Accidente en el extranjero y el seguro

Desde Grupo Reclama sabemos que pueden ser muchos los motivos que llevan a los conductores a embarcarse en un viaje de largo recorrido lejos de su residencia habitual. Portugal, Francia, Andorra, Italia o Alemania son un destino frecuente en este tipo de viajes, incluso otros muchos países de la Unión Europea, como Bulgaria o Rumania, por lo que es importante que sepas cuáles son las coberturas que te ofrece tu seguro en caso de que sufras un accidente de coche en el extranjero, que será el tema que trataremos en la entrada de hoy.

Las ventajas y desventajas de viajar en coche por el extranjero

Utilizar tu propio coche para viajar por el extranjero cuenta con numerosas ventajas, entre las que se encuentran la comodidad del desplazamiento entre diferentes puntos de la geografía sin necesidad de tener que recurrir al uso del transporte masivo, como los trenes, el avión o los autobuses. Asimismo, viajar en nuestro propio coche, nos permitirá un ahorro económico considerable respecto del gasto que un desplazamiento de estas características suele acarrear, por ejemplo nos ahorraremos comprar billetes de avión, tren o autobús, e incluso el gasto que supondría alquilar un coche.

Sin embargo, debes ser consciente de que también existen importantes inconvenientes que debes tener en cuenta. Uno de esos inconvenientes será sin duda el cansancio o la fatiga de pasar muchas horas al volante en la carretera, algo que aumenta notablemente la probabilidad de sufrir un accidente.

El Seguro Obligatorio y el Convenio Multilateral de Garantía

Siempre debes prestar una especial atención al seguro que tengas contratado, leer sus condiciones y la letra pequeña antes de viajar al extranjero. El seguro obligatorio del vehículo te permitirá circular por todos los países miembros de la Unión Europea, así como por todos aquellos países que se encuentren adheridos al Convenio Multilateral de Garantía, como son: Alemania, Austria, Bélgica, Croacia, República Checa, Dinamarca, República Eslovaca, Eslovenia, España, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Suecia y Suiza.

Recuerda además, que el seguro obligatorio cubre exclusivamente la responsabilidad civil del conductor del vehículo frente a terceros, esto quiere decir, que cubrirá los daños materiales y personales que puedan ocasionarse a esos terceros, incluidos los de los acompañantes que viajaran en el vehículo responsable del accidente, eso sí, en todo el territorio del espacio europeo.

Sin embargo, puede suceder que no todas las coberturas adicionales contratadas en tu seguro tengan aplicación en caso de que sufras un accidente en el extranjero. Esto supone en la práctica que si por ejemplo sufrieras un accidente en Italia, es posible que tu seguro no cubra ni la asistencia en carretera ni las indemnizaciones correspondientes derivadas del accidente. Debes comprobar siempre que las coberturas adicionales que tienes contratadas son de aplicación en el extranjero y que efectivamente tienen vigencia en tu país de destino.

¿Qué coberturas debes tener antes de viajar al extranjero?

Ten en cuenta que las coberturas que contemple tu seguro pueden variar en función de cada compañía aseguradora, por lo que será importante que para prever contratiempos y problemas en caso de sufrir un accidente en el extranjero, compruebes si cuentas con las siguientes coberturas mínimas:

-La Asistencia Sanitaria: Será necesaria en el caso de que sufras un accidente en el extranjero y de que sufrieras lesiones de algún tipo derivadas del mismo. El tipo de asistencia sanitaria ofrecida en estos casos suele ser muy baja, debiendo hacer frente tu mismo al resto del coste de dicha asistencia.

-La Asistencia en Carretera: Será necesaria para asegurar el traslado del vehículo hasta un taller para su reparación o en caso de necesitarse un remolque para devolverlo a España. Es importante en este caso que compruebes si tu seguro contempla la reparación del vehículo fuera de las fronteras españolas, para que no acabes encontrándote ante una situación desagradable.

-Los daños propios del vehículo causados en el extranjero: Será necesaria para que en caso de accidente queden cubiertos los daños ocasionados por el propio conductor y aquellos que fueran provocados por un tercero desconocido.

La documentación del vehículo en viajes al extranjero

Si tienes pensado viajar con tu propio coche por Europa, recuerda llevar siempre contigo la documentación original del vehículo y tu permiso de conducir en vigencia, además de contar con la última tarjeta de inspección técnica del mismo vehículo y el recibo del último seguro. En algunos países de la franja europea, adicionalmente a toda la documentación enumerada, será necesario disponer también de la Carta Verde.

La Carta Verde es un documento que puedes solicitar directamente a tu propio seguro y que sirve para acreditar que el vehículo dispone del Seguro de Responsabilidad Civil Obligatorio. Esta Carta Verde también acredita que es un vehículo de uno de los países pertenecientes al Convenio Multilateral de Garantía.

Si has sufrido algún tipo de accidente en el extranjero, no lo dudes y contacta con nosotros, gana en tranquilidad poniéndote en manos de abogados expertos en la materia. Desde Grupo Reclama estamos a tu disposición para ayudarte y aconsejarte en todos los aspectos legales derivados del mismo.