones similares son sufridas en silencio, tanto por los implicados como por los familiares más cercanos de estos, ya que asumir las consecuencias de un siniestro es algo para lo que nadie está preparado.

En un estudio de la Asociación Prevención de Accidentes de Tráfico, se recoge que la mitad de los afectados por un accidente de tráfico han tenido que formar parte de un tratamiento psicológico en algún momento tras el mismo. Aproximadamente, el 30% de ellos sufre de depresión, el 33% vive con angustia y el 44% tiene problemas por trastornos de la conducta alimentaria o del descanso como consecuencia directa del siniestro. Asimismo, también el 10% de los afectados, tanto si son las víctimas como si son sus familiares, llega a mostrar síntomas evidentes de Trastorno de estrés postraumático (TEPT).

¿Qué tipo de secuelas psicológicas puedes sufrir tras un accidente?

Un accidente de tráfico es inmediato e inesperado, algo que suele dificultar su asimilación y la de sus consecuencias. Las secuelas psicológicas que deja este tipo de accidentes suelen ser graves, por lo que el apoyo familiar y social se convierten en una herramienta clave para ayudar a superar una situación, muchas veces traumática, cuyos síntomas pueden agravarse y deteriorar enormemente la salud mental y física de una persona.

Aunque por norma general, la aparición de estos suele remitir significativamente en un periodo de entre las 4 a 6 semanas tras el suceso, en ocasiones no sucede así, pudiendo desarrollarse entonces un trastorno de estrés postraumático.

Entre los tipos de secuelas psicológicas más frecuentes, que suelen aparecer en las personas implicadas en un accidente o en sus propios familiares se incluyen:

  • Cambios de humor
  • Pérdida de confianza
  • Disminución de la concentración
  • Cambios de la actividad psicomotriz, nerviosismo, agitación o inhibición
  • Alteraciones del sueño o hipersomnia
  • Disminución o ausencia del apetito
  • Fatiga o falta de vitalidad
  • Desinterés general, decaimiento y ensimismamiento
  • Depresión, tristeza, sentimientos de inutilidad o culpabilidad excesiva
  • Falta de concentración y disminución de la capacidad para pensar y razonar
  • Un alto grado de estrés


La Indemnización y las secuelas psicológicas

La cuantía de las indemnizaciones a reclamar por sufrir secuelas psicológicas tras un accidente de tráfico, se fija de conformidad a unas reglas y baremos que con frecuencia son difíciles de aplicar de manera homogénea y generalizada, por lo que se tiende a evaluar cada caso en concreto de manera individual por un especialista.

En la Ley 35/2015 de Accidentes de Circulación se establece el baremo para calcular las indemnizaciones que pueden derivarse de este tipo de situaciones, pero para valorarlas adecuadamente será fundamental someterse a una evaluación pericial en profundidad. Evaluación que llevará a cabo un psicólogo forense.

El Psicólogo Forense

Este profesional será el encargado de evaluar el daño que se ha producido a nivel psicológico. Para esta valoración, el psicólogo forense evaluará la alteración en la estabilidad emocional del paciente que haya sido víctima del accidente. Asimismo, tendrá en cuenta el normal o anormal funcionamiento social, laboral y familiar del lesionado como consecuencia del accidente sufrido.

Este tipo de secuelas son tenidas en cuenta debido a que pueden alterar enormemente la vida de las víctimas de un accidente de tráfico y de sus allegados más cercanos. Cada una de las diferentes secuelas sufridas a raíz de un accidente de tráfico son cuantificables y susceptibles de ser indemnizadas.

Las secuelas psicológicas tras un accidente son una realidad a la que en Grupo Reclama queremos ayudarte a hacer frente. Si ha sufrido un accidente y crees estar sufriendo algún tipo de secuela psicológica o presentas alguna de las características propias del estrés post traumático, no lo dudes y contacta con nosotros.

Deja en manos de expertos tu caso y gana en tranquilidad, nosotros nos encargaremos de que recibas la indemnización que en justicia te corresponda.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Pasos a seguir tras accidente de tráfico
Accidentes de tráfico

Decálogo de los accidentes de tráfico

Desde Grupo Reclama queremos una vez más hacer hincapié en el respeto a las normas de circulación y a la conducción responsable, por eso dedicaremos la entrada de hoy a ofrecerte una serie de consejos y actuaciones a tener en cuenta cuando se producen accidentes de tráfico.

Después del accidente, ¿Cómo debes actuar?

Cuando se produce un accidente, son el conductor del vehículo causante del accidente de tráfico y la entidad aseguradora del mismo, sobre quienes recae la obligación de indemnizar a todos los perjudicados por los daños que hubieran sufrido a consecuencia del siniestro, sin embargo es de suma importancia que sepas como proceder inmediatamente después de que se produzca el accidente, ya sea para evitar problemas posteriores, minimizar los daños e incluso salvar vidas:

  1. Avisa a la Guardia civil y la Policía y acude posteriormente al hospital: Los agentes de la autoridad levantaran un atestado recogiendo lo sucedido, que será un documento de gran importancia frente a la posibilidad de realizar una futura reclamación. Tras realizarse el atestado y el correspondiente parte de accidente, será necesario que acudas al hospital sobre todo en el caso de que hayas sufrido lesiones, para que así los facultativos emitan un parte de lesiones. Si una ambulancia acude al lugar del accidente y la asistencia sanitaria se produce inmediatamente en el lugar, también existirá un parte de ambulancia que debes obtener.
  2. Informa a la aseguradora y procede con tu reclamación: Si resultaras el culpable del accidente, deberás informar del mismo a tu aseguradora en el menor plazo de tiempo posible. Con frecuencia este plazo queda recogido en las pólizas de seguro y se reduce a siete días desde que se produjeron los hechos. En el caso de que no fueras culpable del accidente, pero resultaras el perjudicado y hayas sufrido lesiones físicas o daños materiales, tanto tu como tus posibles herederos dispondréis de hasta un año para reclamar la indemnización.
  3. La oferta motivada de la aseguradora: La aseguradora tiene la obligación de presentar una oferta motivada de indemnización en el plazo máximo de tres meses desde la recepción de la reclamación por accidentes de tráfico. En esta oferta debe estar detallada la indemnización que te ofrezca, contabilizando por supuesto aquellos daños personales y materiales que puedas haber sufrido.
  4. Comprueba si tu póliza de seguro dispone de cobertura de defensa jurídica: Si dispones de cobertura de defensa jurídica en tu póliza, cuya especificación debería constar cerca del final donde quedan recogidas las condiciones de la póliza, podrás solicitar a la aseguradora que sean ellos. La cobertura de defensa jurídica también te permitirá la opción de contratar los servicios de abogados externos a la compañía de seguros que velen mejor por tus intereses, siendo esta última la que deberá hacer frente a los honorarios del abogado particular que hubieras elegido.
  5. Siniestro total: En caso de que tu vehículo sea declarado siniestro total, existen dos modos de resarcirte por los daños. La primera es la reparación del viejo vehículo restituyéndolo a su estado anterior previo al accidente. Puedes solicitar este supuesto cuando la aseguradora accede a pagar la factura del mecánico. La segunda es una indemnización de acuerdo al valor venal o de mercado del vehículo en cuestión, según los años que este tuviera, y de acuerdo a lo recogido en las condiciones de la póliza de seguro.
  6. La cobertura por los daños propios: Si tu seguro está suscrito a todo riesgo, tienes la posibilidad de solicitar a la aseguradora una indemnización por el siniestro, incluso cuando la culpa del accidente de tráfico haya sido tuya. Con frecuencia las pólizas de seguro incluyen una cláusula donde se establece este tipo de indemnización, que consistirá en el valor venal del vehículo o bien en el valor del vehículo según la oferta y demanda del mercado.
  7. Indemnización por los perjuicios causados por el accidente: Tras sufrir un accidente de tráfico siempre puedes reclamar una indemnización por los daños y perjuicios que te hubiera causado, ya sean estos personales o cuando causen la imposibilidad de utilizar el vehículo durante un periodo de tiempo, por ejemplo.
  8. La respuesta motivada de la aseguradora: Si la aseguradora no quiere hacerse cargo de la indemnización que te corresponda, por el motivo que sea, deberá siempre facilitar una respuesta motivada y fundamentada acerca de la razón que le impide realizar la oferta de indemnización. En este caso podrás proceder a reclamar todos los daños y perjuicios ante la vía civil, a lo que se habrán de sumar los intereses calculados conforme al art. 20 de la Ley de Contrato de Seguro.
  9. Los pasajeros en los accidentes de tráfico: Si sufrieras un accidente viajando como pasajero en uno de los vehículos accidentados, deberás denunciar a los conductores de ambos vehículos y a sus correspondientes seguros para poder recibir la indemnización que te corresponda, ya que no debes olvidar que el conductor de un vehículo responde de lo que le ocurra a todos los pasajeros que transporte.
  10. Futuras reclamaciones: Debes tener muy presente, que el pago de la indemnización contenida en la oferta motivada de la aseguradora no puede condicionarse a la renuncia por parte del perjudicado de su ejercicio de futuras acciones. Esto quiere decir que si consideras que la indemnización ofertada es sensiblemente menor a lo que realmente te pueda corresponder, el seguro no puede obligarte a renunciar en ningún caso a la posibilidad de ejercer tu derecho a una futura reclamación.

Desde Grupo Reclama sabemos que los accidentes de tráfico pueden llegar a causarte daños personales y materiales de consideración, por eso queremos ayudarte a que puedas hacer prevalecer tus derechos y obtengas la indemnización que en justicia te corresponde. Contacta con nosotros en caso de accidentes de tráfico y deja el asunto en manos expertas en la materia.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Los accidentes en vías en mal estado
Accidentes de tráfico

Los accidentes en vías en mal estado

El estado de las vías es un importante factor de riesgo a tener en cuenta por los conductores. El mal estado del pavimento o las irregularidades, defectos, socavones incluso una señalización deficiente o elementos temporales que hayan sido olvidados en la vía, pueden ser fácilmente causa de un accidente.

Desde Grupo Reclama sabemos de su importancia y por ello hoy queremos profundizar un poco más en este tema y guiarte a través del proceso a seguir para interponer una reclamación, en el caso de que hayas sufrido un percance a causa de circunstancias similares.

La indemnización por accidente

La constitución española recoge en su artículo 106 la base legal para las reclamaciones a propósito de los accidentes en vías en mal estado:

“Los particulares, en los términos establecidos por la ley, tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos, salvo en los casos de fuerza mayor, siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos.”

Po lo tanto, atendiendo a este artículo se desprende que si la deficiencia en un servicio público, como es una carretera, ha llegado a ocasionarte lesiones personales o daños a tus bienes, como a tu vehículo, siempre que estos sean de carácter objetivamente evaluable tendrás derecho a ser indemnizado. Sin embargo, recuerda que no sería así en el caso de que se estime que el problema no estuvo en las condiciones de la vía de por sí, sino causadas por las condiciones meteorológicas del momento, como una lluvia torrencial o cualquier otro fenómeno que pueda ser considerado de “fuerza mayor”.

Documentación necesaria para percibir una indemnización

Para que percibas la indemnización correspondiente a un accidente de este tipo será de vital importancia que obtengas todas las pruebas posibles, como fotos de los daños personales que hayas sufrido, de los daños del vehículo y de la situación de la vía en el momento del mismo.

Si en el accidente resultan implicados varios vehículos, con seguridad acudirá la Guardia Civil de Tráfico para realizar un atestado. Si sufrieras el accidente en solitario, siempre puedes llamar tú mismo a la autoridad competente para que proceda a redactar el atestado y quede así constancia escrita de lo sucedido. Los partes médicos que describan las lesiones que hubieras sufrido y las facturas correspondientes a las reparaciones efectuadas en el vehículo, lógicamente, también serán una documentación fundamental.

¿Cómo reclamar por los accidentes en vías en mal estado?

La reclamación por aquellos accidentes que se hubieran producido en vías en mal estado deben interponerse por la vía administrativa, directamente ante el titular de la vía, que según el caso variará de la Administración local, a la provincial, la autonómica o la estatal. Cada una de las diferentes administraciones dispone de un servicio de responsabilidad patrimonial, al cual deberás dirigirte.

En el caso de que la vía donde se produjera el accidente fuera directamente dependiente del estado, el mismo Ministerio de Fomento dispone de una página web donde podrás registrar y cursar tu reclamación.

Una vez hayas cursado tu reclamación, existe un plazo de seis meses para que obtengas una respuesta. En el caso de que se te notificara una resolución que desestimara tu solicitud, aún te quedará la posibilidad de poder acudir a la vía judicial a través de los Juzgados de lo contencioso/administrativo para tratar de que prospere.

En Grupo Reclama sabemos que, desgraciadamente, los accidentes en vías en mal estado son una realidad demasiado común en España. Si has sufrido un accidente de este tipo, no lo dudes y contacta con nosotros, somos expertos en esta clase de litigios y te ayudaremos a lograr la indemnización que por derecho te corresponda.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Los peligros del uso del móvil al volante
Accidentes de tráfico

Los peligros del uso del móvil al volante

¿Sabías que en 2018 murieron alrededor de 1.180 personas en carretera y que una de las principales causas de accidente son las distracciones, siendo entre ellas la más frecuente el uso del teléfono móvil?

Desde Grupo Reclama queremos recordarte que como conductor de un vehículo, es siempre de vital importancia mantener la atención en la carretera y ejecutar las maniobras al volante de manera adecuada. En la entrada de hoy, trataremos sobre el uso del teléfono móvil al volante, como está regulado por la normativa y te daremos algunos consejos adecuados sobre su uso, para evitar posibles accidentes.

Las multas por usar el móvil

La normativa reguladora es tajante respecto al uso del teléfono móvil y prohíbe expresamente la utilización durante la conducción, de los dispositivos de telefonía móvil y en general de cualquier otro medio similar de comunicación, excepto cuando en la comunicación utilizando dichos dispositivos tenga lugar sin emplear las manos ni use cascos, auriculares o periféricos similares.

Además deberías recordar, que la manipulación del teléfono móvil está considerada como una circunstancia que disminuye enormemente la atención del conductor al volante, aunque no se esté hablando con él. Este supuesto se considera una infracción grave, cuya sanción económica alcanzaría la cantidad de 200 euros y conllevaría adicionalmente la pérdida de 3 puntos de la licencia de conducción.

Por tanto, para poder hacer uso del móvil y manipular el mismo, dentro del coche, sin manos libres, deberás realizar el estacionamiento del vehículo, llegando, incluso a apagar el motor, ya que la única excepción que contempla la ley es que te encuentres con tu vehículo en un estacionamiento regulado como tal y con el motor apagado, de lo contrario, estarías cometiendo una infracción.

Como advertencia final recuerda que el 22% de los conductores suele utilizar el móvil mientras conduce y que la mayoría de ellos, envía mensajes cuando se encuentran estacionados momentáneamente en un semáforo en rojo, algo que multiplica por 23 el riesgo de sufrir un accidente. Esto provoca no solo estrés sino también falta de concentración al volante, dos factores muy peligrosos cuando estamos conduciendo un vehículo.

Usa el sentido común

Como conductor de un vehículo, el sentido común es algo que te tiene que acompañar siempre en un viaje. Si es imprescindible que utilices el teléfono móvil, para en una gasolinera o área de descanso para hacerlo con seguridad y evitar cualquier peligro o accidente. No olvides que la tecnología puede ser tu aliada, pero siempre y cuando se haga un buen uso de ella.

La mayoría de teléfonos actuales se quedarán sin batería tras unas pocas horas utilizando aplicaciones y con la localización activada, por lo que siempre es recomendable que salgas de casa con el móvil totalmente cargado y evites gastar la batería en cosas innecesarias. Recuerda además que siempre puedes adquirir un cargador para coche o una batería extra, por si la batería se agotara durante el trayecto.

Desde Grupo Reclama sabemos que en ocasiones la tecnología puede ser un gran aliado en la conducción, pero en la mayoría de los casos también una peligrosa distracción. Si te has visto envuelto en un accidente de tráfico como consecuencia del uso del teléfono móvil, no dudes en contactar con nosotros, nos ponemos a tu disposición para asesorarte y ayudarte en todo lo necesario.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Acudiendo al taller tras un accidente: ¿Está tu vehículo en buenas manos?
Accidentes de tráfico

Acudiendo al taller tras un accidente: ¿Está tu vehículo en buenas manos?

Lo impensable ha sucedido, has sufrido un accidente y como resultado del mismo tu vehículo ha resultado dañado. En ese momento en el que debes llevar tu vehículo a reparar a un taller, existen algunos consejos que desde Grupo Reclama queremos compartir hoy contigo, y que seguro encontrarás de utilidad llegado el momento.

Tus derechos como cliente de un taller

Como consumidor, quizás no sepas que la reparación de tu vehículo está sujeta a una serie de garantías, por lo que para evitar futuros problemas es recomendable que elijas para efectuar las reparaciones de tu vehículo el taller adecuado. Esto es relativamente fácil de conseguir, los talleres suelen disponer de una placa situada en su fachada exterior en la que aparece su número de registro legal y un símbolo que identifica la especialidad del mismo:

  • Carrocería (Martillo)
  • Pintura (Pistola de pintar)
  • Electricidad (Una flecha quebrada)
  • Mecánica (Una llave inglesa)

Lo más recomendable seria que eligieras un taller que estuviera adherido a la Junta Arbitral de Consumo, puesto que en el supuesto de que se produjera algún tipo de problema podrás acudir al sistema de arbitraje, algo totalmente gratuito para el consumidor, y evitaras así optar por la tediosa vía judicial y los costes adicionales que ella puede suponer.

El Presupuesto y la Factura

Es fundamental que consultes los precios del taller, compares precios si es preciso entre diferentes talleres y que tengas siempre en cuenta que los talleres deben tener a la vista especificado lo que cobran por la mano de obra, el horario de trabajo y un cartel donde se recojan los derechos de los clientes.

Una vez decidas dejar tu vehículo en un taller, será necesario que como cliente firmes, por duplicado, un documento que recibe el nombre de ‘Resguardo de depósito’. Este documento deberá estar firmado tanto por el taller como por ti,  el cliente, y en él quedará constancia de que has dejado tu coche para la elaboración de un presupuesto, especificándose la avería. Es primordial hacer constar en el Resguardo de Depósito los kilómetros con los que el vehículo fue entregado al taller, puesto que no es raro que en ocasiones se produzcan casos en los que el personal del establecimiento, indebidamente, utiliza el vehículo para cualquier menester sin contar previamente con el consentimiento del propietario.

Pide siempre un presupuesto por escrito antes de efectuar alguna reparación. En este presupuesto debe constar de manera clara y detallada el coste total de las piezas, la mano de obra y cualquier otra consideración o servicio que vaya a ser prestado. De esta forma, de detectarse alguna nueva avería en otras piezas o encontrar piezas rotas, el taller no podrá proceder a cambiarlas directamente sin antes consultártelo y obtener tu consentimiento para proceder a subsanar la nueva incidencia.

Según dicta la ley, existe un plazo de 48 horas para que el taller te comunique la nueva avería o pieza a sustituir desde que la hubiera detectado. Si desde el taller realizan un presupuesto para incluir este nuevo arreglo pero lo rechazas, la ley contempla la posibilidad de pagar el tiempo que los mecánicos hubieran dedicado a detectar la nueva avería.

Por último, los talleres tienen la obligación de entregar una factura escrita, que esté debidamente firmada y sellada, donde se recoja el desglose de la reparación, mano de obra, horas de trabajo y piezas sustituidas o reparadas. Además de contar en el reverso de la factura con la garantía certificada de la reparación.

Si no estás satisfecho con la reparación, consideras que el taller ha realizado un mal trabajo o el precio final te parece abusivo, deja constancia de ello explicando tus reticencias con detalle en la hoja de reclamaciones del taller, hoja que tienen la obligación de facilitar a los clientes si se les solicita. Posteriormente y una vez cumplimentada guarda una copia para enviarla a la Dirección General de Consumo de tu Comunidad Autónoma, organismo que se encargara de realizar una mediación gratuita, y en caso de infracción de la normativa de talleres, sancionaran al taller.

Garantías de las reparaciones realizadas en el taller

La normativa reguladora establece que el plazo para suministrar un recambio para un vehículo fabricado en España es de 15 días y un total de 30 para aquellos modelos que sean fueran de importación. Recuerda estar siempre alerta cuando de sustituir alguna pieza de tu vehículo se trata, deberás comprobar que lleva la marca de su fabricante, con las siglas ECE para homologaciones europeas, que estarán inmediatamente seguidas de un código de identificación y registró con números y letras.

Es importante a su vez recalcar un aspecto fundamental en estos casos, como son las garantías de las reparaciones o instalaciones efectuadas por el taller, que tendrán una vigencia de tres meses o 2.000 km recorridos -en el caso de vehículos industriales, 15 días, o 2.000 km-. Asimismo es importante que también recuerdes, que aquellas piezas que no son de desgaste tienen dos años de garantía, vigente desde la fecha de entrega del vehículo una vez reparado.

La duración de dichas garantías debe constaren la factura de manera clara y legible, además de incluirse el siguiente extracto: “La garantía se entiende total, incluyendo mano de obra, piezas sustituidas, servicio de grúa, desplazamiento de operarios e impuestos y su cumplimiento se realizará sin que quepa postergación”.

Elegir un mal taller para reparar tu vehículo puede acarrearte muchos problemas y quebraderos de cabeza innecesarios, desde Grupo Reclama sabemos que con demasiada frecuencia existen desacuerdos o disputas con los talleres por este motivo.

Contacta con nosotros si tienes algún problema de este tipo, nuestra amplia experiencia en este campo nos permitirá asesorarte eficazmente al respecto y hacer valer tus derechos frente a posibles abusos o intentos de fraude por parte de los talleres.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
Marzo 2020 mes con menos víctimas mortales en accidentes de tráfico de la historia
Accidentes de tráfico

Protocolo PAS: Así debes de actuar en caso de accidente

Mantener la calma y actuar rápidamente pueden ser determinantes a la hora de salvar la vida de una persona accidentada en carretera, pero ¿Sabías que existe un protocolo de actuación específico para ello? Es el PAS.

En Grupo Reclama hoy queremos hablarte sobre los métodos de actuación en caso de accidente, algo que todo conductor debería tener siempre muy presente.

Si eres testigo del accidente de otro conductor, no lo dudes: párate y auxíliale, su vida puede depender de ello. Este no es solo un acto solidario encaminado a salvar la vida de otra persona mientras aguardas que hagan acto de presencia los servicios de emergencia, sino que también debes tener presente que de no llevarlo a cabo, puedes estar cometiendo un delito de omisión del deber de socorro.

El protocolo PAS

Es importante que cuando se presenten este tipo de situaciones se mantenga la calma y se actué con extrema precaución, pero además existe un protocolo específico que nos servirá de guía para intervenir en el accidente, el protocolo PAS.

El protocolo PAS (Proteger, Avisar y Socorrer) establece unas sencillas pautas a seguir:

Proteger

-Lo primero que deberás hacer es estacionar tu vehículo adecuadamente en una zona que no obstaculice el paso del resto de vehículos o de los vehículos de emergencia y siempre a una distancia prudencial del accidentado.

-Procede a activar las luces de emergencia del vehículo y, si fuera de noche o te encontraras en una zona de poca visibilidad, intenta mantener lo más iluminado posible al accidentado enfocando las luces de tu vehículo hacia él o hacia la zona en la que se encuentra.

-Colócate  el chaleco reflectante y no olvides colocar correctamente los triángulos de emergencia.

-Desconecta el motor del vehículo accidentado, si este sigue encendido y evita que se fume en la zona para evitar posibles prendimientos por la pérdida de aceite o combustible del mismo.

– Avisar

-Deberás llamar al 112, identificarte e informar de todo lo sucedido, facilitando todos aquellos detalles que sean importantes: desde el número de los vehículos implicados al de personas lesionadas, y en definitiva comentando al servicio de emergencias cualquier aspecto relacionado que consideres oportuno.

-Deberás detallar tu posición lo más exactamente posible el lugar donde te encuentras, nombre de la carretera y punto kilométrico donde se ha producido el accidente.

– Socorrer

-Debes mantener la tranquilidad y transmitirle en la medida de lo posible esa calma al accidentado.

-Evita describir sus heridas o anticipar acontecimiento que pudieran alterar al accidentado. Entabla conversación con él, pregúntale como se llama y trata de mantenerlo consciente. En ningún caso intentes suministrarle agua, alimentos ni medicamentos, aunque el accidentado insista en ello.

-No trates de moverlo, podrías agravar sus heridas. En caso de que se tratara de un motorista, nunca debes quitarle el casco, es posible que su cuello pueda estar dañado o su propia cabeza y puedas causarle involuntariamente un daño irreversible. Por el contrario, si es recomendable levantar la pantalla del casco o visera para facilitarle la respiración.

-Si el herido sangra, limpia la herida con paños limpios. Si careces de un botiquín de primeros auxilios y el accidentado presenta quemaduras, aplica agua a temperatura ambiente sobre ellas para aliviarlas.

La obligación moral de auxiliar a un accidentado

En el artículo 195 del código penal, se contempla como delito la omisión del deber de socorro. Auxiliar a un accidentado por tanto, se convierte no solo en una obligación moral sino también en un deber legal:

“Quien no socorra a una persona que se halle desamparada y en peligro manifiesto y grave, cuando pudiera hacerlo sin riesgo propio ni de terceros, será castigado con la pena de multa de tres a doce meses”

“En las mismas penas incurrirá el que, impedido de prestar socorro, no demande con urgencia auxilio ajeno”

“Si la víctima lo fuera por accidente ocasionado fortuitamente por el que omitió el auxilio, la pena será de prisión de seis a 18 meses, y si el accidente se debiese a imprudencia, la de prisión de seis meses a cuatro años”

Desde Grupo Reclama queremos volver a incidir en la importancia de asistir a los accidentados en carretera, nuestro grupo está compuesto por competentes profesionales que dominan estos aspectos legales, no dude en contactar con nosotros para asesorarle sobre accidentes en carrera.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.


Accidente al estacionar ¿Qué debo saber?
Accidentes de tráfico

Accidente al estacionar ¿Qué debo saber?

Aparcar es quizás una de las maniobras más complejas al volante, no es de extrañar por tanto, que una parte significativa de accidentes se produzcan realizando esta maniobra. Desde Grupo Reclama lo sabemos, y por ello queremos dedicar la entrada de hoy a tratar los accidentes al estacionar y sobre que debemos saber, que creemos es importante que conozcas como conductor.

Si has tenido un atropello y necesitas un abogado especialista en atropellos: contacta con nosotros

Accidentes a la hora de aparcar

Hay una gran cantidad de accidentes a la hora de aparcar; estacionar un vehículo requiere con frecuencia que prestemos toda la atención posible, teniendo en cuenta además multitud de factores de manera simultánea, como al resto de coches y a los peatones.

En Grupo Reclama recibimos todos los meses multitud de casos de atropellos mientras se aparcaba, lo más común es esta situación:

“Conductor que está dando marcha atrás y en ese momento se cruza un peatón, es golpeado, cae al suelo y sufre heridas de diversa gravedad”

En un gran número de casos, cuando se procede a solicitar una indemnización por atropello, el siniestro ha tenido lugar mientras el conductor trataba de aparcar. Por fortuna a día de hoy, y con la tecnología avanzando a velocidad vertiginosa, muchos vehículos incorporan ya ayudas que facilitan la maniobra de aparcar, desde cámaras en las matrículas a sensores que producen un sonido de alerta y que se activan cuando nos aproximamos demasiado a un coche que estuviera ya estacionado. Sin embargo, no hay que confiarse y debemos actuar siempre con extrema precaución.

Podemos pensar que la mayoría de los daños que se producen al aparcar suelen ser leves pero no es así, un peatón puede sufrir un atropello mientras un vehículo da marcha atrás .

En cuanto a los daños materiales, bueno, esto es secundario pero podemos provocar daños en nuestro vehículo, en otros que se encuentran estacionados, lo cual suele suponer un problema para aquellas personas que no tengan asegurado su coche a todo riesgo o que aunque lo tuvieran, deban abonar una franquicia extra para poder reparar los daños propios o a terceros.

Por supuesto, los grandes beneficiarios de estas situaciones son sin duda alguna las compañías de seguros, puesto que en muchos casos los afectados de estos incidentes prefieren abonar por su cuenta los desperfectos o directamente no reclamar.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes: contacta con nosotros

Lesiones sufridas al aparcar

Las lesiones en un conductor no son habituales realizando esta maniobra, aunque tampoco pueden descartarse.

Lo frecuente es que se produzcan al darse un atropello, mientras tratamos de aparcar nuestro vehículo, en estos casos puede suceder que sean los mismos peatones los que puedan solicitar una indemnización por atropello.

Tratar de estacionar marcha atrás está considerado como una maniobra peligrosa, siendo el caso más frecuente en el que se suelen producir los accidentes de atropello; cuando esto sucede, es el conductor en la mayoría de ocasiones el responsable, aunque las aseguradoras pueden llegar a solicitar que el lesionado aporte algunas pruebas que culpen al conductor del vehículo implicado en el siniestro, para acreditar su responsabilidad.

Atropellos aparcando marcha atrás

Puede parecer un poco difícil de asimilar, pero en la práctica hay que considerar que un atropello debe tratarse como un accidente entre dos vehículos, donde habrá que establecer cómo tuvo lugar el siniestro y quién ha sido el responsable, además de que los afectados podrán reclamar una indemnización por accidente de coche.

Tras el atropello, será necesario que los implicados implementen un parte amistoso de accidente en el que se reconstruyan los hechos, y que deberá ser firmado por ambas partes. En caso de que un asegurado no contase con este parte, este no podría realizar una reclamación efectiva al seguro.

Aunque en un primer momento parezca que el atropello no ha tenido mayores repercusiones, es importante recordar que las lesiones pueden manifestarse hasta en las 24/48 horas posteriores al atropello. En este sentido, los latigazos cervicales son unas de las lesiones más frecuentes.

Otros accidentes relacionados

Otro de los siniestros que se dan con una mayor frecuencia, es aquel en el que un conductor sufre un accidente al salir de su aparcamiento. En este caso suele ser muy importante determinar si dicho conductor ha señalado correctamente la maniobra y con una antelación suficiente, para advertir a otros coches o peatones. Establecer de quien es la culpabilidad en estos hechos no es una tarea sencilla, y la mayoría de veces estos casos terminan en los tribunales.

En Grupo Reclama entendemos que cualquier siniestro relacionado con el aparcamiento de los vehículos suele ser complejo, por eso queremos ayudarte. Contacta con nosotros para resolver tus dudas, defender tus derechos y llegar a percibir una compensación economía justa si sufres un accidente al estacionar.

Si has tenido un atropello y necesitas un abogado especialista en atropellos: contacta con nosotros

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
La asistencia sanitaria en accidentes de tráfico
Accidentes de tráfico

La asistencia sanitaria en accidentes de tráfico

Hoy solventamos tus dudas sobre la asistencia sanitaria en accidentes de tráfico como ¿Quién debe pagar los costes? o ¿A qué centro médico debes acudir?

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

Estas son solo dos de esas muchas preguntas que nos asaltan, durante y después de producirse un accidente de tráfico, pero después de leer esta nueva entrada de Grupo Reclama conocerás todas las respuestas.

Según nuestro ordenamiento jurídico, todo ciudadano tiene derecho a una asistencia sanitaria de carácter público, gratuita y universal. Sin embargo y sin perjuicio de esta, existen actividades que requieren para su práctica la obligatoriedad de la contratación de un seguro obligatorio, por el posible riesgo que dichas actividades pueden llegar a representar para nosotros mismos y para otros.

Toda persona que haya sufrido lesiones como resultado de un accidente de tráfico tiene el derecho de recibir un adecuado tratamiento sanitario, ya sea en los centros sanitarios Públicos o bien en centros Privados. El coste de la asistencia en dichos centros no será asumido por la Seguridad Social, sino que por el contrario deberá hacerlo una entidad aseguradora o en algunos casos y bajo determinadas circunstancias el propio Consorcio de Compensación de Seguros.

Así mismo, cabe destacar que en el artículo 83 de la Ley General de Sanidad queda reconocido el derecho de las Administraciones Públicas a poder reclamar del tercero responsable, y obligado al pago, el coste de los servicios sanitarios que hubieran sido prestados en aquellos supuestos de seguros obligatorios.

Los Convenios de Asistencia Sanitaria

Dada la gran cantidad de lesionados como resultado de accidentes de tráfico que requieren de asistencia sanitaria, pronto se evidenció la necesidad de facturar la asistencia sanitaria prestada y de igual manera se hizo preciso contar con la creación de algún tipo de mecanismo, que facilitara de alguna forma todas las gestiones y reclamaciones que surgían entre los centros asistenciales y las entidades aseguradoras o el propio Consorcio de Compensación de Seguros.

Los primeros Convenios sobre la materia comenzaron a firmarse hace décadas con la intención de regular ciertos aspectos de la materia. A lo largo de los años y hasta la actualidad, dichos convenios no han dejado de corregirse, ampliarse, prorrogarse y perfeccionarse hasta llegar a alcanzar un elevado grado de efectividad y aplicación. Estos convenios contribuyen a la simplificación y agilización de todos los trámites y gestiones administrativas surgidas entre los centros asistenciales y las entidades aseguradoras o el Consorcio de Compensación de Seguros, que se hubieran adherido a dichos convenios.

De entre los muchos Convenios existentes, debemos prestar una especial atención a aquellos que afectan tanto al sector Público como al Privado de la asistencia sanitaria, cuyas versiones vigentes son revisadas con regularidad y actualizadas.

La aplicación de dichos Convenios ha evidenciado las siguientes ventajas:

– Los lesionados pueden ser atendidos sin tener que llegar a asumir el coste de la asistencia sanitaria que hubieran recibido.

– Los centros asistenciales cobran de inmediato, puesto que en los Convenios se establecen una serie de criterios objetivos para hacer efectivo el abono de su facturación.

– Las entidades aseguradoras adquieren datos fiables sobre los costes sanitarios, los cuales constituyen una parte importante de la siniestralidad.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

¿Quién está obligado a pagar según lo establecido en los Convenios de Asistencia Sanitaria?

Según los Convenios Público y Privado se determinará de forma objetiva quien está el obligado al pago, independientemente de quién haya sido el responsable causante del daño, teniendo en cuenta los siguientes supuestos:

Siniestros en que intervenga un único vehículo: Sera la entidad aseguradora o el CCS quien esté obligado al pago de las prestaciones sanitarias que precisaran las víctimas producidas en el siniestro, con la excepción del propio conductor del vehículo.

Siniestros en que participe más de un vehículo: Sera cada entidad aseguradora o el CCS quienes abonaran las prestaciones sanitarias correspondientes a las víctimas que fueran ocupantes del vehículo que hubieran asegurado y las de sus respectivos conductores.

Lesiones a terceros no usuarios de los vehículos intervinientes: Serán la entidad aseguradora o el CCS del vehículo que resultase causante material de las lesiones, quien abonara las prestaciones de asistencia sanitaria a los terceros no usuarios de los vehículos intervinientes, como por ejemplo los peatones.

Centros sanitarios a los que acudir

Tras sufrir lesiones en un accidente de tráfico, la primera opción asistencial es obviamente acudir a los servicios de Urgencias de cualquier centro sanitario Público o Privado. Si tras esta visita se hace preciso continuar el tratamiento sanitario, antes de avanzar a la siguiente etapa de nuestro circuito asistencial, deberemos atender a ciertas consideraciones dependiendo de en qué centro la vayamos a llevar a cabo:

Centro Sanitario Público: La sanidad pública, inmersa en su habitual saturación por exceso de demanda, hace que el seguimiento del correspondiente tratamiento en dicho ámbito se prolongue en el tiempo excesivamente, restando eficacia en lo referente a la recuperación rápida y correcta de las lesiones sufridas. Por todo ello quizás es más recomendable analizar otras posibilidades.

Centro Sanitario ofrecido por la compañía aseguradora: En ocasiones, es la propia compañía aseguradora del vehículo en el que viajaba el herido, o bien la del vehículo responsable del accidente, quienes pueden ofrecer la posibilidad de acudir a ciertos centros sanitarios concertados, en los que se ofrezca el correspondiente tratamiento que precise el lesionado. Evidentemente en este supuesto, el coste de la asistencia sanitaria recaerá sobre la entidad que deriva al herido a dichos centros concertados.

Centro Sanitario privado de su elección: El lesionado puede siempre manifestar su interés por seguir su tratamiento en el centro que crea oportuno. En este supuesto, hay que considerar que será el propio lesionado quien deberá hacer frente al coste del tratamiento en un primer momento, para proceder posteriormente a reclamar dicho importe a la compañía aseguradora del vehículo que fuera responsable del accidente.

Centro Sanitario adherido al Convenio de Asistencia Sanitaria Privado (UNESPA): Finalmente, también existe la posibilidad de que el lesionado elija continuar el tratamiento de sus lesiones en cualquiera de los centros sanitarios que se hayan adherido al Convenio de Asistencia Sanitaria Privado. Cuando esto sucede, es el propio centro elegido por el lesionado el que requiere la correspondiente autorización a la compañía aseguradora y procederá a facturar el coste del tratamiento efectuado en cuestión a dicha compañía, atendiendo siempre a la normativa recogida en el propio Convenio. El lesionado en este caso no deberá adelantar cantidad alguna por la prestación sanitaria recibida.

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

Desde Grupo reclama estamos a tu disposición para solventarte cualquier duda al respecto, no dudes en contactar con nosotros, somos profesionales experimentados y podremos guiarte y ayudarte durante todo el proceso sanitario tras un accidente de tráfico.

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.
muerte en accidente de tráfico
Accidentes de tráfico

Consejos para reclamar una indemnización por accidente de tráfico

Si has tenido un accidente y pretendes reclamar una indemnización  por accidente de tráfico te interesará informarte de lo que vamos a contarte. En si, puede parecernos un mundo; ¿Por dónde empiezo? ¿Hago la rehabilitación por la Seguridad Social o en una clínica privada?, si no sabes por donde comenzar, contar con profesionales que te ayuden y te guíen durante todo el proceso te resultará de gran alivio.

Si quieres aprender como poder hacer para mejorar esta situación te compartimos hoy 7 consejos para reclamar una indemnización por accidente de tráfico de la mejor manera.

Cómo reclamar indemnización por accidente de tráfico, paso a paso

Te voy a dar unas pautas que debes seguir para poder solicitar una indemnización por accidente de tráfico. Eso sí, tengo que advertirte que no es algo que se solucione de la noche a la mañana, no cobrarás nada más haber tenido el accidente; es un proceso para el que es necesario tener un poco de paciencia. Para poder reclamar una indemnización por accidente lo primero que debes hacer lo siguiente:

  1. Si hay heridos lo primero que hay que hacer es llamar a emergencias para que se hagan cargo, seguramente también venga la Policía o Guardia Civil la cual preguntará por los motivos del accidente y expedirá un atestado policial, pídele el número de atestado.
  2. Rellenar las declaraciones de parte amistoso, aunque este paso puede ser sustituido por un atestado policial, es muy importante que se llegue a un acuerdo amistoso mediante el formulario que normalmente se adjunta a tu póliza de seguros, si en un principio el culpable es otra persona, debes entonces hacer que este admita su culpa, la reconozca y firme en la casilla del parte amistoso que estáis firmando.
  3. Toda información es poca para esclarecer el caso, incluso con atestado y con parte de accidente amistoso, te aconsejo que hagas fotografías del accidente, del lugar, de la hora, datos de los testigos (nombre, datos de contacto…).
  4. Puede que en el momento no le duela nada, pero obsérvese, puede que aparezcan dolores los días posteriores al accidente,  es un caso normal, tendrá que ir al médico para que le hagan un chequeo y descarten cualquier cosa.

Si todas las personas están bien, se recomienda por precaución siempre asistir a un hospital de urgencias para descartar cualquier traumatismo interno o fractura. Este paso es importante ya que te permitirá poder reclamar una indemnización por accidente de tráfico ante el seguro. Debes realizar la evaluación o chequeo médico y recibir un informe antes de las 72 horas tras del accidente para que este sea válido.

En este momento ya tiene en su poder: Parte de accidentes de tráfico, informe de urgencias, número de atestado (si fue la policía) fotografía y datos de testigos. Ahora:

  1. Tienes que informar a tu compañía de seguros para declarar accidente de tráfico, las compañías ponen a disposición de los clientes unas plataformas para comunicarlos siniestros, vía telefónicas, email, app u oficinas. Debes hacerlo antes de que transcurran los 7 días desde el accidente; es una cosa que solemos olvidar y que resulta ser muy importante.

Puede pasar que nuestra aseguradora ya conozca del accidente porque la compañía contraria ya ha comunicado el parte contrario, una vez esclarecida la culpabilidad del accidente, procederán a arreglar los daños materiales del vehículo (si ha tenido la culpa el vehículo contrario).

  1. Los heridos tienen que ir a rehabilitación, Grupo Reclama pone a tu disposición una red de clínicas expertas en rehabilitación para víctimas de accidentes de tráfico, este es un punto súper importante ya que una buena sesión de rehabilitación puede hacer que los síntomas post accidente sean inferiores; recibirás tantas sesiones como necesites hasta tu alta médica.
  2. Una vez que te encuentre en buenas condiciones y seas alta médica, Grupo Reclama, como expertos en reclamaciones de accidentes de tráfico, procederemos con la reclamación extrajudicial, intentamos llegar a un acuerdo amistoso, calcularemos lo que te pertenece por ley, y esperaremos una oferta por parte de la compañía.
  3. Tenemos tres meses para que la compañía nos de una cifra (no suele tardar tanto, normalmente un par de semanas) con la oferta de la compañía, cotejamos los importes con nuestros cálculos y los ponemos en conocimiento del cliente; de esta manera se hace palpable el importe de la indemnización del accidente de tráfico por los daños que nos han ocurrido.

En caso de recibir una respuesta con un importe que no se corresponde nada con lo que verdaderamente le pertenece, tendríamos que abandonar la reclamación extrajudicial y presentar una demanda (no ocurre mucho aunque hay veces que si).

Se recomienda entonces siempre que las causas y daños ocasionados en el siniestro sean bien claros y definidos. Solo así, en caso de existir una oferta no aceptable por la compañía indemnizadora se puede tomar medidas contundentes al respecto.

Como ves, solo necesitas contar con la información necesaria y el asesoramiento experto en reclamaciones de accidentes de tráfico  y realizar unas acciones para conseguir la indemnización por accidente de tráfico que has sufrido.

Aunque estos son los principales pasos, tienes que contar con un abogado experto en accidentes de tráfico y por eso estamos aquí; en Grupo Reclama estamos para ayudarte y hacer valer tus derechos.

Si tienes cualquier duda, ¡contacta con nosotros!

Si has tenido un accidente y necesitas un abogado especialista en accidentes de tráfico: contacta con nosotros

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.